sábado, 8 de abril de 2017

Esperando a Nadal: el nuevo 'apagón' de la TDT, una bomba de relojería

EUROPA GASTARÁ 890 MILLONES EN LA ADAPTACIÓN


La empresa de satélites SES Astra Ibérica denuncia la dejadez del Gobierno con el segundo dividendo digital. En las televisiones también esperan que el asunto se reactive

Foto: El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (EFE)
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (EFE)
http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2017-04-07/segundo-dividendo-digital-canales-tdt-alvaro-nadal-atresmedia-mediaset_1362561/
AUTOR
TIEMPO DE LECTURA4 min
En el sector audiovisual tachan los días hasta la implantación del segundo dividendo digital. Aunque quedan muchos meses por delante, el asunto está sobre las mesas de todos los despachos. El próximo 30 de junio de 2018, el Gobierno debe presentar a Bruselas su hoja de ruta y un calendario con las fechas clave, y en el sector aseguran que el ministerio que encabeza Álvaro Nadal mantiene el tema aparcado.
Es el caso de la empresa de satélites SES Astra Ibérica, que no oculta su malestar por la dilatación del proceso y asegura que en otros países europeos ya han comenzado a elaborar sus propios planes. Y es que no se trata de un tema menor: la Comisión Europea cifra en 890 millones de euros el coste de la adaptación de las redes TDT y está previsto recaudar 11.000 millones de euros de los operadores en las subastas de frecuencias. Unas cifras de vértigo para un proceso que en España no termina de arrancar. "Da un poco de vergüenza cómo ha respondido España. Todas las respuestas son 'no lo sabemos", señala Luis Sahún, director general de la compañía.
Este segundo dividendo digital supondrá una nueva reorganización de canales que pasa por la liberación de la banda de 700 MHz del espectro radioeléctrico en favor de los servicios móviles 5G. Para ejecutarlo, España deberá llevar a cabo un nuevo proceso de antenización similar al del primer dividendo digital, cuando se liberó la banda de los 800MHz para dejar hueco al 4G móvil. Según datos de SES Astra Ibérica, será necesario actualizar el 87% de los receptores de televisión.
Frente a esta aparente inacción del Ejecutivo, en el sector ya se están preparando para evitar los errores del pasado. A finales del año último, la patronal de las televisiones, Uteca, y otros 'pesos pesados' del sector se agruparon en torno a Televisión Abierta, un grupo creado 'ad hoc' para hacer 'lobby' en todo el proceso de desarrollo e implantación del segundo dividendo digital.
Entre sus principales demandas están racionalizar el calendario y una compensación de los costes por la migración forzada, entre otras. En conversación con este diario, un ejecutivo con silla en Uteca asegura que, pese a relevancia del tema, el Gobierno sigue sin manifestarse sobre el asunto.
Otra de las peticiones de estos agentes pasaba por retrasar hasta 2022 la implantación definitiva, una opción permitida por Bruselas previo cumplimiento de unos supuestos. Esta primera demanda ha caído en saco roto, ya que desde el sector confirman que la fecha límite para España será 2020. 'A priori', una victoria para las telecos, que son las que ocuparán los futuros huecos libres del espacio radioeléctrico.
De telón de fondo está el reciente expediente sancionador que Bruselas ha abierto a España por no cumplir con la sentencia que declaró ilegales las ayudas a la TDT. Según los organismos comunitarios, las plataformas TDT solo han devuelto el 2% de estas ayudas que la Justicia europea consideró ilegales, al no respetar el principio de neutralidad tecnológica. Si España sigue incumpliendo, podría caerle un 'multazo'.
"Da un poco de vergüenza cómo ha respondido España. Todas las respuestas son 'no lo sabemos", señala Luis Sahún, presidente de SES Astra Ibérica
Concretamente, estas ayudas ascendían a 260 millones para todo el territorio más 43,8 millones correspondientes a una partida especial para Castilla-La Mancha. La idea era ayudar a la transición digital en las zonas más remotas y, al destinarse solo a operadores terrestres, otros como internet, cable o satélite quedaron automáticamente excluidos.
Este litigio, que todavía sigue abierto, se espera que concluya a finales de este año cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dicte sentencia definitiva, según informan desde SES Astra. La compañía teme que estos incumplimientos puedan devenir en una falta de futuras ayudas públicas para toda la red.
El Confidencial se ha puesto en contacto con el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para conocer los planes del Gobierno sin haber obtenido respuesta hasta el momento. La única pista la tenemos en el plan de comunicación de este año, donde hay reservados 300.000 euros para una campaña publicitaria sobre el tema. Una estrategia que seguro celebra la compañía de satélites: según una encuesta propia, solo el 14% de los hogares españoles ha oído hablar del nuevo dividendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario