miércoles, 12 de abril de 2017

Donaciones en 'b' de puño y letra: los 'papeles' del PP de Salamanca hacen escuela

http://www.tribunasalamanca.com/noticias/donaciones-en-b-de-puno-y-letra-los-papeles-del-pp-de-salamanca-hacen-escuela/

Apuntes 'a mano', entregas irregulares, empresas con contratos públicos... Los parecidos razonables entre los 'papeles' de la financiación irregular del PP en Salamanca y Madrid.
Hace sólo unos pocos días los denominados 'papeles' del PP volvieron a ensombrecer la figura de Fernando Rodríguez. En un agrio 'rifirrafe' el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Salamanca tenía que escuchar como el concejal de Ganemos Gabriel de la Mora le recordaba que su letra está estampada en uno de los documentos más clarificadores sobre la financiación irregular de las campañas electorales en los años del cambio de siglo. De hecho, el PP salmantino hizo escuela y sus presuntas prácticas coinciden con un 'powerpoint' interno con indicaciones para la financiación de campañas.

Los 'papeles' del PP de Salamanca, los documentos que revelan el presupuesto paralelo con el que se financió la campaña de las municipales en 1999, han hecho escuela y años después sabemos que los populares también tiraron de boli en Madrid. Según publica este martes el diario 'El Mundo', el PP madrileño recurrió a donaciones irregulares para pagar la campaña electoral de 2003 en la que Esperanza Aguirre concurría como candidata a la presidencia de la Comunidad. La contabilidad de esas donaciones se hizo en documentos en los que, a modo de manuscrito, se recogen entradas irregulares de dinero ya que hay donaciones de empresas que contrataban con la administración; recibir aportaciones voluntarias de este tipo estaba y está prohibido.


Esto es exactamente lo que recogen los 'papeles' del PP de Salamanca desvelados en su día por el diario 'El País'. En su caso, la presunta contabilidad irregular corresponde a la campaña de las municipales de 1999. Un documento manuscrito por Fernando Rodríguez, teniente de alcalde, revela que el PP salmantino pudo recibir dinero, en 'a' y en 'b', de empresas que tenían contratos con el Ayuntamiento de Salamanca y con el que financió su campaña de 1999, con Alfonso Fernández Mañueco como secretario provincial del partido.

Los parecidos son más que razonables, en el fondo y en la forma. Las anotaciones a mano desvelan una contabilidad paralela, no oficial ni declarable, con la que se sorteaban los límites de la financiación de campañas electorales para concurrir 'dopado' a los comicios, pudiendo gastar mucho más que los rivales. Con estos ingresos el PP salmantino consiguió elevar el presupuesto para las municipales hasta los 27,4 millones de pesetas de entonces, unos 165.000 euros, cuando la cuantía oficial no pasaba de 5,5 millones de pesetas, unos 33.000 euros.

En el caso de los de Salamanca, había empresas concesionarias como Seragua (hoy Aqualia), la constructora Gecocsa, Grupo Curto, Eulen... todas habituales contratistas entonces, y ahora, del Ayuntamiento. Pero también había medios de comunicación, caso de La Gaceta y la cadena Cope en Salamanca.

El propio Rodríguez explicó a 'El País' que "a lo mejor pueden referirse a donativos al partido que en aquel momento estaban permitidos por la legislación". Sin embargo, los donativos por parte de empresas a partidos políticos están prohibidos desde 1987. La ley de financiación de partidos ya prohibía en 1999 los donativos procedentes de empresas que presten servicios o que tengan contratos con la administración. De este modo, el PP salmantino habría incurrido en un delito al aceptarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario