martes, 29 de noviembre de 2016

Exjefa de prensa denunció a Ciudadanos y a Rivera por acoso laboral. La indemnizan con 153 mil euros para evitar el juicio

Por Rafa Julve
http://kaosenlared.net/exjefa-de-prensa-denuncio-a-ciudadanos-y-a-rivera-por-acoso-laboral-la-indemnizan-con-153-mil-euros-para-evitar-el-juicio/
Imma Lucas demandó al partido y a Rivera por relegarla y “humillarla” tras su permiso maternal. La formación abona la exempleada 153.000 euros para evitar el juicio.
00
La información fue dada a conocer en horas de la noche. De a poco ha comenzado a aparecer en los portales de los diferentes periódicos.  Autoridades del partido por el momento han declinado comentar sobre lo sucedido. La formación que se autodenomina adalid de los derechos y el cabal cumplimiento de la ley, y que no pierde oportunidad para pronunciarse contra la violencia hacia las mujeres, se ve en este caso seriamente comprometido en esta conducta que habría humillado personal y profesionalmente a una mujer embarazada de alto riesgo.

El periodista Rafa Julve lo informaba de esta manera:
Ciudadanos indemniza a su exjefa de prensa, que lo denunció por acoso laboral
Ciudadanos ha indemnizado con 153.000 euros netos a su exjefa de prensaImma Lucas, después de que ella lo demandara por acoso laboral. Contratada por Albert Rivera en los inicios de la fuerza naranja, Lucas fue una pieza clave para el partido hasta que, embarazada de gemelos, el médico le dio la baja el 16 de julio del 2015 por encontrarse en “situación de riesgo” debido a su estado. A su vuelta al trabajo tras el permiso maternal, en mayo pasado, ya no recuperó el puesto que había desempeñado y fue relegada al área de prensa del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Según la demanda, se le asignaron “funciones irrelevantes” y se la “humilló personal y profesionalmente“.
La denuncia, presentada en el juzgado de lo Social número 16 de Barcelona y a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, se dirigía contra el partido y el grupo parlamentario, pero también contra Albert Rivera, líder de la formación, José Manuel Villegas, vicesecretario general, y Fernando de Páramo, secretario general. En ella, la exjefa de prensa acusó a los dirigentes del partido de “imposibilitar su capacidad de comunicación con los superiores”, “ignorarla y excluirla” y “realizar actos de clara humillación profesional y personal, como ordenarle viajar a Madrid para recoger un documento que se le podría haber enviado por correo electrónico”. En concreto, a Rivera le acusó de ofrecerle mejoras salariales que luego no cumplió y de “hacerle el vacíodesde mayo del 2016, impidiéndole toda comunicación con él”. Ciudadanos, bajo la fórmula de admitir un despido improcedente, ha abonado la indemnización, evitando así ir a juicio.

  • Fragmento de la demanda por acoso laboral que interpuso la exjefa de prensa de Ciutadans.

25 PERSONAS A SU CARGO
Lucas ha trabajado para la fuerza naranja desde el 1 de diciembre del 2009 hasta el pasado 8 de noviembre, durante algún tiempo como “falsa autónoma“», según la demanda. El 16 de julio del 2015, cuando le dieron la baja médica por su embarazo de riesgo, tenía 41 años y era “jefa de prensa del partido a nivel nacional, jefa de prensa personal de Rivera y máxima responsable del área de prensa”, con 25 personas a su cargo. Pero todo cambió al volver del permiso maternal.
Lucas dio a luz el 12 de septiembre de aquel año y se reincorporó al trabajo el 17 de mayo del 2016. Antes de ello, siempre según la demanda, habló varias veces con Rivera y Villegas, y este último le explicó en enero que, debido al “enorme crecimiento del partido” tras las elecciones generales, se había decidido crear una bicefalia en el área de prensa y que Daniel Bardavío sería jefe de prensa del partido y ella, jefa de prensa de Rivera, para lo que tendría que trasladarse a Madrid con el correspondiente aumento de sueldo. Días más tarde ella comunicó a Villegas que aceptaba la propuesta, pero este le fue dando evasivas, hasta que el mismo día en que se reincorporó al trabajo Villegas le dijo que finalmente la destinaban como coordinadora de la campaña electoral para las generales del 26-J en Catalunya. Sin embargo, según la demanda, los equipos ya estaban organizados por personas a las que Lucas había formado y su implicación era innecesaria.
“Durante los días posteriores a las elecciones generales la trabajadora no tenía instrucciones sobre dónde debía instalarse físicamente ni qué funciones debía llevar a cabo”, prosigue la denuncia. Finalmente, el 1 de julio le indicaron que había sido destinada como jefa de prensa del grupo municipal en Barcelona.
“POR SER MUJER”
Tras casi un mes “sin ocupación efectiva” y dado que según la demanda, los responsables del partido querían limitar la actividad mediática de su líder en Barcelona, Carina Mejías, para “promocionar a otros portavoces con un perfil más amable”, las funciones de Lucas como jefa de prensa eran “irrelevantes” y, además, quedó subordinada jerárquicamente a quienes ella había designado y formado. “Es una putada. Todo eso es por ser mujer. Como los tíos no parimos, no nos pasan estas cosas, no desapareces de repente cuando puede pasar de todo”, se asegura en la demanda que le dijo Juan Carlos Girauta.
Lucas ha rechazado hacer declaraciones a este diario sobre la demanda y su abogado, Àlex Fontelles, ha manifestado únicamente que se ha llegado a un acuerdo indemnizatorio. El partido, por su parte, también ha evitado valorar esta información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada