miércoles, 23 de noviembre de 2016

Una petición a Fernández Díaz para exigir la dimisión de la Comisión de Peticiones

UZÓN DE VOZ

Una petición a Fernández Díaz

Publicada 18/11/2016 a las 06:00Actualizada 18/11/2016 a las 11:23  
http://www.infolibre.es/noticias/politica/2016/11/18/peticion_para_exigir_dimision_fernaz_comision_dendez_dia_peticiones_57800_1012.htm


Sr. D. Jorge Fernández Díaz, presidente de la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados:

Le escribo la presente carta no como periodista sino como ciudadano y contribuyente. El tiempo es un bien escaso para todo el mundo, así que paso a exponerle una petición muy concreta y los breves argumentos en los que se basa.

Le ruego renuncie lo antes posible a su nombramiento como presidente de esta Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados. En caso de que ni siquiera se plantee estudiar esta petición de dimisión, le solicito que traslade copia de la misma a la presidencia del Congreso y a la Comisión del Estatuto del Diputado, así como al presidente del Partido Popular,Mariano Rajoy, que es el último responsable de su designación.

Expongo a continuación las razones por las que me atrevo a realizar la petición citada:


1.- La Comisión de Interior del Congreso de los Diputadosaprobó el pasado 18 de octubre, con los votos de todos los grupos a excepción del PP, la reprobación de usted como ministro del Interior, tras haberse conocido que mantuvo en su despacho oficial del ministerio reuniones con el entonces máximo responsable de la Agencia Antifraude catalana cuyo contenido fue grabado y divulgado, de forma que todos los ciudadanos hemos podido escuchar cómo ambos tramabanoperaciones de descrédito contra otros responsables políticos utilizando además recursos públicos, humanos y materiales, con el fin de lograr ese objetivo. Un político que ha sido reprobado por la mayoría del Congreso no debe presidir ninguna comisión parlamentaria, tampoco la que se dedica precisamente a tramitar las peticiones de la ciudadanía al máximo órgano de la soberanía popular. Si hay una comisión que exige estar representada por un nombre de consenso, respetado y creíble, es la que conecta al Congreso con los ciudadanos.

2.- Más allá de la repulsa política que su actuación merece, sigue pendiente en el Tribunal Supremo la decisión de investigar o archivar la querella interpuesta contra usted por el Partido Demócrata Catalán (PDC) y por el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, una de las víctimas señaladas en esas reuniones y acusado después por un periódico nacional (con pruebas presuntamente falsas facilitadas desde la policía) de tener una cuenta millonaria en Suiza. No parece razonable, desde una mínima exigencia de calidad democrática, ocupar cargos públicos cuando está por aclararse si se ha incumplido la ley o no en el ejercicio de otro cargo público.

3.- Usted mismo ha proclamado que no ha pedido ni pedirá ningún cargo en el Congreso. Si es eso cierto, y su interés prioritario no se centra en los galones ni en los 1.431 euros de plus mensual que supone la presidencia de una comisión parlamentaria, le será fácil comprender que una cosa es defender su inviolable derecho a la participación política y la propiedad personal e intransferible de su acta de diputado, y otra muy distinta escudarse en ese derecho fundamental para ignorar las más elementales reglas de higiene democrática.

4.- En una de las grabaciones conocidas le hemos escuchado a usted afirmar que tenía puntualmente informado al presidente del Gobierno de las operaciones en marcha para desprestigiar a dirigentes independentistas. No hace falta recurrir a la inspiración divina para asumir que el empeño en que presida una comisión (de Exteriores, del Tribunal de Cuentas, de Peticiones... de lo que sea) contamina tanto a su señoría (reprobada e investigada) como a quien lo nombra a pesar del rechazo unánime mostrado por la oposición. Si es cierto lo que decía en aquellas conversaciones, tiene usted suficiente confianza con Mariano Rajoy para convencerle de que su renuncia es la decisión más honorable (si aún cabe ese adjetivo) para ambos. Y muy especialmente, para la propia institución del Parlamento.

Atentamente,
Jesús Maraña, ciudadano y periodista

En Madrid, a 17 de noviembre de 2016


P.D. Se procede a enviar esta carta por correo urgente a la Comisión de Peticiones del Congreso de los Diputados.

Firma

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada