miércoles, 23 de noviembre de 2016

Un espacio de inclusión social, al que Cifuentes quiere desalojar, en vías de encontrar una solución

Publicado: 22.11.2016 17:54 |Actualizado: Hace 23 horas


Ciudadanos y Podemos en la Comunidad de Madrid se ofrece para mediar con el IVIMA a raíz de un reportaje publicado en 'Público' la semana pasada sobre la escuela de boxeo del vecindario la UVA de Hortaleza

  • http://www.publico.es/sociedad/espacio-inclusion-hortaleza-cifuentes-desalojo.html
La fachada del local del Espacio Asociativo de la UVA. JAIRO VARGAS

MADRID.- El actual Espacio Asociativo de la UVA vive amenazado de muerte por la Comunidad de Madrid desde hace meses. Desde que a mediados del pasado año, el Gobierno que dirige Cristina Cifuentes les comunicó que no podían seguir usándolo. “En realidad, nosotros ya sabíamos que iba a ocurrir en algún momento”, dice Raquel Séneca, de la Asociación Vecinal La Union de Hortaleza. Lo conocían porque dentro del plan de reforma del vecindario, este edificio sería derribado.

El plan es uno más de los confeccionados para acabar con el proyecto temporal de realojo de la UVA, al noreste de Madrid. La Unidad Vecinal de Absorción fue una solución confeccionada por el franquismo para construir la M-30, que pasaba por llevarse a esta zona de Hortaleza a cientos de familias que en los años sesenta vivían en el extrarradio de la capital.

El problema es que lo que iba a ser por poco tiempo ha acabado alargándose hasta hoy. Cientos de vecinos ya han sido realojados, mientras que otros están a la espera o no desean moverse de sus casas bajas. El Espacio Asociativo de la UVA, que realiza labores de inclusión social en el barrio, se ubica en el segundo o en el tercer caso. No les importa mudarse si eso supone mantener las condiciones económicas actuales, que consisten en no pagar nada. Si no, como Julio Rubio, una de las personas importantes en el barrio, anunció la semana pasada en un reportaje en Público, resistirán “hasta el final”.

El proyecto del IVIMA (Instituto de la Vivienda de Madrid) consiste en realojarles en un local cercano abonando una cuota anual que llegaría a los casi quinientos euros en el cuarto año. Además, pretende que firmen un contrato por cuatro años. En el Espacio no están por la labor. Afirman que, dadas las características del vecindario, no pueden pagar la suma que les solicitan. Como mucho, se plantearían mudarse si sólo pagaran los gastos y la comunidad. “Y eso ya sería mucho para nosotros. No podemos pasar de lo que tenemos ahora a eso. Además, poseemos ya unos derechos adquiridos sobre el espacio”, sostiene Raquel.

Defiende también que desean un local acondicionado, de, al menos, similar naturaleza que el actual. Algo que, dice, está lejos de suceder por el momento. “Lleva cerrado un montón de tiempo y no hemos visto ningún tipo de obra. Antes de negociar cualquier cosa, primero tienen que reformarlo”, afirma Séneca. “Sigue estando sin luz, sin suelo y sin nada”, protesta Julio.
Los chavales en la escuela de boxeo de Hortaleza que coordina Julio Rubio en el Espacio. JAIRO VARGAS
La novedad ha llegado este martes. El equipo de Ciudadanos en Madrid se ha puesto en contacto con ellos a raíz del reportaje publicado en este diario la semana pasada sobre la escuela inclusiva de boxeo. Aún a expensas de reunirse y de visitar el edificio con el diputado Alberto Reyero, pretenden mediar con el IVIMA para buscar una solución favorable para el Espacio. “Somos conocedores de la labor que se hace en una de las peores zonas del distrito por conflictividad y por la poca conexión con el mundo laboral”, asegura Alberto Ruiz Jiménez, coordinador del partido naranja en Hortaleza.

Sostiene que la solución pasaría por que el IVIMA les permita seguir usando el lugar actual sin ningún compromiso económico. Y que, sólo bajo la justificación de que se requiriese para uso social, se podría buscar otro local. “Si hay posibilidad de que se queden donde están, nos parecería un gesto bastante apreciable”, dice.

También Podemos, por medio del diputado en la Asamblea Miguel Ardanuy, ha mostrado su interés en apoyar a las asociaciones y a intentar buscarles una solución, comenzando por una pregunta parlamentaria en la Asamblea. "Suelo pensar que cuando se hace una presión institucional y social sobre algo que puede recabar muchos apoyos, como este, es más fácil que el IVIMA, para el que estas personas son números y sólo aplica la lógica de los beneficios, se abra a negociar", ha afirmado Ardanuy a este diario.

En el Espacio conviven tres grupos: la Asociación Vecinal de la UVA, la de Comerciantes y la de La Unión de Hortaleza. Desde la última critican la actuación del IVIMA hasta el momento. En la última carta que recibieron (en septiembre, fechada en julio) continuaban instándoles a dejar la actual ubicación y les prometían que ya habían iniciado las obras en el nuevo local. “Pero nosotros no hemos visto nada de movimiento. Y estamos ya en noviembre; si hubiéramos tenido que confiar en ellos…”, razona Raquel.

Uno de los grupos firmó el acuerdo que proponía la Comunidad, pero Séneca defiende que cualquier trato tienen que suscribirlo los tres. “Y eso el IVIMA lo sabe”. “Ellos no entienden que se hagan cosas sin dinero. Cuando tú te sales del mercado, la gente se queda descolocada. Creo que lo que desean es destruir los movimientos vecinales”, denuncia por su parte Julio, que no comprende que la Comunidad solicite que paguen por realizar una labor que debería estar realizando el Gobierno autonómico. “Vemos mucho desinterés por su parte, están muy cerrados”, reprocha Raquel. “Nosotros, desde luego, vamos a seguir realizando actividades”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada