domingo, 9 de abril de 2017

El Corredor Mediterráneo se paraliza


Los trenes Euromed circulan cerca del recorrido del Corredor Mediterráneo
Tren Euromed en la localidad de Vilanova i la Geltrú, por donde pasará el Corredor Mediterráneo. WIKIMEDIA
En octubre de 2011 la Comisión Europea aceptó la propuesta del Ministerio de Fomento e incluyó el denominado Corredor Mediterráneo en la lista de proyectos de la Red Transeuropea de Transportes (TEN-T). Sería una obra terminada en 2020 que partiría de Algeciras y surcaría el litoral mediterráneo español desde esta localidad hasta Girona, para llegar hasta Budapest (Hungría) e incluso más allá, atravesando la Costa Azul, los Alpes Piamonteses, Eslovenia y Croacia… En España se celebró con alborozo la decisión comunitaria, que prácticamente coincidió en el tiempo con la obtención del contrato del AVE a La Meca, todo un estímulo para la Marca España.
Cinco años y medio después, la situación de las obras del Corredor Mediterráneo no podía estar peor, sobre todo su parte sur. La última noticia: Fomento pega un tijeretazo espectacular a la inversión para 2017 sobre este corredor, un 46,76% menos de acuerdo con el desglose presentado el pasado martes por el ministro Íñigo de la Serna. Los Presupuestos Generales del Estado contemplan un desembolso de 715 millones de euros para 2017 frente a los 1.343 millones de euros que se destinaron para este ramal en los Presupuestos de 2016.
El Corredor Mediterráneo fue incluido en la Red Transeuropea de Transportes en 2011. 
De la Serna presentó un PowerPoint este martes 4 de abril en el Ministerio de Fomento, pero no identificó ningún corredor en concreto dentro de los que pierden presupuesto. De los 2.000 millones menos que se dedican a las infraestructuras, el ferrocarril pierde 1.200. Y de esta última cuantía, el Corredor Mediterráneo, que supuestamente debe impulsar también el sector de las mercancías, además del de viajeros, pierde prácticamente 700 millones: es, por lo tanto, el gran perjudicado por los recortes en obra pública.
De la Serna ha dedicado a la conexión entre Almería y Murcia menos de 3 millones
Fomento rebate este argumento. “No es un problema de presupuesto”, responden en el ministerio. “Como mezclemos la política con las inversiones, se acabó el debate”. Portavoces del ministro aseguran que “los presupuestos del año pasado no son comparables por varios motivos”, como la entrada en escena en 2016 de “un acuerdo de no disponibilidad” y el bloqueo de varios contratos. Políticos y empresarios rechazan tal afirmación: desde Murcia a Cataluña se denuncia que el 80% de la inversión ejecutada ha ido a parar a la conexión de ciudades mediterráneas con Madrid (la subconexión Algeciras-Madrid-Zaragoza-Tarragona entra dentro del corredor).

“No es un problema de presupuesto”

El tijeretazo sorprende por las últimas actuaciones del ministro: el domingo, víspera de la presentación de los Presupuestos, De la Serna acudió a Almería -una de las provincias más aisladas de España- a anunciar que la conexión por AVE con Murcia terminará en 2023 y contará con una inversión de 1.770 millones. Además, reconoció la demora del AVE y asumió “el cansancio” de la población almeriense “por los incumplimientos”. Pero la partida destinada a Almería asciende a 35 millones, de los que menos de tres irán a parar al Corredor Mediterráneo entre esta ciudad y Murcia. “Son los peores Presupuestos de la historia de la provincia”, critica el PSOE almeriense.
Encuentro dedicado al Corredor Mediterráneo, celebrado el 14 de marzo en Murcia. EUROPA PRESS
“El Gobierno desconecta a Andalucía del Corredor Mediterráneo y de Europa para los próximos 20 años”, critica Sergio Pascual, de Podemos. “Sucede, por ejemplo, con Almería: la inversión prevista por Adif de 2,8 millones de euros para 2017 es un claro ejemplo del castigo del PP. ¡A ese ritmo se terminará la conexión dentro de 50 años!”.
Fomento persevera en que la parte sur del corredor no está marginada. “La inversión para 2017 en el corredor desde Valencia hacia el norte no es superior a la que se hace hacia el sur”, contestan en el Gobierno. “De hecho en los PGE se contempla una inversión desde Barcelona hasta Valencia de 214,4 millones, mientras que la previsión desde Valencia punto hasta Almoraima (Cádiz) es de 421 millones”.
Pero los números abruman. Un letargo similar al del trecho Almería-Murcia padece el tramo Algeciras (Cádiz) – Bobadilla (Málaga): este trayecto precisa de 1.300 millones y obtiene sólo 20 millones de los presupuestos. Todos los partidos andaluces, PP incluido, fustigan la decisión del Gobierno sobre este tramo.

Valencia en pie de guerra

A mediados de marzo, más de 500 empresarios catalanes, valencianos y murcianos se reunieron en Murcia para exigir un impulso al corredor. La Asociación Valenciana de Empresarios que preside Vicente Boluda se ha mostrado en los últimos meses particularmente beligerante con esta reclamación. Y la presentación de los Presupuestos Generales ha terminado por irritar a la Generalitat Valenciana, en palabras de su vicepresidenta Mónica Oltra: “Rajoy ha logrado desquiciar a todos los valencianos”. Hasta el PP de la Comunidad Valenciana se ha sumado a una declaración institucional en las Cortes para rechazar los Presupuestos de 2017.
Los empresarios valencianos, catalanes y murcianos reivindican con beligerancia el Corredor Mediterráneo
Cataluña, que para 2017 consigue una financiación más acorde con su aportación al PIB, ha moderado esta vez sus dardos. “El Estado español no cumple” con estos presupuestos, ha lamentado la Generalitat, que cifra la deuda del Gobierno con el Corredor Mediterráneo en 3.890 millones de euros.
Prácticamente la mitad de la población española vive en el arco mediterráneo que va de Barcelona a Algeciras. El único tren que recorre el litoral es el Euromed: aunque en la teoría el Euromed puede llegar a alcanzar 220 kilómetros por hora (lo que ya entraría dentro de la consideración de alta velocidad o “velocidad alta”), en realidad circula a una media de 115 kilómetros por hora. La duración mínima entre Alicante y Barcelona son algo más de siete horas de tren.

Todo para el norte

El grueso de los Presupuestos de Fomento se queda en el norte: los AVE que viajarán al País Vasco, a Asturias, a Galicia y, como novedad, a Santander, la ciudad de la que el ministro era alcalde hasta que fue aupado por Mariano Rajoy al Gobierno central. El AVE del Noroeste hacia Galicia, cuyas obras están en una fase mucho más avanzada que Madrid, recibirá 728 millones. También son menos millones que los 1.160 millones de euros de los Presupuestos de 2015, pero quedan menos tramos: Olmedo-Vigo y Orense-A Coruña.
Castilla y León aprovecha su territorio de paso para recibir una lluvia de millones de Fomento
El Corredor del Norte recibirá 482 millones de euros, 130 de los cuales se quedan en la interminable Variante de Pajares, que ya se ha comido casi 2.000 millones, segúnEl Economista. Al PP le tocará negociar con Foro Asturias, ya que Francisco Álvarez-Cascos condiciona su apoyo al acoplamiento de vía en ancho internacional UIC, una opción “descabellada” en opinión de directivos de Renfe y Adif a este medio.

Castilla y León, la región agraciada

La conexión Madrid-Cantabria y el AVE al País Vasco obtendrán conjuntamente idéntica cantidad, 482 millones de euros. “Pero hay obras en la Y vasca que van a cargo del cupo y que Fomento no tendrá que sufragar”, ha dicho De la Serna. El ministro ha sido muy criticado por potenciar un tren de altas prestaciones a su ciudad -Santander-, una línea que fue descartada en los peores años de la crisis y que ahora reaparece.
Debido a esta apuesta gubernamental por el AVE norteño, Castilla y León (2,5 millones de habitantes), la comunidad autónoma con menor densidad de población junto con Castilla-La Mancha, es la que más millones recibe para inversiones por parte del Ministerio de Fomento: 1.327 millones de euros. Más que los 1.306 millones que obtiene Cataluña o los 1.145 millones para Andalucía. La alta velocidad a Galicia exige pasar por Zamora, el tren cántabro por Palencia, la Variante de Pajares por León y el AVE vasco atraviesa Burgos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario