El portavoz de VTLP, Salvador Arpa, en una de sus intervenciones en el pleno de esta mañana.
EL PORTAVOZ DE VTLP, SALVADOR ARPA, EN UNA DE SUS INTERVENCIONES EN EL PLENO DE ESTA MAÑANA.
   
El PP, el grupo mayoritario en la Diputación Provincial de Valladolid, no ha podido impedir la aprobación de una proposición de Valladolid Toma la Palabra para que la institución provincial cumpla, 10 años después, la Ley de Memoria Histórica.
Ese cumplimiento, según el acuerdo adoptado esta mañana en la Diputación con los únicos votos en contra del PP (PSOE, Sí se Puede y Ciudadanos han votado a favor), implica la retirada de los honores, distinciones y medallas al dictador golpista Francisco Franco Bahamonde concedida el 26.12.1952 y entregada el 28.10.59 (Categoría de Medalla BRILLANTES) a José Antonio Girón de Velasco (concedida el 14.01.1953 Categoría de Medalla ORO), a Rafael Cabestany y Anduaga (concedida el 25.03.1957 Categoría de Medalla ORO) y a Pilar Primo de Rivera y Sáenz de Heredia (concedida el 25.10.1960   Categoría de Medalla ORO).
Además, obliga a que la Diputación Provincial de Valladolid retire la Laureada de San Fernando del escudo provincial y a que se elabore un catálogo de los vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura que se encuentren en los municipios de la provincia a los efectos previstos en el artículo 15.2 de la Ley 52/2007 de La Memoria Histórica. Incluidos los de la propia Diputación.
También se indica que una vez elaborado ese catálogo, se comunique nuevamente a los municipios afectados al “obligado” cumplimiento de la Ley además de obligar a la Diputación a colaborar con los municipios afectados en la retirada de los vestigios recogidos en dicho catálogo.
Antes de la aprobación, el PSOE ha solicitado que se votara por separado lo referido a la Laureada, ya que ésta figura en el escudo de la Diputación a pesar de que fue concedida al Ayuntamiento, institución donde Valladolid Toma la Palabra gobierna en coalición con el PSOE y todavía no se ha llevado al pleno dicha cuestión.
El PP, para argumentar su negativa a cumplir la Ley de Memoria Histórica, ha llegado a comparar la presencia en el escudo de la institución del símbolo fascista con la presencia en algunos balcones de Ayuntamientos de la bandera republicana el paso 14 de abril.
“Han transcurrido más de ocho años desde la primera proposición que presentamos en este salón de plenos instando al cumplimiento de la misma, y tres años desde la última vez que se debatió el asunto en esta institución, tiempo más que suficiente para poner a disposición de los ayuntamientos todos los mecanismos necesarios para poder cumplir con la Ley. Volvemos a traer este asunto debido a que las recomendaciones hechas hasta ahora por la Diputación Provincial no han servido de mucho, y algunos municipios siguen sin cumplir el acuerdo de este Pleno y, lo que es peor, siguen sin cumplir un mandato legal obligatorio como es la Ley de la Memoria Histórica. Quizás, uno de los motivos por los que estas recomendaciones han caído, hasta ahora, en saco roto, sea el incumplimiento que desde la propia Diputación Provincial se está haciendo de la ley”, se ha dicho en la presentación de la proposición antes de señalar que: “Esta situación nos ha llevado a que se estén produciendo requerimientos judiciales en al menos treinta municipios de nuestra provincia donde se mantienen todavía calles o placas con nombres vinculados a la dictadura o al golpe de estado del 36. El Ayuntamiento de Olmedo es uno de los últimos municipios a los que la Justicia ha obligado a quitar una calle con el nombre de Onésimo Redondo”.
“Es lamentable que tengan que ser los tribunales de Justicia quienes obliguen a las administraciones a recordar la necesaria obediencia que tienen de cumplir y hacer cumplir la legislación vigente como han sido los casos de las ciudades de Valladolid, Palencia y Salamanca, por poner algunos ejemplos”, ha sostenido el portavoz de Valladolid Toma la Palabra, Salvador Arpa, para defender la propuesta que recoge prácticamente punto por punto las demandas del Ateneo Republicano de Valladolid.