domingo, 30 de abril de 2017

Conoce a tu enemigo: el neoliberalismo


http://www.elsalmoncontracorriente.es/?Conoce-a-tu-enemigo-el
Se trata de un tipo de fascismo pluralista producido por la sociedad en lugar del Estado, que aquí es un testigo complaciente, cuando no un culpable activo.


Conoce a tu enemigo: el neoliberalismo
Nuestro enemigo nace de una filosofía que considera la inexistencia de principio ético o moral alguno. Define: “El bien en aquello que es bueno para mí y mis hijos y el mal es aquello que es malo para mí y mis hijos".
Aquellos que creemos en una sociedad organizada en función del contrato social propuesto por Rousseau, cuyos valores fueron resumidos posteriormente por la revolución francesa, “Libertad, Igualdad, Fraternidad”, tenemos un enemigo común, el neoliberalismo basado en la filosofía posmoderna “el pragmatismo”. nacida en los años veinte en EE.UU. De la que a partir de la década de los setenta nace el liberalismo y posteriormente el neoliberalismo.
Él pragmatismo ha dominado la política en ese país desde 1960 y también esta dominando la europea en la actualidad. Desarrollado a partir del libro de R. Rorty, "Verdad y Progreso", tiene como eje fundamental: el único medio de juzgar la verdad de una doctrina moral, social, religiosa o científica consiste en considerar sus efectos prácticos. Rorty hace su filosofía pragmática, elaborada en torno al principio de la utilidad, sin que este mismo principio tenga fundamento metafísico alguno. Resumiéndola:
  1. Tendencia a conceder primacía al valor práctico de las cosas sobre cualquier otro valor.
  2. El bien, es todo lo que es bueno para mí y mis hijos.
  3. El mal, es todo lo que es malo para mí y mis hijos.
También plantea una organización social democrática abierta, construida en base al principio de la mayoría, se deberán apoyar y fomentar los discursos minoritarios. El pragmatismo apoya el liberalismo, el libre mercado y la redistribución de las rentas.
De esta filosofía se deriva el neoliberalismo, fundamentado en una parte de la filosofía pragmática. El bien es aquello que es bueno para mí. Rechazando el resto.
Nace el neoliberalismo ante la pérdida de poder en una auténtica democracia de los colectivos que lo llevaban ejerciendo durante siglos. Esta pérdida de poder provoca que el club Bilderberg encargue a la trilateral un estudio sobre la democracia.
Organización fundada por iniciativa de ellos mismos y David Rockefeller, en 1975 les entregan un informe con el título. La Crisis de la Democracia. Este trabajo, elaborado por los trilateralitas Michel Crozier, sociólogo; Samel Huntington, profesor de Harvard e ideólogo del plan de devastación de las aldeas vietnamitas; y Joji Watanuki, profesor de sociología en la Universidad Sophia de Tokyo, contiene análisis y recomendaciones tan sugestivas como éstas:
“En el curso de los últimos años el funcionamiento de la democracia parece haber provocado un desmoronamiento de los medios clásicos de control social, una deslegitimación de la autoridad política y una sobrecarga de exigencias a los gobiernos..”.
”De igual modo que existen unos límites potencialmente deseables de crecimiento económico, también hay unos límites deseables de extensión democrática. Y una extensión indefinida de la democracia no es deseable...”
El principio básico de este informe sería perfectamente resumido por Rockefeller con estas palabras: “De lo que se trata es de sustituir la autodeterminación nacional por la soberanía de una élite de técnicos y de financieros mundiales”.
Y de ahí nace lo que el filósofo portugués Boaventura de Sousa Santos ha calificado como el fascismo social. A diferencia del anterior fascismo, el actual no es un régimen político. En este se trivializa la democracia ya que resulta innecesario, e inconveniente, sacrificar la democracia a fin de promocionar el capitalismo.
Se trata de un tipo de fascismo pluralista producido por la sociedad en lugar del Estado. El Estado es aquí un testigo complaciente, cuando no un culpable activo. Se entra en un período en el que los Estados democráticos coexisten con las sociedades fascistas. Es por tato un fascismo que nunca había existido. Un gobierno plutocrático en la sombra.
Distingue cuatro clases principales de fascismo social.
  • El fascismo del apartheid social. Desigualdad.
  • El fascismo contractual.
  • El fascismo de la inseguridad. Consiste en la manipulación discrecional del sentido de la inseguridad de las personas y grupos sociales vulnerables debido a la precariedad del trabajo o a causa de accidentes o eventos desestabilizadores.
  • El fascismo financiero. Es el tipo de fascismo que controla los mercados financieros y su economía de casino cuyo objetivo es maximizar sus activos. Es también la clase de fascismo más cruel, puesto que su espacio es el más adverso a cualquier clase de intervención y deliberación democrática.
Conclusión: desarrollar, la desigualdad social, la modificación de las relaciones contractuales en beneficio del empresariado, la inseguridad y el fascismo financiero. El camino: primero, construir y reafirmar un proceso de la mentalidad sumisa en la sociedad, para ello necesitaban poner a su servicio a los llamados medios de comunicación social.
Segundo una liberación mundial sin control de los mercados financieros.
Tercero, poner a su servicio las elites mundiales. En las instituciones supranacionales y europeas. Y esto lleva años desarrollándose en un proceso continuo y sistemático y a punto de ser totalmente conseguido.
Su último paso: los acuerdos trasnacionales, en negociación, el ya acordado con Canadá pendiente de ratificación, que desregulan absolutamente la intervención de Estado en la economía y poniendo a las multinacionales en igualdad jurídica con los estados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario