viernes, 17 de marzo de 2017

Los salarios sufren la mayor caída desde el comienzo de la recuperación

DESCENDIERON UN 0,8% EN 2016


Malos tiempos para los sueldos. La Encuesta de Coste Laboral ha revelado una caída del 0,8% en 2016, lo que supone el mayor descenso desde el primer trimestre de 2013

Foto: Reunión de la mesa sobre calidad de empleo. (EFE)
Reunión de la mesa sobre calidad de empleo. (EFE)
http://www.elconfidencial.com/economia/2017-03-16/salarios-encuesta-convenios-indemnizaciones-despidos-hora-trabajada-ine-contratos-temporal-tiempo-parcial_1349860/

AUTOR
TIEMPO DE LECTURA4 min
La recuperación de la actividad económica —el PIB crece a un ritmo anual del 3%— sigue pasando de largo por los salarios. Lo dice la Encuesta de Coste Laboral que realiza trimestralmente el Instituto Nacional de Estadística (INE), que revela el mayor descenso de los salarios desde el primer trimestre de 2013, cuando caían a un ritmo del 1,4%. Es decir, desde el comienzo de la recuperación económica tras un quinquenio en recesión.
En concreto, los salarios —sin incluir otros costes— descendieron un 0,8% en el último trimestre de 2016 en términos anuales. Eso significa dos trimestres consecutivos con tasas negativas. Si se incluyen otros costes, como lasindemnizaciones por despido, los pagos por incapacidad o por desempleo, el resultado es elocuente. Los costes laborales acumulan cuatro trimestres consecutivos con crecimiento anual en negativo.
Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 2.010 euros corresponden a salarios y 588 euros a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones o prestaciones sociales pagadas por el empleador.
Los datos del INE contrastan con los que ofrece la estadística de convenios colectivos, que refleja que los salarios subieron el año pasado un 1,1%. Es decir, hay una distancia de nada menos que 1,8 puntos entre ambos indicadores.
La causa de esta discrepancia tiene que ver con la diferente metodología utilizada. Mientras que la Encuesta de Coste Laboral registra, a través de una muestra, el sueldo de todos los asalariados por los que haya existido la obligación de cotizar a la Seguridad Social al menos un día durante el mes de referencia, con independencia de su modalidad de contrato y de su jornada de trabajo, el ámbito de información de los convenios es muy inferior. Según los datos de Empleo, algo más de 7,9 millones de trabajadores pactaron sus relaciones laborales en 2016, lo que supone cerca del 50% de los asalariados.
En todo caso, la encuesta de salarios es la que utiliza Eurostat, la agencia estadística de la UE, para hacer comparaciones homogéneas y elaborar el índice armonizado. Es, por lo tanto, el indicador de referencia. Esto es así porque las autoridades económicas pretenden analizar con la encuesta si la convergencia en términos reales se está produciendo entre estos países y, en especial, si se tiende a una equiparación de los costes laborales por unidad de trabajo en Europa.

Coste por hora trabajada

La información del INE detalla, igualmente, el salario por hora trabajada. Y en este caso, el resultado es también distinto. El coste laboral por hora crece a un ritmo anual del 0,6%. Este aumento, precisa Estadística, contrasta con el descenso del coste por trabajador, y la explicación que ofrece para aclararlo es que la discrepancia se debe a la bajada del 1,4% en el número de horas efectivas de trabajo. De hecho, si se elimina este efecto y el de distinto calendario laboral, el descenso estimado del coste por hora trabajada se sitúa en un 0,6%.
Hay que tener en cuenta que durante el cuarto trimestre de 2016 la jornada semanal media pactada en las empresas, incluyendo tiempo completo y tiempo parcial, fue de 34,2 horas. De estas, se pierden de media 5,1 horas a la semana, la mayoría de ellas debido a las vacaciones y fiestas disfrutadas (3,5). Si se añaden las horas extra y se restan, como dice el INE, las horas perdidas, la jornada se reduce a 29,3 horas efectivas de trabajo.
No todos los sectores han visto evolucionar sus salarios de forma homogénea. Al contrario. En la industria, destaca el crecimiento de todos los componentes del coste laboral, a excepción de las otras percepciones no salariales (indemnizaciones por fin de contrato, pagos compensatorios, pequeño utillaje, ropa de trabajo, selección de personal, etc.). La construcción, como sostiene el INE, presenta el mayor descenso del coste laboral total, especialmente del salario ordinario. En los servicios, con un mayor peso en el conjunto de la ocupación, el coste laboral total baja a un ritmo del 1% en tasa anual. En este sector destaca la disminución de los otros costes, en especial, las indemnizaciones por despido.
La horquilla salarial por regiones fluctúa entre los 2.385 euros que percibe al mes, como media, un trabajador en Madrid, y los 1.647 euros de Extremadura

No hay comentarios:

Publicar un comentario