martes, 22 de noviembre de 2016

Multinacionales de ropa dan el visto bueno a fábricas de Bangladesh que no cumplen con las medidas de seguridad


Multinacionales de ropa presentes en el país entre las que se encuentran Vans, Timberland y North Face afirman que las fábricas van "por el buen camino" a pesar de haber vencido el plazo para implementar las reformas necesarias en seguridad
El 62% de las fábricas no tiene las salidas de emergencia necesarias; el 62% no tiene un sistema de alarma antiincendios adecuado; y el 47% tiene grandes problemas estructurales sin corregir
http://www.eldiario.es/theguardian/Multinacionales-fabricas-Banglades-medidas-seguridad_0_582692292.html
Suben a 501 los muertos por el derrumbe en Bangladesh y cierran otra fábrica
Añadir leyenda
120.000 trabajadores textiles empleados en 62 fábricas que producen para Walmart no tienen los sistemas adecuados de salidas de emergencia. EFE
Una organización apoyada por multinacionales como Gap, Walmart y Target está dando el visto bueno a fábricas de Bangladesh que no han implementado las medidas de seguridad a las que las multinacionales se comprometieron tras eldesplome de una fábrica en 2013 que dejó 1.137 muertos, según detalla un nuevo informe publicado este lunes.
The Guardian ha tenido acceso en primicia al primer informe de una investigación sistemática sobre las fábricas textiles utilizadas por el consorcio de multinacionales 'Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh'.Dicho grupo se creó tras el mortíferoderrumbamiento de la fábrica Rana Plaza, el cual desencadenó la furia de los consumidores contra las principales multinacionales.
Tres años y medio después de la tragedia, los autores del informe concluyen que las fábricas que elaboran la ropa para algunas de las multinacionales más importantes  no han logrado, de momento, implementar las reformas de seguridad fundamentales en los plazos que las propias compañías seautoimpusieron .
Según el informe, el 62% de las fábricas no tiene las salidas de emergencia necesarias; el 62% no tiene un sistema de alarma antiincendios adecuado; y el 47% tiene grandes problemas estructurales sin corregir.
El documento concluye que, en algunos casos, una vez vencidos los plazos para las mejoras y las reparaciones en las fábricas fijadas para 2014 y 2015, estas se han aplazado hasta 2018, que coincide precisamente con el final de la vigencia de la Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh.
Dicha Alianza discute las revelaciones del informe, afirmando que está basado en información equivocada y desfasada. James Moriarty, director de la Alianza en Bangladesh, dijo estar “plenamente confiado” en que las fábricas cumplirían los estándares de las multinacionales para 2018, cuando finaliza el acuerdo.

Peligros de seguridad no corregidos en las fábricas de Bangladesh

Fuente: The Guardian

Reacciones al derrumbamiento de una fábrica

El desastroso derrumbamiento de la fábrica Rana Plaza en Savar, Bangladesh, en abril de 2013, está considerado el peor desastre en fábricas de ropa. Un desastre que puso en evidencia las peligrosas condiciones de trabajo en la industria de ropa de Bangladesh y dio pie a promesas de cambio por parte de multinacionales como Gap, H&M, Walmart y otros.
Tras la tragedia, las multinacionales formaron dos grupos para abordar los problemas de seguridad en las fábricas de Bangladesh. El primero, el Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios, está liderado por H&M y apoyado por Adidas, Benetton, Marks & Spencer y Testo, entre otros. Los firmantes alcanzaron un compromiso legalmente vinculante de acuerdo con sindicatos locales e internacionales y se comprometieron a publicar información detallada de su progreso.
Walmart rechazó firmar el acuerdo y fundó la Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh, una organización voluntaria entre cuyos miembros están Gap, Target, Hudson's Bay Company (que incluye Saks Fifth Avenue y Lord & Taylor) y VF Corporation (entre cuyas marcas están North Face, Timberland, Vans y Wrangler). La alianza no ha publicado informes detallados de su progreso.

Fábricas que no cumplen, “por el buen camino”

El nuevo informe, titulado Retrasos peligrosos en la seguridad de los trabajadores, fue elaborado por los colectivos Foro Internacional por los Derechos Laborales, Consorcio por los Derechos de los Trabajadores, Campaña por la Ropa Limpia y Red de Solidaridad Maquila. El informe, independiente a los dos grupos formados tras el accidente de Rana Plaza, identifica 175 fábricas que abastecen a los firmantes de ambos colectivos.

Trabajadores en las fábricas de Bangladesh con salidas de emergencia disfuncionales

Fuente: The Guardian


Utilizando información detallada del grupo liderado por H&M sobre su progreso en fábricas que también producen ropa para las empresas del grupo liderado por Walmart, los autores han realizado un informe sobre los avances en las más de 2.000 mejoras de seguridad requeridas en 350 hojas de cálculo. Dicho informe revela que de las 107 fábricas consideradas “en marcha” por la alianza, grupo liderado por Walmart, 99 siguen retrasadas en una o más categorías.
“La Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh nunca ha dado una explicación por su decisión de ignorar sus propias fechas límite. Tampoco ha explicado por qué es una decisión responsable el dar a las fábricas cuatro años para llevar a cabo reformas de seguridad que deberían haber sido realizas en menos de uno y, a su vez, afirmar que esas fábricas van “por el buen camino”, señalan los autores del informe.
En una carta a los autores, Moriarty explica la decisión de la alianza de cambiar el vencimiento de las reformas: “Con respecto a las medidas de la alianza para categorizar el progreso de las fábricas, hemos ajustado nuestras medidas para reflejar la cuestión principal, esto es, si la fábrica será segura cuando la Alianza venza en 2018”.

Peligros de seguridad no corregidos en las fábricas Alliance "On Track" de Bangladesh

Fuente: The Guardian

Una metodología cuestionada

Moriarty, director de la Alianza en Bangladesh, ha cuestionado la metodología utilizada en el informe y ha declarado a the Guardian que se reúne regularmente con los socios del Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios, liderado por H&M, “y nunca se ha planteado que nosotros nos estemos retrasando en la solución de los problemas”.
Moriarty explica que las dos organizaciones se dividen la evaluación de fábricas cuando ambas partes utilizan las mismas instalaciones. Aunque reconoce que los miembros del Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios reciben actualizaciones regulares, dice estar “confundido” por la creencia de que “gente enviando correos una vez al mes sea más fiable que ingenieros preparados inspeccionando las fábricas e informando sobre sus hallazgos”.
“Confío en mis ingenieros. No me están mintiendo y yo no estoy mintiendo cuando llevo al papel lo que me dicen”, señala Moriarty. “En la Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh estamos haciendo algo que nunca antes se ha hecho. Hemos cogido una industria con serias carencias y estamos intentando corregirla desde la base. La suposición de que podemos hacer todo esto en un solo año es ridícula para cualquier persona con cierto conocimiento en ingeniería o seguridad y que conozca el estado anterior de la industria y su estado actual”.
Scott Nova, director ejecutivo del Consorcio por los Derechos de los Trabajadores, defiende la metodología utilizada en el informe. Dice que el personal del Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios está al tanto de todos los cambios en la situación de las fábricas y está regularmente en contacto con los directores de las fábricas antes de actualizar sus informes. “¿Cuál sería la motivación para no informar sobre sus progresos?”, afirma.

Poca presión y ayuda económica insuficiente

El informe argumenta que la falta de progreso “está poniendo en riesgo a miles de trabajadores”. Los autores calculan que 120.000 trabajadores textiles empleados en 62 fábricas que producen para Walmart no tienen los sistemas adecuados de salidas de emergencia. Otros 55.000 trabajadores están empleados en fábricas que producen ropa para Gap y que tienen salidas de emergencia disfuncionales, revela el informe. Los problemas continúan a pesar de que el 96% de las fábricas en el informe se inspeccionaron hace dos años, escriben los autores.
Aunque el grupo también ha sido crítico con las fábricas utilizadas por las empresas parte del Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios, Nova señala que este grupo, liderado por H&M, ha actuado de forma más rápida para abordar los problemas de lo que lo han hecho las fábricas utilizadas por las empresas parte de la Alianza por la Seguridad de los Trabajadores en Bangladesh y reconoció el esfuerzo por su una mayor transparencia.
En una importante decisión para mejorar la transparencia, Moriarty señala que desde enero, toda la información de las visita de la Alianza será publicada en la página web de Fair Factories Clearinghouse, el mismo sistema que utiliza el Acuerdo por la Seguridad de Edificios y Contra Incendios.
Nova indica que dos factores principales están impidiendo el progreso en las reformas: las multinacionales no están presionando lo suficiente a los dueños de las fábricas para llevar a cabo las mejoras y tampoco están contribuyendo económicamente con los propietarios de las mismas para que las realicen. El coste medio de implementar las medidas de seguridad prometidas es de entre 376.250 y 470.300 euros.
“Lo que motivó a Walmart y Target a hacer lo correcto es la vergüenza pública. Llevamos tres años y medio [del Rana Plaza] y asumen que la memoria se está debilitando”, señala Nova.
“Todo este grupo de datos exagera el progreso alcanzado. No digo que no se haya hecho nada, simplemente que este trabajo debería haberse hecho hace mucho tiempo y seguimos teniendo problemas que pueden causar muertes”, concluye Nova.
Traducido por Javier Biosca

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada