miércoles, 23 de noviembre de 2016

Detenido un empresario por negarse a una inspección de Trabajo y avisar a sus trabajadores ilegales


La Policía Nacional sorprende a los empleados de la empresa agraria saltando la valla de la finca después de ser alertados por su jefe, que fue denunciado por un ex trabajador sin contrato
Los agentes de Policía durante una inspección laboral
Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con Inspección de Trabajo y Seguridad Social de la Región de Murcia, han llevado a cabo tres inspecciones realizadas en centros de trabajo de Lorca que han dado como resultado la detención de un empresario, al negarse éste a la realización de la inspección, a la vez que alertaba a sus trabajadores, quienes fueron sorprendidos e interceptados cuando saltaban la valla perimetral del centro de trabajo.
El objetivo de estas inspecciones es luchar contra situaciones laborales donde se pudieran estar vulnerando los derechos de los trabajadores extranjeros.
Las investigaciones se iniciaron hace unos meses, a raíz de la denuncia de uno de los trabajadores, en la que manifestaba haber estado trabajando de forma ilegal para el sector agroalimentario y, tras sufrir un accidente de trabajo, el empresario no se hizo cargo y le cesó en su puesto laboral.
Dentro de las funciones que tiene encomendada la Brigada Local de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de Lorca, se procedió a la inspección de varias empresas, en colaboración con la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social.

En la primera de estas empresas revisadas se detectó la presencia de tres personas, mujeres en situación regular, pero carentes de contrato laboral.
Asimismo, cabe destacar la negativa del empresario a facilitar el paso a la inspección policial y laboral, alertando a los trabajadores y siendo estos interceptados cuando abandonaban su puesto de trabajo, saltando la valla perimetral de cierre del centro de trabajo. El empresario fue detenido por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores.
De forma aleatoria se procedió a la inspección de otras dos empresas del sector agroalimentario, una de ellas con 140 trabajadores extranjeros, todos ellos con permiso de residencia y trabajo y con contrato laboral. La tercera de las empresas inspeccionadas, con tan solo siete trabajadores, carecían todos ellos de contrato laboral.
Por todo ellos se han llevado a cabo las pertinentes diligencias y se ha dado cuenta a la autoridad judicial y de las actuaciones derivadas de las inspecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada