martes, 21 de marzo de 2017

“La Iglesia disfruta de un paraíso fiscal que le reporta 11.000 millones al año”, según Europa Laica


La plataforma laica denuncia que “cada residente en España paga una cuota de 240 euros al año a la Iglesia”, por lo que pide no marcar la X en el IRPF.

http://www.elboletin.com/nacional/133199/europa-laica-iglesia-catolica-240-fiscal.html
Altar de iglesia
Altar de iglesia
 /  • 11:49
“El Estado español, central y periférico, aporta a la Iglesia católica más de 11.000 millones de euros anuales, lo que supone más del 1% del PIB del país”, denuncia la plataforma Europa laica. En su campaña para pedir que los contribuyentes no marquen ninguna de las dos casillas de la declaración de la renta para aportaciones a la Iglesia o a fines sociales, la ONG critica “el paraíso fiscal” del que disfruta la organización católica en España.

“Como consecuencia de varias leyes cruzadas, como la Ley de Mecenazgo y de Haciendas locales, más los acuerdos concordatorios de 1979 la Iglesia católica española es inmensamente rica”, denuncia el informe anual de este colectivo sobre la “opacidad y financiación” de la institución religiosa. “Estos datos están muy contrastados, son incontestables, se trata de dinero que el Estado traspasa a una confesión religiosa y que supone el 1% del PIB”, ha criticado en la rueda de prensa para presentar el informe Francisco Delgado, presidente de la asociación. Pero denuncia como principal escollo para fiscalizar a la Iglesia la opacidad de sus números: “Estos datos tendrían que ser públicos, deberían explicarse en sede parlamentaria”, ha reclamado.

“A cada persona residente en España, sea católica o no, le corresponde una ‘cuota o dádiva’ indirecta a la Iglesia católica de unos 240 euros al año”, calcula Europa Laica, a partir de estimaciones sobre lo que el Estado deja de ingresar por exención de impuestos a la Conferencia Episcopal y las subvenciones directas que recibe.

Según los cálculos de la plataforma, la Iglesia recibe alrededor de 250 millones de euros de la asignación vía IRPF, y otros 80 millones por la segunda casilla, de fines sociales. Disfruta de excenciones y bonificaciones tributarias por valor de 2.000 millones anuales y recibe unos 4.900 para enseñanza, incluida la financiación de los cientos de colegios concertados que mantiene la Iglesia. Según el informe, la entidad religiosa se queda con otros 2.000 millones al año para obra social y asistencial, 900 millones para 57 centros hospitalarios que dependen de su gestión y una partida de 600 millones para mantenimiento del patrimonio en poder de la Iglesia, entre otros conceptos.

“No ha sufrido la crisis y además es disfruta de un verdadero paraíso fiscal, al estar libre de pagar impuestos como el IBI, obras, sociedades, etc”, denuncia Delgado, que también ha tenido críticas para “el victimismo de la Conferencia Episcopal”. “La Iglesia dijo en rueda de prensa que la casilla del IRPF era una manera de resarcir el trabajo pastoral y asistencial de la Iglesia. Y es falso, sólo un 16% se va a gastos aistenciales”, afirma por su parte Juanjo Picó, responsable de comunicación de Europa Laica.

“Sólo por la vía del IRPF la Conferencia Episcopal recibirá en 2016 una cantidad aproximada a los 250 millones de euros que pertenecen a la asignación tributaria directa del IRPF, con adelantos mensuales a cuenta de entre 13,2 y 14,5 millones de euros, según la Ley de Presupuestos aprobada para este año”, informa el documento.

“La religión es un gran negocio”, critica Delgado, que recuerda que “sólo uno de cada tres contribuyentes marca la cruz de la Iglesia en su declaración” a pesar de que la entidad católica sostiene una campaña publicitaria para pedir esa asignación a los ciudadanos: “Nuestra campaña no está financiada por las arcas públicas como esta de la Iglesia, con 16 folios a color que nos cuestan unos 10 millones de euros”, denuncia.

La asociación laica entiende que no debe existir “ninguna casilla” a la que los contribuyentes decidan dónde enviar sus impuestos, ya que los programas del tercer sector, acción social y cooperación, deberían partir de los Presupuestos generales del Estado. Entienden además que la casilla de fines sociales “sólo existe para justificar la de la Iglesia católica”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario