lunes, 17 de abril de 2017

El milagro recaudatorio de Montoro contiene llamativos `errores´ de grandes sociedades

Los informes de recaudación apuntan al Banco Santander

http://www.bez.es/902876251/Hacienda-anomalias-recaudacion-record.html

Milagro de panes y peces en Hacienda. Los ingresos tributarios se dispararon en enero y febrero. Crecieron un 8% y un 5,8% respectivamente, según los informes mensuales de recaudación de la Agencia Tributaria. El aumento, sin embargo, no se debe sólo a la buena marcha de la economía. Hacienda admite alguna "anomalía" en la liquidación de impuestos por parte alguna gran compañía. El supuesto "error" habría contribuido a cumplir con Bruselas y cerrar el año 2016 con un déficit del 4,33% del PIB.
No es habitual que una empresa o un banco se equivoque e ingrese de más decenas de millones de euros en la liquidación de impuestos. Pero los informes mensuales de recaudación indican que ha sucedido. Todo apunta a que un banco, el Santander, ingresó en el mes de enero en Hacienda retenciones sobre los intereses pagados a sus clientes y accionistas muy por encima de lo que le correspondía. Así se explica que en enero de este año,Hacienda ingresara 705 millones de euros en concepto de retenciones sobre rentas del capital mobiliario, un 41% más que en el mismo mes del año anterior.
¿Por qué la equivocación apunta al Banco Santander? Porque así lo indica el desglose de ingresos si se separan uno por uno los centros gestores de Hacienda. Según los informes de la Agencia Tributaria, en enero, larecaudación por el apartado IRPF en Cantabria -sede del Banco Santander- se situó en 341,9 millones de euros, un 103% más que en el mismo periodo de 2016. Una subida tan fuerte, según los expertos tributarios consultados por bez.es carece de explicación lógica.
 
 
 
 
En enero, la recaudación por IRPF en Cantabria -sede del Banco Santander- se situó en 341,9 millones, un 103% más que en el mismo periodo de 2016
Este diario se ha dirigido a la entidad que dirige Ana Patricia Botín para confirmar los datos. Tras solicitar la información por escrito,el banco no ha dado ninguna respuesta. Tampoco la Agencia Tributaria confirma que haya sido el Santander la entidad que tan oportunamente -para Hacienda- ha cometido el error de liquidación. El portavoz de Hacienda admite, eso sí, que"se produjo una anomalía (en la recaudación de retenciones por rendimientos del capital)" que se corregirá "y que tendrá el efecto contrario en marzo". En suma, que el banco ha reclamado lo ingresado de más y el asunto ya está resuelto.
Pero la anomalía registrada en Cantabria con las retenciones no es lo único que llama la atención en el milagro recaudatorio de principios de año. En lo que se refiere al IVA, el aumento de ingresos también fue espectacular.Sólo en febrero se recaudaron 1.281 millones más que en el mismo mes de 2016. La subida es del 8,33% y una vez más, un centro gestor, en este caso Vizcaya, destaca mucho sobre el resto. En febrero, el centro vizcaíno recaudó por IVA 404 millones de euros. Un año antes había recaudado 181 millones. La subida es espectacular, del 123%. ¿Otro error de alguna gran empresa? La eléctrica Iberdrola, cuya sede social está en Bilbao, lo descarta. "Nuestras declaraciones están cuadradas", asegura un portavoz, "todo está en regla". Lo mismo aseguran otras grandes compañías como Repsol o Telefónica. 
 
 
 
 
`Errores´ como el cometido por el Santander han sido muy útiles para el Gobierno a la hora de ajustar la cifra de déficit público de 2016
Habrá que esperar a los datos de recaudación del mes de marzo para saber si sucede con el IVA lo mismo que con las retenciones de capital y se corrigen las cifras de principio de año. En todo caso, errores como el cometido por el Santander habrán sido muy útiles para el Gobierno. Hacienda especifica en su informe de febrero -mes significativo para el IVA, ya que el plazo de autoliquidaciones se extiende hasta el 30 de enero- que los ingresos de este mes "incluyen el IVA de diciembre y del cuarto trimestre de 2016". En suma, que la contabilidad de lo recaudado cierra el ejercicio 2016 para cuadrar el déficit. Así, todo lo ingresado de más habría tenido un efecto contable positivo para el déficit público aunque las empresas ajusten posteriormente las declaraciones y reclamen lo pagado en exceso.
Las anomalías detectadas en la recaudación de principios de año no hacen sino alimentar la idea de que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, diseña las líneas de los presupuestos con un lapicero con goma de borrar incorporada. Son muchos los expertos -incluidos los de la Autoridad independiente de responsabilidad Fiscal (AiREF)- que critican a Montoro por "optimista".
Un ejemplo: para este año, Hacienda prevé que la recaudación tributaria alcance los 200.963 millones de euros, un 7,9% más que los ingresos logrados el año anterior. Se trata de una estimación muy alegre, aseguran los expertos, si se tiene en cuenta que el cuadro macroeconómico apunta a un incremento del PIB nominal del 4,1%.
Por el impuesto sobre la renta, el Gobierno prevé ingresar este año 78.027 millones, un 7,7% más. Ni los incrementos salariales ni el ritmo de creación de empleo sostienen una previsión tan abultada, con el mayor mayor aumento desde 2007. Montoro confía en el IVA, un tributo por el que Hacienda prevé ingresar 67.463 millones, un 9% más. A pesar de que el consumo se ralentizará, el Gobierno cree que la recaudación del IVA crecerá el doble que en 2016.
La oposición no se cree los números de Montoro. El PSOE los ha calificado de "irreales". Calcula que pueden estar inflados en 6.000 millones de euros, un desfase que achaca a un intento del ministro de Hacienda de aparentar que se superan los ingresos récord de hace diez años, previos a la crisis.
No sólo la oposición es escéptica. Hasta la fundación FAES, del expresidente José María Aznar, cuestiona las previsiones del Ministerio de Hacienda. En un estudio titulado Incertidumbres presupuestarias, FAES advierte de que se está atribuyendo a los principales impuestos, sobre todo IRPF e IVA, “una elasticidad de recaudación muy elevada”, al tiempo que los ingresos por Impuesto de Sociedades “no acaban de despegar”. En opinión del think tank  conservador, el cumplimiento de los objetivos de déficit -3,1% este año- se ve así comprometido por la “evolución de los ingresos públicos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario