miércoles, 31 de agosto de 2016

Un poble de Girona, el més corrupte d'Espanya


http://www.catalunyapress.cat/texto-diario/mostrar/488522/poble-girona-mes-corrupte-despanya
Susqueda

Susqueda, un poble de Girona, és el més corrupte d'Espanya. Oriol Ortín,bomber de professió i que es va presentar com a independent per les llistes de CiU a 2007, va accedir a l'Ajuntament com a únic regidor de l'oposició i va denunciar a la Fiscalia tota la corrupció.

Ara, ja no viu a la localitat per tot tipus de cooacciones i la resta de veïns està dividit entre els que donen suport al seu Ajuntament (ERC) i els que no. Els uns i els altres no parlen quan es creuen pel poble i hi va haver un moment en què, de 76 habitants censats, 15 estaven imputats.

Però la corrupció no és l'única peculiaritat del poble. El 1986, el nucli de la població va quedar submergit amb la inauguració de la presa del pantà amb el mateix nom. Així, els habitants van quedar separats en tres nuclis de cases, separats. D'un nucli a l'altre es necessita més d'una hora en cotxe per sinuoses i costeruts carreteres de muntanya. La densitat de població és de menys de dos habitants per quilòmetre quadrat.

Ara bé, gràcies al pantà, les arques del consistori gaudeixen de bona salut tot i que, com han denunciat alguns veïns a L'Español, no tots perceben els seus beneficis. "Això sembla l'edat mitjana", explica Estefanía Bustamante, una veïna de 38 anys que porta ja 16 en al municipi.

UN REGIDOR DE CIU VA DEIXAR AL DESCOBERT LA CORRUPCIÓ

Oriol Ortín ha parlat amb L'Español i ha explicat que quan es van aprovar els primers pressupostos quan ell va entrar a formar part de l'oposició -2007- ja va veure coses rares. Va seguir qüestionant moltes de les decisions però no va ser fins 2009 quan va presentar la seva primera denúncia.

Finalment, Anticorrupció va posar el focus en el petit poble de Susqueda i es van obrir nou peces separades a Santa Coloma de Farners. Els Mossos van registrar diverses vegades el consistori i es va imputar a l'alcalde, Joan Mercader; a la primera tinent d'alcalde, Eva Viñolas; ia 14 persones més entre secretaris, exregidors i familiars de l'equip de Govern.

Es va apreciar delictes de prevaricació, tràfic d'influències i abús en l'exercici de les seves funcions, entre d'altres. Algunes causes estan sobresegudes però la majoria continuen obertes i la cúpula municipal encara està imputada.

"COMENÇAR A FER-ME LA VIDA IMPOSSIBLE"

"Van començar a fer-me la vida impossible al veure que no era dels seus", explica Ortín a El Espanyol. El regidor afirma que va haver d'abandonar el poble per les coaccions i amenaces rebudes.

Punxar les rodes, notes sota de la porta i fins i tot una envestida amb un tractor pel carrer han estat i són algunes de les amenaces amb les que Ortín ha de viure, fins i tot havent-se mudat de poble.

Tot i això, Ortín, juntament amb un pequño grup de veïns, ha continuat la seva croada contra el consistori i assegura que s'ha gastat de la seva butxaca 20 o 30.000 euros per aconseguir que condemnin als presumptes corruptes.

TOT QUEDA EN FAMILIA

Tot queda en família a Susqueda. La secretària administrativa és la cunyada de l'alcalde, que al seu torn és fill de l'anterior regidor, que va governar el municipi durant dècades. El marit de la tinent d'alcalde, Joan Muntada, va ocupar aquest càrrec fa dues legislatures i tres dels seus ties apareixen en una de les peces del cas com a possibles beneficiàries d'un delicte de tràfic d'influències.

El tercer regidor de l'Ajuntament és primer d'Ángel Colom, exdiputat i fins fa poc membre del Consell Nacional de CDC. Muntada -el exregidor i marit de la tinent d'alcalde que va envestir Ortín amb el seu tractor- és cosí de la excomisionada de Transparència de la Generalitat, Núria Bassols. Bassols és exmagistrada del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya i va ser nomenada en el càrrec per Artur Mas. El seu marit va ser detingut pel presumpte finançament il·legal de CDC.

Per Ortín, aquests parentius li han portat problemes i pressions per part de CDC i creu que és el motiu pel qual la corrupció de Susqueda no ha aparegut a la televisió pública catalana.

Espanya és el país europeu amb més persones desaparegudes en fosses comunes

http://www.catalunyapress.cat/texto-diario/mostrar/489106/espanya-pais-europeu-amb-mes-persones-desaparegudes-fosses-comunes

DaDesaparecidos2016

El dia 30 d'agost se celebra el Dia Internacional dels Desapareguts. I Espanya, per desgràcia, bat rècords en aquesta matèria ja que és el primer país d'Europa en nombre de fosses comunes amb persones desaparegudes. En concret, encara hi ha 114.226 víctimes de la repressió franquista no localitzades.

Aquest dimarts es denuncien aquelles desaparicions forçades que han estat una forma de repressió en nombrosos països del món. Per a l'Alt Comissionat per als Drets Humans de l'ONU una desaparició forçada és aquella que "es arresti, atureu o traslladi contra la seva voluntat a les persones, o que aquestes resultin privades de la seva llibertat d'alguna altra manera per agents governamentals".

En aquest sentit, des de l'Associació per a la Recuperació de la Memòria Històrica (ARMH) denuncien que l'Estat espanyol ha incomplert des de fa anys les seves obligacions en la recerca de les persones desaparegudes per la repressió franquista, que actualment són, com a mínim, 114.226 persones .

A més, Espanya és el primer país d'Europa en nombre de fosses comune s i el segon del món, per darrere de Cambodja. Com han indicat en un comunicat l'ARMH, "aquesta realitat contrasta enormement amb la passivitat dels diferents governs que ha tingut Espanya des de la mort del dictador Francisco Franco fins avui dia".

I és més, tant el Grup de Treball contra la Desaparició Forçada i Involuntària com el Relator Especial per a la Veritat, la Justícia i la Reparació de l'ONU han assenyalat els greus incompliments de l'Estat espanyol en matèria de drets humans, els seus deures cap a les víctimes de la dictadura i la seva greu discriminació quan atén les víctimes del terrorisme i desatén a les del franquisme.

Per això, l'ARMH porta gairebé 16 anys buscant desapareguts i ajudant a centenars de famílies a trobar-los. I amb motiu del Dia Internacional celebrarà un acte a Ponferrada (Lleó), municipi en el qual es troba el major arxiu sobre desaparicions d'Espanya i el laboratori en el qual es duen a terme els estudis dels cossos exhumats en les fosses.

A l'acte hi participaran músics, poetes, familiars de desapareguts i membres de l'ARMH, que portaran a terme una denúncia pública del mal tracte que les institucions espanyoles donen a les famílies dels desapareguts del franquisme i d'agraïment als centenars de voluntaris de més de 200 països que han ajudat a buscar a centenars de desapareguts en aquests anys.

El Guggenheim dejará en la calle a los trabajadores que hicieron huelga en agosto

Publicado: 30.08.2016 21:07 |Actualizado: Hace 6 horas


Tras varias jornadas de protestas contra la precariedad laboral, el museo comunica a sus orientadores y educadores que no renovará el contrato con la empresa Manpower, encargada de prestar este servicio. En su lugar contratará de manera directa a tres empleados, que sustituirán al grupo de 18 subcontratados.

http://www.publico.es/culturas/guggenheim-dejara-calle-trabajadores-hicieron.html
Protesta de los educadores del museo Guggenheim de Bilbao. EiTB

BILBAO.- Da igual que sea verano o invierno. Con lluvia o con sol, el Museo Guggenheim es el plato fuerte del sector turístico en Euskadi. No en vano, Bilbao se ha convertido en sinónimo de este afamado centro del arte. Lo que muchos ni siquiera imaginan es que los 18 orientadores y educadores que atienden cada año a miles de personas se encuentran en una situación de absoluta precariedad. El 30 de septiembre, todos ellos —subcontratados a través de la Empresa de Trabajo Temporal (ETT) Manpower— se quedarán en la calle. Según acaba de anunciarles la dirección, sus lugares serán ocupados por apenas tres trabajadores.
“La entrada al museo vale 16 euros. Nosotras ni con tres horas de trabajo podríamos pagar esa entrada”, sintetiza Maialen Gallego-Careaga, una de las educadoras que en otoño perderá su empleo. Tanto ella como el resto de sus compañeros pretendían conseguir mejoras de salario —el sueldo base es de 5,35 euros la hora—, además de reclamar que los festivos y fines de semana trabajados fuesen reconocidos como tales. También buscaban la subrogación de sus puestos de trabajo de cara a futuras licitaciones, lo que les garantizaría su continuidad.
“La entrada al museo vale 16 euros. Nosotras ni con tres horas de trabajo podríamos pagar esa entrada”
Los reclamos fueron expuestos ante la dirección del museo, regido por un patronato que integran, entre otros, la Diputación de Bizkaia y el Gobierno Vasco. Ante la falta de soluciones, la plantilla de orientadores y educadores convocó ocho jornadas de huelga durante el mes de agosto, acompañadas por movilizaciones en el exterior del edificio. En cada una de esas protestas, los trabajadores enseñaron una pancarta con la firma del sindicato LAB en el que se podía leer la palabra “precariedad” escrita en inglés. Los destinatarios, además de sus jefes, eran los miles de turistas que, al igual que cada agosto, visitaban el Guggenheim.

La respuesta de los responsables del museo llegó esta semana. “El martes por la mañana nos llamó el representante de LAB para decirnos que teníamos una reunión a las 13.00 —relata Gallego-Careaga—. El encuentro duró unos escasos diez minutos, suficientes para decirnos que ya no habrá más licitaciones, que no se subcontratará el servicio y que se contratará a tres personas por medio de un selector de personal, Campo Otxandiano, con el que el museo lleva muchos años trabajando”.
Durante la reunión, algunos de los presentes preguntaron si podrían optar a ese proceso de selección. La respuesta les dejó atónitos. “Nos dijeron que ese proceso ya estaba cerrado”, señala esta trabajadora, quien asegura que el Guggenheim lleva sin abrir bolsas de trabajo desde 2011. “Ahora quieren maquillarlo y hacerlo ver como una mejora, pero lo cierto es que el día 30 de septiembre nos vamos todos a la calle”, denuncia. 

Se van 18, entran tres

Mientras tanto, desde la dirección del Guggenheim prefirieron no hacer comentarios. Al ser consultados por Público, desde el área de Prensa se ciñeron al comunicado que habían difundido a través de su página web. Allí se subraya que el museo “asumirá internamente en el próximo curso 2016-2017 los servicios de educadores y orientadores que viene prestando la empresa Manpower Group Solutions mediante la contratación de tres personas a tiempo completo para el desarrollo de dichos servicios”. “Además, (el museo) contará con la colaboración de otros profesionales para la realización de las actividades que requieren una mayor especialización”, asegura.
Vista del Museo Guggenheim Bilbao.
Para justificar la drástica reducción de su plantilla de orientadores y educadores —que pasarán de 18 a tres—, la responsable de Recursos Humanos, Garbiñe Urrutikoetxea, asegura en la nota que habrá una “reestructuración de la programación educativa”.

Además, sostiene que “ninguna de las personas que vienen prestando estos servicios a través de la empresa Manpower, que en general compatibilizan su labor en el Guggenheim con trabajos en otras entidades, tienen una dedicación en el museo superior al 42% de la jornada anual, y la mitad de ellas tiene una dedicación inferior al 25% de la jornada anual”. “La dedicación media de todo el grupo de educadores de Manpower en el último curso escolar —puntualizó Urrutikoetxea— se sitúa en torno al 17%”.

“No nos dan ni los catálogos”

Estos argumentos irritaron aún más a los trabajadores afectados por la denominada “reestructuración” que desde el próximo lunes realizarán una huelga indefinida en defensa de sus puestos de trabajo. “Durante el curso escolar estábamos nueve personas trabajando por la mañana, tres en labores de orientación en sala y seis atendiendo a grupos escolares —indica Gallego-Careaga—. Por lo tanto, con tres personas va a ser imposible cubrir el mismo trabajo”. Según datos del propio Guggenheim, 29.982 escolares participaron en distintos programas presenciales durante 2015. Además, 107.594 personas requirieron la asistencia de los orientadores de salas.

En contraste con esas cifras, los orientadores y educadores del museo aseguran que se ven obligados a realizar su trabajo en condiciones precarias. “Ni siquiera nos proporcionan los catálogos de las exposiciones: nos dicen que los compremos”, destaca la educadora consultada por este periódico. “Sólo nos dan el texto que se difunde con la audioguía, por lo que tenemos la misma información que un visitante, así que nos vemos obligadas a estudiar y buscar información por nuestra cuenta”, subraya. 

Con retraso

En medio de esta polémica, los grupos municipales de EH Bildu, Udalberri y Goazen Bilbao han instado al alcalde de esta localidad, el peneuvista Juan Mari Aburto —quien forma parte del Comité Ejecutivo del museo— a tomar cartas en el asunto. Lo solicitaron el pasado 10 de agosto, cuando aún había cierto margen para negociar.

Sin embargo, la respuesta del alcalde no llegará hasta el próximo 9 de septiembre, día en el que acudirá al pleno del ayuntamiento. En ese contexto, Público intentó conocer la opinión de Aburto sobre este tema. La respuesta fue breve y sencilla: no hará ninguna valoración hasta después de ese pleno. Para entonces, los 18 trabajadores ya estarán en la calle. 

Colombia, paradojas de la paz

Publicado en: 31 agosto, 2016


Por León Moraria     http://kaosenlared.net/colombia-paradojas-de-la-paz/
Resulta inaudito todo comentario en contra de la paz. Y más aún, la campaña de los medios televisivos colombianos y CÑÑ que rebuscan en los artículos del Acuerdo firmado en La Habana, argumentos para rechazarlo. Y como no los encuentran, los inventan o tergiversan. Si el deseo fundamental es la paz, la labor mediática debería […]
acuerdo-final-paz-700x350
Resulta inaudito todo comentario en contra de la paz. Y más aún, la campaña de los medios televisivos colombianos y CÑÑ que rebuscan en los artículos del Acuerdo firmado en La Habana, argumentos para rechazarlo. Y como no los encuentran, los inventan o tergiversan. Si el deseo fundamental es la paz, la labor mediática debería exaltar y divulgar lo positivo. En atención a esta incongruencia, surgen las paradojas. Veamos:
Paradoja Nº 1.- El derecho a la rebelión ante la violación de los derechos humanos por parte del Estado, está contemplado en la Constitución Nacional, en el Acuerdo de Ginebra y en Resoluciones de las Naciones Unidas. Las guerrillas en Colombia bajo cualquier denominación (Guerrillas liberales, FARC, ELN, EPL y otros) han hecho uso de ese derecho. Los gobiernos habidos en los últimos 60 años, al firmar acuerdos o intentar conversaciones de paz, de manera automática han reconocido el derecho a la rebelión y la beligerancia de los frentes guerrilleros.
Paradoja Nº 2- El lenguaje del presidente Santos y en general de los voceros del gobierno, se refiere aldelito de rebelión. Si la rebelión es un derecho constitucional y además reconocido por acuerdos internacionales ¿Debe ser tipificado: como delito o como derecho?
Paradoja Nº3.- Los voceros del gobierno, el Alto Mando Militar, los medios de comunicación colombianos, al referirse a la guerrilla utilizan lenguaje denigrante, envilecedor: “bandidos”, “bandoleros”, “criminales”, “asesinos”, “narcotraficantes”. De ser lo que se dice ¿Por qué el Gobierno, el Congreso, los países garantes, la ONU, el gobierno de Estados Unidos, el Parlamento europeo, se sientan a conversar de paz, de reforma agraria, de derechos humanos, de democracia, de desarrollo económico y social, con “bandidos y delincuentes”? Durante 50 años las derrotas infringidas a las campañas militares de exterminio, demuestran la gran capacidad militar de los comandantes guerrilleros. La organización social y gobierno de las zonas guerrilleras, demuestran capacidad administrativa. Y las conversaciones de paz con los gobiernos habidos, de manera especial los “Diálogos de La Habana”, han demostrado capacidad intelectual. Al ser la guerrilla el interlocutor en tan importante y trascendental dialogo, merece el mismo trato respetuoso que le brindan al Gobierno y demás interlocutores.
Paradoja Nº 4.– El campesino que hace 60 años vivía tranquilo en regiones rurales de Colombia (Chaparral, Marquetalia, Rio Chiquito, El Pato), participaba en paz de las luchas agraristas propiciadas por gobiernos liberales. Con el retorno del conservadurismo/católico al gobierno (1946), comienza la acción policial contra las zonas campesinas. Para salvar la vida, el campesino se ve obligado a empuñar la vieja escopeta de pistón que cuelga en la pared del rancho. En la medida que el gobierno aumentaba la represión, crecía la defensa campesina. Así comenzó la guerra que ya cumple 60 años. A ese campesino pacífico que empuñó la escopeta, se le unieron otros, se constituyeron en fuerza guerrillera armada y aprendieron el arte militar de la guerrilla. Todo guerrillero es víctima de la guerra infame impuesta por el Estado. Para salvarse de las masacres dirigidas por el ejército, la policía y bandas criminales (chulavitas o paramilitares), tuvo que abandonar el cultivo del predio rústico, el rancho, la familia y toda querencia. ¡Se convirtieron en víctimas! No son los campesinos los que comienzan las guerras, es el Estado al desconocer los derechos humanos de las mayorías nacionales. El guerrillero no es victimario ¡es víctima! La defensa de la vida no es delito, es elemental derecho natural. La violencia la genera el Estado y no quien se defiende de esa violencia. La obligación constitucional del Estado es la paz.
Paradoja Nº 5. Los guerreristas y enemigos del Acuerdo de Paz, nunca denigraron de los cientos de miles de dólares destinados a la guerra por el Estado, con las terribles secuelas de campañas militares, bombardeos, toma de zonas campesinas, masacres, desaparecidos, desplazados. Miles de millones de dólares, durante 60 años han sido destinados a la guerra. De haber sido destinados a la solución de los graves problemas sociales: pobreza, desnutrición, educación, fuentes de trabajo, desarrollo de las zonas rurales donde habitan los campesinos víctimas de la violencia del Estado, hubieran servido para poner fin a la guerra sin necesidad –según sus detractores – del controversial Acuerdo de Paz.
 
Paradoja Nº 6. Inaudito que la paz tenga oposición. Todo tránsito hacia la paz debe ser bien recibido. Son las vidas que se salvan de la guerra lo que debe privar y no la Constitución y sus leyes. ¿Qué defensa de la Constitución pueden alegar quienes han violado una de sus normas fundamentales: el derecho a la vida? Hay quienes proclaman – “¡Qué siga la guerra con tal y no se viole la Constitución y el Derecho Internacional!” ¡Farsantes! ¿Acaso la guerra no es la más flagrante violación del pacto social establecido en la Constitución y el Derecho Internacional?
Paradoja Nº 7 Durante los cuatro años de conversaciones en La Habana, el gobierno no tuvo el más mínimo gesto hacia la paz. Todas las luchas sociales habidas en esos años (campesinas, población indígena y negra, transportistas, sindicales, estudiantiles, etc.) fueron reprimidas con inusitada violencia por el gobierno de Santos. Cabe destacar la terrible represión militar y policial en el Catatumbo. Frente a esas luchas sociales el gobierno de Santos tuvo la oportunidad de demostrar que su discurso de paz, ¡Es veraz! ¡No es falso! ¿Por qué? Porque en esas luchas sociales están presentes las causas de la guerra. Mientras no haya respuesta efectiva a esas demandas sociales, la paz es un eufemismo para conservar privilegios de la oligarquía, la jerarquía católica, los latifundistas y el imperialismo.
 
Paradoja Nº 8. ¿Qué garantía de cumplimiento del Acuerdo de Paz pueden brindar las Naciones Unidas? ¿Quién puede pensar que en Colombia su gestión va a ser diferente a la demostrada durante años en el incumplimiento de la formación del Estado Palestino y delimitación de la frontera de Israel a la existente para 1949? ¿Qué actitud han tenido las Naciones Unidas ante las masacres de Gaza, la invasión y destrucción de Yugoslavia, la invasión y destrucción de Afganistán, Irak, Libia, Siria, Somalia, Líbano, y países africanos víctimas de las transnacionales que saquen sus recursos naturales? ¿Qué ha ocurrido en Haití por la presencia de la ONU y sus cascos azules? ¿Y qué decir del colonialismo inglés en las Malvinas? ¿Con esta trayectoria de fracasos, la ONU está en capacidad para asumir el compromiso de cumplimiento del Acuerdo de Paz por parte del Estado colombiano?
Paradoja Nº 9. Toda guerra se libra entre dos bandos. Parece que en Colombia según el enfoque mediático, sólo hay el bando “criminal” de las FARC. En un informe elaborado por la ONU se determina que el Estado colombiano es el protagonista del 80% de la violencia, la cual es  ejecutada por el ejército, policía y paramilitares. El territorio colombiano está sembrado de fosas comunes: las más grandes del mundo. Sólo en los aledaños de la base militar, La Macarena, detectaron 2.400 cadáveres S/N. ¿Y qué decir de los “falsos positivos”? El poderío militar lo tiene el Estado, su ejército y las 9 bases militares gringas. Si la ONU le atribuye a la guerrilla el 20% de la violencia – inevitable en toda guerra – ¿Quiénes son las víctimas y quienes los victimarios del pueblo colombiano?
Paradoja Nº 10.- Se dice que las FARC están formadas por 20 mil guerrilleros entre combatientes y milicias. Se dice que el 40% de los guerrilleros son mujeres. También se dice que en la guerrilla hay 11 mil menores de edad que participan de la guerra. ¿Se puede deducir que durante años, el ejército de 500 mil hombres y 9 bases militares gringas han sido derrotados por mujeres guerrilleras y jóvenes menores de edad? ¿Ese enfrentamiento qué le deja a los militares? ¡Gloria o vergüenza!
Paradoja Nº 11. Se habla hasta el cansancio de la milmillonaria riqueza de las FARC, sus inmensos latifundios, rebaños de ganado, explotación de minerales. El presiente Santos declara que durante años, en toda la banca internacional y en toda Colombia se han buscado esos dineros y no se ha encontrado ni un dólar de la guerrilla.
Paradoja Nº 12. Se dice que la guerrilla es un cuerpo armado desconectado de la población campesina y de las mayorías nacionales que habitan en las ciudades. Principio elemental de una guerrilla: tener base social, sin la cual es imposible subsistir. Si como dicen los mandos militares y el gobierno, la guerrilla no tiene respaldo ¿Cómo ha podido sobrevivir durante 60 años? ¿Quién las provee de los insumos (víveres, medicinas, uniformes, armas, municiones)? ¿Quién realiza el transporta cotidiano de tal volumen de insumos para atender a por lo menos 10 mil combatientes, que están en eso ¡combatiendo! Si en las zonas campesinas la guerrilla no tiene base social ¿Por qué las masacres perpetradas por el ejército, policías y paramilitares para amedrentar a la población campesina y provocar su desplazamiento interno o hacia países vecinos? En Venezuela hay 5 millones de desplazados.
Paradoja Nº 13. La pregunta en el ambiente ¿Van a cumplir las FARC los acuerdos de paz? La pregunta debe ser ¿Va a cumplir el gobierno los acuerdos de paz? En este sentido el Estado colombiano tiene larga historia. Desde siempre ha demostrado no tener vocación para el diálogo ni mucho menos para cumplir lo pactado. Esa herencia le viene de la Rebelión Comunera del Socorro; el asesinato de Sucre y destierro de Bolívar; el asesinato de Rafael Uribe Uribe, Gaitán, Guadalupe y comandantes de las guerrillas liberales; activistas de la Unión Patriótica; para nombrar algunos de los muchos acuerdos violados por el Estado colombiano. Más recientes: los acuerdos por los paros agrarios, reivindicaciones laborales, mingas indígenas, luchas estudiantiles, paro de transporte. ¡Es un Estado falaz!
Paradoja Nº 14. ¿Puede hablar de paz el Estado que permite en el territorio colombiano la presenciailegal de 9 bases militares? Ilegal por cuanto no cuenta con la aprobación del Congreso y porque así lo sentenció la Corte Suprema de Justicia. ¿De cuál soberanía y democracia puede hablar el Alto Mando Militar si participan de la colonización de Colombia al permitir la presencia de un ejército extranjero en su territorio? ¿Cómo y cuándo el pueblo colombiano se va a liberar de ese colonialismo? ¿Vendrá la guerra por la liberación nacional? Ante el avasallante poder militar del imperialismo, el único camino que han encontrado los pueblos es el terrorismo. El terrorismo es la expresión de odio de los pueblos contra sus opresores, contra la servidumbre moderna, contra la pobreza. No apoyamos el terrorismo, denunciamos su causa. Durante 1000 años se han realizado Las Cruzadas de Occidente contra el Medio Oriente. Son mil años de odio acumulado, contra el Papado
y contra el colonialismo, guerras de conquista, opresión y explotación de la vieja Europa.
Paradoja Nº 15. Se hacen encuestas mediáticas (TV, radio, prensa escrita), en Bogotá, Cali, Medellín. El resultado de esas encuestas telefónicas da 80% en contra del Acuerdo de Paz y 20% a favor. ¿Qué saben de la guerra los habitantes de las ciudades? Durante décadas han vivido indiferentes ante el conflicto armado. Los ejércitos de ambos bandos están formados por campesinos, no por citadinos que buscan mil formas para eludir el servicio militar. Además, la guerra se libra en las zonas rurales ¿Han padecido acaso los habitantes de las ciudades las terribles secuelas de la guerra? No sólo no las han padecido, han vivido de la guerra. Los miles de millones de dólares que la financian, circulan en las ciudades.
 
Paradoja Nº 16.- No es la verdad ni el perdón ni la impunidad – como se quiere hacer ver – lo que va a consolidar la paz estable y definitiva. Atraer la atención sobre estos subjetivismos, es pretender ocultar el verdadero objetivo de la paz, sólo posible, si se eliminan las causas de la guerra: tierra para los campesinos, derechos humanos para las mayorías nacionales, salud, educación, trabajo estable, participación cívica (democracia), en una palabra: justicia social.
Agosto 26 del 2016

“Europa canalla, abre las murallas” o cómo la Unión Europea trata de compatibilizar lo incompatible


Jokin Alberdi Bidaguren
Lunes 29 de agosto de 2016   http://omal.info/spip.php?article7934
Imprimir
Enregistrer au format PDF

Los Estados miembro e instituciones de la UE han ratificado en 2015 los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Nueva York y la financiación del desarrollo de Addis Abeba, comprometiéndose a cumplir con la nueva Agenda 2030 y la necesidad de “ir más allá de la AOD”, para lo que afirman que van a tratar de ayudar a reorientar los ingresos nacionales, las inversiones extranjeras y los flujos financieros internacionales a estos nuevos objetivos de lucha contra la pobreza y el desarrollo sostenible. Europa se compromete con esta revisión parcial de las propuestas de desarrollo mundial para los próximos 15 años, y trata de compatibilizarla con su agenda neoliberal capitalista, que sigue otorgando poder económico y jurídico a las empresas transnacionales [1], y que es profundamente insolidaria con el bienestar y desarrollo de los países del Sur. Algo no casa.
Esta Agenda 2030 no es suficiente, ya que no se centra en el combate de las desigualdades, y porque la agenda económica, comercial y financiera está en contradicción con los ODM/ODS. La redefinición de la gobernanza global sigue apostando por las alianzas público-privadas y las grandes empresas transnacionales, lo cual imposibilita avanzar en el desarrollo y los derechos humanos de los países empobrecidos. La solidaridad entre los Estados miembros y con los terceros países está en horas bajas, y el proyecto político de la UE está cuestionado desde diferentes sectores. La propia ciudadanía no siente la Unión como algo propio.
La insuficiente revisión del Desarrollo y de la coherencia de políticas de la UE
Desde el Tratado de Lisboa en 2009, se han revisado determinados aspectos relacionados con la acción exterior de la UE. Muchos ámbitos de la acción europea que afectan a los países socios como son la cooperación al desarrollo, la acción humanitaria, las migraciones y el asilo, la agricultura y la pesca, el medioambiente, el cambio climático y la energía, etc., van europeizándose poco a poco, a la vez que se trata de articular una coherencia de políticas para el desarrollo. La acción exterior más que contribuir a una visión alternativa al desarrollo hegemónico, se limita a que las acciones de la UE se visibilicen más por los principales organismos de desarrollo y financieros internacionales.
El consenso europeo de 2005 que alineó los objetivos de desarrollo con la agenda de los ODM, el programa para el Cambio que revisaba esta estrategia política, y el papel que la Unión ha jugado en la agenda global del desarrollo post2015 no parece que vayan a profundizar en un compromiso por un mundo más justo. El enfoque de lucha contra la pobreza adoptado no cuestiona el actual modelo de construcción europea, y sigue apostando por un modelo de globalización y desarrollo que no modifica los objetivos de crecimiento. Además, el compromiso con la coherencia de políticas tampoco parece ser muy compatible con el proyecto de integración económica y el plan europeo de inversiones de la Comisión Juncker.
La Coherencia de Políticas para el Desarrollo (CPD), no es algo nuevo para la UE. Estaba ya en el Tratado de Maastricht (1992), y el Tratado de Lisboa (2009) ha reforzado la idea que la Unión debe tener en cuenta los objetivos de las políticas europeas que pudieran afectar a los países en desarrollo. Paulatinamente, diferentes aspectos de la CPD se han ido incorporando en la agenda de la UE. La condicionalidad política y las cláusulas democráticas y de derechos humanos se incluyen en los distintos acuerdos económicos y de cooperación con terceros países. Los compromisos de la OCDE para que sus miembros incorporaran la CPD en su acción exterior se ha trasladado al ámbito de la UE. En la actualidad, la Unión tiene un programa de trabajo y un sistema de evaluación que, a través de informes bianuales, evalúa la coherencia de sus políticas comerciales, financieras, medioambientales, agrícolas, migratorias, securitarias, construcción de paz, y promoción de la democracia y los derechos humanos, con las políticas de desarrollo hacia sus países socios.
En los últimos informes de 2013 y 2015, la Comisión Europea ha destacado las mejoras en la organización institucional de la UE en torno a la CPD y, aún reconociendo que queda camino por recorrer, su valoración es positiva respecto a la coherencia de las políticas señaladas y el desarrollo de sus países socios. Sin embargo, informes críticos encargados por la propia UE, y sobre todo movimientos sociales de distinta índole en alianza con ONG, sindicatos y otros agentes sociales y universitarios, dejan al descubierto los gravosos efectos de estas incoherencias.
Las políticas restrictivas de migración y asilo, y los obstáculos y las actitudes que están tomando los Estados miembro ante la crisis humanitaria de las personas refugiadas de estos últimos dos años son una muestra de ello. La UE tiene infinidad de iniciativas e instrumentos en materia de prevención de conflictos, sistemas de alerta temprana, análisis de conflicto, y ayudas para la promoción de la democracia. Sin embargo, nuestras autoridades siguen sosteniendo a Gobiernos ilegítimos que violan los derechos humanos, siguen apoyando los intereses estratégicos de las empresas transnacionales que aspiran a controlar los recursos de los países empobrecidos, y continúan comerciando con armas con las partes enfrentadas en los conflictos desde donde huyen las personas que buscan asilo.
Lo mismo sucede en el ámbito de la política agrícola y de la seguridad alimentaria y sus efectos en los países del Sur. La sobreproducción y consumo de alimentos en la UE, el acaparamiento de tierras por parte de las grandes empresas europeas, la destrucción de la agricultura campesina a favor del agronegocio, el fin de las preferencias comerciales a los productos agrícolas de los países socios, agudizan la pobreza, el hambre y la destrucción ambiental. Las últimas reformas de la Política Agrícola Común (PAC) han seguido las directrices neoliberales y han desoído las recomendaciones de de la OCDE y la FAO que sugerían determinados cambios para evitar peores consecuencias de este injusto sistema alimentario mundial. La PAC sigue plegándose a los intereses de los grupos de presión de las corporaciones agrícolas y del alimento. Los acuerdos de “liberalización” del comercio agrícola, la transformación de los alimentos en mercancías financieras, y la subvención indirecta a los productos agrícolas europeos no concuerda ni con los ODS, ni con las medidas y acciones que se proponen en esta nueva agenda. De forma algo más detallada, a continuación se presentan las incompatibilidades de las políticas de libre mercado, de ajuste estructural y de “regionalismo abierto” con el desarrollo de los países socios de la UE.
EPA, TTIP, TISA, Green goods, AfT… o cómo cambiar todo para que nada cambie
La materialización del mercado único europeo, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) y la creación de la OMC en la década de los 90 han supuesto un impulso a la liberalización mundial de mercancías y servicios, salvo para los productos agrícolas y la propiedad intelectual. En este contexto, la UE decidió replantear el modelo de relaciones comerciales y de cooperación con sus países socios ACP y de otras regiones, proponiendo el tránsito del modelo de preferencias comerciales de los acuerdos de Lomé, hacia el Acuerdo de Cotonou (2000-2020) que propone la reciprocidad de las relaciones económicas y comerciales, a la vez que trata de mantener el acceso privilegiado europeo a las materias primas de estos países.
Paralelamente, la exigencia por parte del movimiento anti-globalización y algunos países perjudicados para la retirada de subsidios a los productos europeos y norteamericanos que invadían los mercados del Sur, consiguió ralentizar las negociaciones de las cumbres ministeriales de la OMC, y provocó que la UE se comprometiera con la eliminación de subsidios a las exportaciones agrícolas para el 2013. Para compensar, la UE se ha inventado un sistema de ayudas indirectas en la PAC, que continúa favoreciendo a las grandes empresas y cadenas de distribución. Se buscan nuevas fórmulas de acuerdo con sus socios (EPA con los ACP, AdA con los latinoamericanos y FTA con los asiáticos), aunque la gran mayoría prefieren seguir negociando la prolongación de los regímenes comerciales del pasado.
Esta generación de acuerdos es presentada a sus socios como una oportunidad para la construcción de mercados regionales e integración en la economía mundial, y como una nueva oportunidad para fortalecer los vínculos entre el comercio, las inversiones y la AOD europea. En realidad, con estos nuevos partenariados, la UE lo que pretende es seguir protegiendo sus productos agrícolas y sus derechos de propiedad intelectual que habían quedado fuera de la ronda de negociaciones de la OMC.
Este nuevo “regionalismo abierto” y la estrategia de crecimiento “Europa 2020” son incoherentes con las otras políticas de desarrollo y acción exterior que la Unión trata de impulsar para sus socios en el mundo y son parte de las claves de la competitividad de las empresas europeas. Mientras unos sectores están convencidos de que este modelo facilitará la integración de los países menos desarrollados en la economía internacional, desde otros ámbitos afirmamos que este modelo de relaciones comerciales e inversiones conduce a una creciente desigualdad e insolidaridad. Los EPA, AdA… y el futuro Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido como el TTIP por sus siglas en inglés) van a contribuir a perpetuar unas relaciones privilegiadas en términos de comercio e inversiones para las grandes corporaciones mundiales que operan desde la UE. Los países empobrecidos se ven obligados a subordinar y re-primarizar sus economías, sin conseguir aumentar sus ingresos fiscales, por lo que las condiciones de vida de sus poblaciones seguirán deteriorándose [2].
Esta nueva estrategia comercial e inversora de la UE se refuerza con otras modalidades de acuerdos e instrumentos de ayuda. Entre ellas destacan los TiSA o negociaciones con más de una veintena de miembros de la OMC para conseguir acuerdos sobre el comercio de servicios, o los Green Goods, acuerdos en materia medioambiental que se están negociando con más de una docena de países. Además, en la medida que la no reciprocidad en las relaciones comerciales se va limitando, las Ayudas para el Comercio (AfT) se han ido incrementando, convirtiéndose en una de las principales armas de la Unión en las renegociaciones comerciales. Una tercera parte de la AOD (aproximadamente unos 12.000 millones de euros) se dedica a apoyar las necesidades específicas del comercio y de la integración económica de los países socios. Un claro ejemplo de cómo buena parte de la AOD está supeditada a la estrategia de libre comercio, y no tanto al desarrollo humano y la agenda de la lucha contra la pobreza.
Señalar también que la UE ha desarrollado un marco de protección de los derechos de propiedad intelectual a escala internacional y una estrategia y mecanismos de ayuda para que los países socios mejoren la gestión y el control en este ámbito. Paradójicamente, esta sobreprotección de la propiedad está generando consecuencias negativas en los países más necesitados, como es el caso de las patentes de algunos medicamentos que han supuesto un serio obstáculo para que muchas personas pudieran acceder a esos tratamientos médicos.
Las negociaciones del TTIP entre EEUU y la UE también van a tener consecuencias negativas en el desarrollo de los países socios. Ante los obstáculos para alcanzar acuerdos con los socios, el estancamiento de las negociaciones en la OMC y el creciente protagonismo de los países emergentes y China en la economía mundial, la UE ha iniciado un proceso de negociaciones para un acuerdo de libre comercio con EEUU. Los defensores del TTIP como un revulsivo para liberalizar el comercio mundial, para salir de la crisis económica y para la creación de puestos de trabajo, afirman que este tratado tendrá un impacto positivo en los países en desarrollo, en tanto que la UE y EEUU crecerán económicamente y demandarán productos de esos otros países [3].
Sin embargo, son muchos los elementos que apuntan que el TTIP no va a contribuir a reducir la desventajosa situación en la que se encuentran muchos países respecto a Europa y los EEUU. La rebaja de la calidad de los bienes y los servicios, el deterioro del medio ambiente, la creciente dificultad de acceso a los bienes comunes, el recorte de derechos sociales y laborales y la reducción del PIB real de muchos de los países socios de la UE, son sólo algunas de las consecuencias que se avanzan en los estudios críticos con el TTIP [4]. Tampoco las propuestas para la creación de climas de inversión y sistemas financieros estables, de alianzas público-privadas y la consolidación de sistemas fiscales nacionales que hace la UE parece que vayan a contribuir positivamente en los países socios. Los esfuerzos de los organismos internacionales para compatibilizar las actividades empresariales con los derechoshumanos y los impactos ambientales, a pesar de ser muchos, no dejan de ser anecdóticos. En la última década la UE ha puesto en marcha una infinidad de normas y medidas: la Alianza Europea para la RSC; los informes de seguimiento sobre las inversiones responsables y los compromisos empresariales en el ámbito laboral y medioambiental; iniciativas para mejorar la capacidad de gestión de los Gobiernos socios para combatir la evasión de impuestos y planes para combatir el fraude; la Iniciativa de Trasparencia de la Industria Extractiva (EITI) y la “directiva contable” que persiguen que las compañías mineras y petroleras realicen los pagos a los Gobiernos del Sur de manera transparente, y que estos los ingresen correctamente; y otras iniciativas que tienen que ver con el abastecimiento y uso sostenible y responsable de las materias primas, en concreto, las asociaciones voluntarias, planes de acción y Leyes de Bosques, Gobernanza y Comercio (FLEGT) que controlan la legalidad de las explotaciones forestales, y la reciente propuesta de ley europea para regular el comercio de minerales provenientes de zonas de conflicto.
A pesar de estas iniciativas, los propios documentos de CPD de la UE han detectado que, una de las principales incongruencias que afecta al desarrollo de muchos países, es que, mientras la AOD apoya el fortalecimiento de las capacidades fiscales gubernamentales de los países socios, un buen número de empresas asentadas mantienen sus propias estrategias de negocio que obstaculizan estos esfuerzos. Con el propósito de asegurarse el suministro de materias primas, la gran mayoría de estas grandes empresas europeas, en lugar de actuar con transparencia y compromiso con el desarrollo de esos países, siguen manipulando los precios, comerciando entre sus empresas filiales, falseando sus cuentas, evitando pagar impuestos, o directamente practicando la fuga ilícita de capitales.
Las campañas internacionales contra los EPA o contra el TTIP de movimientos sociales organizados a nivel global, la lucha de la Vía Campesina por la soberanía alimentaria, el movimiento europeo a favor de las personas refugiadas, las reivindicaciones ecologistas y feminista, etc., están contribuyendo a desvelar estas políticas contradictorias de la UE con el desarrollo de los países del Sur. Sin embargo, las autoridades nacionales e internacionales, a la vez que afirman estar revisando las políticas para reducir la pobreza y mejorar el bienestar de las personas, insisten en apostar por un modelo de desarrollo neoliberal que no hace más que profundizar en las desigualdades y en los problemas de la humanidad. En el entretanto, el grueso de la ciudadanía del viejo continente no estamos suficientemente informados de estos debates, y seguimos atrapados por nuestro miedo a la incertidumbre, así que preferimos no salirnos de nuestras zonas de confort.

Jokin Alberdi Bidaguren es profesor de Derecho de la Unión Europea en la UPV/EHU. Colabora con GERNIKA GOGORATUZ, Centro de Investigación para la Paz, HEGOA, Institutode Estudios de Desarrollo y Cooperación Internacional, y el Grupo de Estudios Africanos (GEA) de la UAM.


Notas
[1Hernández Zubizarreta, J.; y Ramiro, P. (2015): Contra la lex mercatoria. Propuestas y alternativas para desmantelar el poder de las empresas transnacionales, Icaria, Barcelona.
[2Bidaurratzaga, E.; Zabalo, P. (2012): “Los Acuerdos de Asociación de la UE con África y América Latina: La nueva apuesta europea por Tratados de Libre Comercio con Cooperación”, Estudios de Economía Aplicada, Vol. 30-3, pp. 837-860.
[3Bacaria, J. (1025): “El TTIP más que un acuerdo de libre comercio. Un atajo bilateral para la eliminación de las barreras al comercio frente los obstáculos del multilateralismo”, notes internacional CIDOB, 113, pp. 1-5.
[4Raza, W.; Grumiller, J; Taylor, L.; Tröster, B.; y Von Aarnin, R. (2014): ASSES_TTIP: Assessing the Claimed Benefits of the Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP). Final Report. OFSE, AFDR, pp.1-69.