jueves, 6 de abril de 2017

«Las pegatinas de la DGT no sirven de nada»: la alerta de FACUA

http://www.ideal.es/sociedad/201704/05/pegatinas-sirven-nada-alerta-20170404170020.html
  • La organización denuncia que la clasificación se basa en la ficha técnica de cada vehículo y en su fecha de fabricación y no en los gases que emiten realmente

  • 1
  • 299
Con el objetivo de clasificar los vehículos que circulan por España en función del nivel de contaminación que producen, la Dirección General de Tráfico (DGT) lanzó recientemente una campaña de distribución de distintivos ambientales. Esta clasificación, según explica el organismo, sirve para facilitar la tarea a los ayuntamientos cuando deciden tomar medidas de restricción de tráfico debido a la contaminación.
Sin embargo, la organización de consumidores Facua afirma que esta certificación no sirve para nada, dado que la clasificación se basa en la ficha técnica de cada vehículo y en su fecha de fabricación y no en los gases que emiten realmente. De esta forma, la organización denuncia que, hasta el momento, ningún organismo ha llevado a cabo pruebas de emisiones de gas que demuestren el nivel de contaminación de los vehículos.
La DGT, por su parte, se defiende afirmando que son muy pocos los distintivos erróneos que han enviado hasta ahora, pero Facua insiste en que no se trata de encontrar errores, sino de admitir que la campaña no sirve para nada. Para argumentar esta posición, la organización de consumidores hace referencia a la inclusión de los Volkswagen afectados por el fraude en esta certificación ambiental, cuando en realidad no cumplen la normativa.
Para Facua, el mecanismo legal para homologar los vehículos en España y en la Unión Europea está diseñado para complacer a las compañías automovilísticas, sin tener en cuenta los gases contaminantes que realmente desprenden. Los causantes del efecto invernadero, fundamentalmente el dióxido de carbono (CO2), sí son medidos en la Insepección Técnica de Vehículos (ITV).
Sin embargo, existen otros gases perjudiciales, tanto para el medioambiente como para la salud, que no se miden en absoluto. Es el caso de os dióxidos de nitrógneo (NOx), que emiten en mayor medida los vehículos diesel. Aunque la normativa europea establece unos niveles máximos, nunca se realizan mediciones.
Según informa Facua, tras el fraude de Volkswagen, la normativa europea sobre emisiones se modificó, pero la presión de las automovilísticas provocó que la medida quedara en nada: se harán controles en carretera, pero sólo a partir de 2023 los coches estarán obligados a respetar el límite legal actual de los 80 mg de Nox/km recorrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario