viernes, 25 de noviembre de 2016

Los columnistas de la prensa conservadora se arrepienten de no haber apoyado a Rita Barberá

El Rastreador


Los medios de comunicación y sus "compañeros" del PP, principal blanco de críticas de los columnistas conservadores, a los que responsabilizan de la muerte de la exalcaldesa de Valencia
Tampoco han faltado críticas a los de Pablo Iglesias a los que acusan de "ensañarse con un cadáver", después de que decidieran no participar en el minuto de silencio dedicado a Rita Barberá en el Congreso
La junta sanciona a Barberá por visitar un jardín en período electoral
La exalcadesa de Valencia, Rita Barberá. EFE

Los columnistas de la prensa conservadora se levantaron con la noticia de la muerte de Rita Barberá y este jueves aparecen rasgándose las vestiduras por no haber creído en la "inocencia" de la exalcaldesa de Valencia. Los autores habituales de ABC, La Razón y El Mundo coinciden en que la "responsabilidad" por la muerte de la senadora es "conjunta", aunque en este reparto de culpas destacan a dos actores fundamentales: los medios de comunicación y el PP, que la aupó a convertirse en la "sin techo de la política". Tampoco faltan críticas a Podemos, después de que decidieran ausentarse del hemiciclo para no participar en el minuto de silencio a Rita Barberá.

"Tal vez Rita Barberá fuera inocente"

Los columnistas critican que en la cobertura del caso Barberá no se haya respetado la presunción de inocencia de la alcaldesa, no informando de la noticia "con rigor" y convirtiéndola en un "paradigma de la corrupción".
El jefe de opinión de ABC, Jaime González, llega incluso a "culparse" por haber dudado de la inocencia de Rita Barberá y le pide que se asome "al balcón del cielo" para "pedirle perdón". "Entre todos la matamos y ella sola se murió", es el titular del artículo.
En las mismas páginas, Mayte Alcaraz deja traslucir ciertos remordimientos en una trascripción de las últimas conversaciones telefónicas que mantuvo con la senadora. En el texto, revela que Rita Barberá le pidió que respetara su presunción de inocencia, la misma que "reciben los asesinos en serie hasta que son sentenciados", escribe.
"No es la primera vez que se lo pide a la periodista que la entrevistaba en las maduras y que, en las duras, es implacable en ABC y en las tertulias con el descontrol en su grupo municipal y con su inexistente ejercicio 'in vigilando'", recoge Alcaraz en su crónica.

Linchamiento mediático

También han compartido las tesis defendidas desde las filas populares, que denuncian el 'acoso y derribo' emprendido desde los medios contra la senadora del PP -a los que se ha llegado a responsabilizar, incluso, de la muerte de su ex compañera de partido. Eso sí, en el reparto mediático de culpas, La Sexta se lleva la peor parte.
En su columna de ABC, Isabel San Sebastián ha acusado a Podemos y "su órgano de expresión favorito" de convertir a Rita Barberá en un "paradigma de la corrupción". En su opinión, la sometieron "a un ataque diario absolutamente desproporcionado en comparación con el rasero aplicado a otros escándalos", escribe para citar la polémica por la reventa de la vivienda pública del senador de Unidos Podemos Ramón Espinar.
Arcadi Espada, d esde las páginas de El Mundo, coincide en culpar a La Sexta de convertir a Rita Barberá en una "política indigna". Una "tarea de destrucción" que, a su juicio, Podemos culminó "utilizándola ya cadáver, para denunciar la llamada pobreza energética", continúa. El editorial de La Razón ha citado el mismo episodio, calificándolo de "ejercicio de demagogia superlativo".

"Ensañarse con un cadáver"

El periodista Jesús Lillo es el que dedica los comentarios más duros a la formación de Iglesias en ABC, por su decisión de ausentarse del minuto de silencio a Rita Barberá en el Congreso. Lillo les acusado de "ensañarse con una cadáver" y de dar "munición" a esa tropa tuitera que no deja de "perfeccionar su manera de odiar".
En el mismo sentido se ha expresado Isabel San Sebastián, quien desde las mismas páginas, critica el "afán revanchista" que empuja a Podemos a "perseguir a sus víctimas hasta la misma tumba después de haberlas acosado sin piedad en vida".
"Iglesias y los suyos juzgaron y condenaron en vida a Rita Barberá con su justicia sumaria y profanaron su memoria en la hora de la muerte sin decencia alguna", recoge el editorial de La Razón.

"Lágrimas de cocodrilo"

También hay reproches para el PP. Los columnistas de los medios conservadores les acusan de adoptar una impostada actitud de pesar por el fallecimiento de su excompañera de partido.
"Esos cargos y carguillos del PP, hoy desolados, la abandonaron a su suerte hace pocos meses, cuando el Supremo la puso en su punto de mira por un asunto relacionado no con su lucro personal, sino con la financiación de la formación a la que sirvió durante décadas", afirma Isabel San Sebastián.
"Le exigieron que entregara el carné", "la trataron como a una apestada", continúa enumerando acerca de los "presuntos 'compañeros'" de Rita Barberá. Los mismos que ahora derraman, en su opinión, "lágrimas de cocodrilo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada