jueves, 27 de abril de 2017

La banca empieza a devolver cláusulas suelo en Galicia sin obligar a denunciar

Imagen:


Inician los pagos a través de las oficinas, aún a cuentagotas, tras la orden del Gobierno

 
REDACCIÓN / LA VOZ 
Los bancos han comenzado, de forma bastante lenta, a dar cumplimiento al real decreto del Gobierno que los obligan a devolver las cláusulas suelo. Esto es, el procedimiento extrajudicial que permite a los clientes recuperar todo lo cobrado de más porque las entidades les aplicaban un tope en el tipo de interés, impidiendo que su cuota mensual bajara más. Esa cláusula la ha considerado abusiva primero el Supremo, y el Tribunal de la UE después, que ha abierto, la puerta a un aluvión de reclamaciones. Para evitar un colapso en los juzgados (en Galicia se han pedido refuerzos para A Coruña y Vigo), el Ministerio de Economía habilitó a inicios de año una vía a través de las oficinas que está empezando a dar resultados.
En la última semana los bancos han comenzado a pagar los primeros clientes gallegos que presentaron los escritos en las sucursales. Se sabe al menos ya de casos de Abanca, Bankia y Banco Sabadell. Y se espera que el resto -Popular-Pastor y BBVA, principalmente- hagan lo propio en los próximos días. Lo que se desconoce es el número de clientes beneficiados y el volumen de reclamaciones presentadas. Pero el proceso está en marcha. Según algunas estimaciones, entre 180.000 y 200.000 hipotecados gallegos podrían presentar una reclamación; otra cosa es que el banco la atienda.
El caso de Abanca es relevante en Galicia por dos motivos: por el volumen de afectados y porque ya retiró la cláusula en mayo del 2013, en aplicación de una sentencia del Supremo. Fueron unos 80.000 los clientes que aquel año se beneficiaron de la supresión de la cláusula y empezaron a pagar menos. Pero no recibieron ninguna compensación, nada de lo cobrado de más anteriormente. Eso es lo que cambia ahora; hay casos repartidos por toda Galicia, según confirma la entidad. Según cálculos de expertos judiciales, la media puede oscilar entre los 3.000 y los 4.000 euros en estos casos.
Abanca, como el resto de las entidades, tiene que responder en un plazo máximo de tres meses a cada cliente que presenta la solicitud en la oficina. Los casos se estudian y se le da una respuesta al cliente; no hay una solución uniforme. Bankia lleva desde febrero devolviendo el dinero casi de oficio; el Sabadell, que defiende la legalidad y transparencia de su cláusula, es de los que revisa uno a uno.
Se desconoce el número o el porcentaje de negativas que se está dando en el sector, aunque despachos de abogados creen que el volumen de rechazos es elevado. También apuntan que algunas entidades están demorando la respuesta al cliente, o pidiendo más documentación, para dilatar la devolución, aunque esta situación no se ha podido contrastar.
Los bancos están obligados a contestar en esos tres meses, y no hay un plazo para cerrar la ventanilla y dejar de recibir reclamaciones. A lo que no están obligados es a una fórmula estándar de pago. Pueden hacerlo en efectivo, ofrecer una renegociación de la deuda pendiente, o dar algún producto. También es posible que lo que ofrezcan sea menos de lo que el cliente calculaba. En todo caso, este siempre podrá decir «no» e ir al juzgado.

¿Cómo sé si mi hipoteca la incluye? ¿Puedo reclamar si ya he pagado todo?

Las oficinas de los bancos tienen desde hace meses formularios similares para que los clientes afectados por la cláusula suelo puedan reclamar la devolución. Ahora bien, lo primero que tendrán que saber es ¿tienen esa cláusula? Es fácil saberlo: si en algún momento desde el 2009, cuando el euríbor empezó a bajar sin parar, el cliente detectó cómo pagaba siempre la misma cuota, sin rebaja alguna, es muy probable que la tenga, que se le pusiera en el contrato con alguna redacción enrevesada. Y si se ha amortizado toda la hipoteca ¿se puede reclamar? Sí. Aunque ya no haya deuda con el banco, incluso si se canceló hace 15 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario