miércoles, 30 de noviembre de 2016

Luisa Castro(PP) : “Si quitan el Valle de los Caídos, deberían quitar también los hospitales y los embalses que hizo Franco”

Luisa Castro durante la entrevista. | SERGIO MÉNDEZ
Carmen Luisa Castro (PP) lleva tres años al frente de la alcaldía de Güímar, adonde llegó tras una moción de censura contra su antiguo socio, el socialista Rafael Yanes. En las últimas elecciones se quedó a 27 votos de la mayoría absoluta y hay quien apunta que la logrará en los próximos comicios porque su popularidad dentro y fuera del municipio no tiene barreras, aunque Güímar siga siendo el líder del paro en el sur de la Isla.
-Acaba usted de aterrizar de Madrid. Ha repetido viaje a Sálvame e, incluso, ha sumado este año una visita al Valle de los Caídos. ¿No es usted una provocadora?
“En absoluto, todos los que han ido se han pagado su viaje y se han mostrado encantados con el itinerario elegido por la agencia. Cada uno viaja con su dinero a donde quiere”.
-¿Usted es consciente de que con ese viaje al Valle de los Caídos ha ofendido a mucha gente de Güímar?
“No lo creo, porque el Valle de los Caídos es patrimonio nacional, un monumento de la humanidad que visitan medio millón de personas al año, entre ellos colegios y viajes organizados por el Cabildo. La historia hay que conocerla para no repetirla”.
-¿No cree usted en la memoria histórica?
“Claro que sí, por eso entiendo que hay que preservar la historia, pero no solo la de un bando, otra cosa bien diferente es que se quiera tirar el Valle de los Caídos, porque entonces también tendríamos que tirar los embalses, los hospitales y las casas sociales que hizo Franco, o tirar el muro de Berlín”.
-Ya se tiró
.
“Pero queda un recuerdo, creo”.
-¿Por cierto que queda de la etapa franquista en Güímar, hay alguna calle, plaza o estatua que haya que rotular de nuevo?
“Nos quedan las casas sociales, las últimas que se hicieron, en Alfonso Carrillo y aquí, en el patio exterior del Ayuntamiento, hay una cruz dedicada a los caídos”.
-Qué le dicen desde su partido, el PP, sobre estos viajes singulares. ¿Se lo han recriminado?
“No, nunca me han dicho nada ni tienen porqué”.
-¿Usted es un verso suelto en el PP?
“No lo creo, yo atiendo las recomendaciones de mi partido y él las mías, sin ir más lejos me están apoyando mucho en los proyectos sobre los barrancos y votando en contra de esa iniciativa legislativa que pretende sacar adelante el Cabildo en el Parlamento”.
-Vicenta Díaz y usted, hasta que firmó la censura contra Yanes, pactaron con el PSOE. ¿Es posible un pacto PP-PSOE a nivel regional?
“En Güímar y Puerto de la Cruz se demostró que era posible. Yo no veo mal un pacto regional entre los dos partidos nacionales y creo que es hasta factible, otra cosa es que en los pueblos importen más las personas que las siglas. No veo mal que Coalición Canaria tenga representación en Madrid, porque le resulta más fácil defender los intereses de Canarias, otra cosa es que siempre gobierne en Canarias porque populares y socialistas no pacten”.
-Usted está cómoda con los dos ediles nacionalistas, y aun mejor sin Javier Mederos. ¿O me equivoco?
“Con Gustavo y Verónica (los dos ediles de CC) llevo muchos años en el Ayuntamiento y con Javier Mederos también estaba cómoda”.
-Usted se va de viaje por ahí y hay 3.000 güimareros sin empleo. ¿Qué está haciendo usted para mejorar la oferta de trabajo en el municipio?
“El viaje no tiene nada que ver con la política municipal, porque yo apenas dispongo de estos días para evadirme del trabajo en el Ayuntamiento. Tenemos una gran tasa de paro, pero por no viajar se va a rebajar. Necesitamos que nos dejen invertir, que tenemos el ayuntamiento saneado y que inversores que han venido a Güímar se han ido cansados de la burocracia”.
-Es usted una alcaldesa que se dice muy cercana al pueblo, pero otros le acusan que está más cercana a los empresarios.
“Estoy cercana al pueblo, porque soy de pueblo, pero los empresarios también son del pueblo y son los que hay que mimar porque al final son los que crean empleo”.
-¿Por eso lo de comprar todo en la misma ferretería?
“El Ayuntamiento compraba en Pirámides de Güímar porque en la época de crisis era la única que nos daba crédito, porque no podemos esperar a licitar porque en obras y servicios se trabaja a diario y además se trata de cantidades legales, que no sobrepasan los 18.000 euros. Hoy se compra en casi todas las ferreterías y no tenemos que hacer un concurso para que se lo lleve El Corte Inglés”.
-¿No le preocupa que todas estas facturas estén denunciadas en Fiscalía con reparos de la Secretaría e Intervención?
“La Fiscalía lo que investiga es si ha habido enriquecimiento ilícito mío o de algún empresario y en ese sentido estoy muy tranquila, porque yo me he pagado hasta la campaña electoral, no como otros. Si investigan los reparos me parece bien, pero porque no investigan también los reparos en Servicios Sociales. Levantar reparos es una potestad que utilizan casi todos los alcaldes”.
-Todos estas denuncias se deben a su guerra con la secretaria. ¿Por qué, cuando hasta hace poco eran tan amigas?
“Aquí no se trata de amistad ni de nada. Ella sabrá lo que hace, pero no puede ser que esté paralizando el Ayuntamiento, como está ocurriendo, por ejemplo, con la licitación del basura”.
-Eso le critican: más dinero para fiestas y el pueblo sucio.
“Tratamos de luchan contra la suciedad y cuando levantamos reparo para ello también se nos critican. Tenemos un problema y esperamos sacar pronto el concurso para solucionarlo, pero no tiene nada que ver con fiestas. Es verdad que nos gastamos más, pero no es menos cierto que no hay un pueblo sin fiestas y estas generan economía y puestos de trabajo.
-¿Le costó echarse atrás en los estatutos del Polígono?
“En absoluto, quienes se echaron para atrás después del primer borrador fueron los ayuntamientos de Candelaria y Arafo. Creo que, si se resuelve el asunto del emisario, que es cuestión del Cabildo, la entidad de conservación será una buena herramienta para funcionar al menos los primeros cuatro años”.
-¿Y borrará la raya azul?
“Pues cuando comience a funcionar la entidad de conservación y Arafo y Candelaria mantengan su parte del Polígono en tan buen estado como lo tiene Güímar”.
-Mimiland quedó atrás ¿Qué hacemos con los barrancos?
“En donde iba Mimiland irá otro parque de atracciones, en el proyecto de la mar a la cumbre de Juan Carlos Piñeiro. Se retiró el fondo de inversiones de Andrés Alonso, pero el proyecto sigue; es lo mejor que se puede hacer para rellenar esos hoyos y aprovechar el dinero de los condenados, no una iniciativa legislativa que obligaría a indemnizar los areneros, a la que no tienen derecho porque desde 2006 tienen clausurados sus derechos mineros”.
-¿Y con qué nos sorprenderá la próxima vez?
“Igual me voy a China para estudiar cómo hacer un hotel acuático en uno de los hoyos”.
Luisa Castro, con un vecino en la plaza del Ayuntamiento. SERGIO MÉNDEZ
Luisa Castro, con un vecino en la plaza del Ayuntamiento. SERGIO MÉNDEZ

UNA ALCALDESA POPULAR

Nació en Lomo de Mena, en la comarca de Agache, y desde muy joven se metió en el asociacionismo. Fue captada con 18 años por Vicenta Díaz y veinte años después se ha convertido en una de las alcaldesas más populares del país, si tenemos en cuenta que hace unos días, por ejemplo, presentó el programa Sálvame que vieron más de dos millones de españoles.
Es sencilla, porque todo lo que dice se le entiende, aunque se discrepe de sus medidas populistas o de sus proyectos utópicos, esos que lejos de minar su capacidad política, a tenor de los resultados cosechados, la sitúan como una apuesta segura del Partido Popular. Su cercanía con la gente y sus ocurrencias le han puesto en el candelero y de ahí será difícil bajarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada