miércoles, 12 de abril de 2017

Los detenidos por vender medicinas falsas anticáncer recibieron 520.000€ en ayudas

NO ESTÁ AUTORIZADO POR LA AGENCIA DEL MEDICAMENTO


El Gobierno de las Islas Baleares, el CDTI, el Fondo Social Europeo y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional son algunas de las instituciones públicas que apoyaron a Lipopharma

Foto: Pablo Escribá, uno de los profesores de la Universidad de las Islas Baleares acusado de vender medicamentos falsos
Pablo Escribá, uno de los profesores de la Universidad de las Islas Baleares acusado de vender medicamentos falsos
http://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2017-04-11/lipopharma-profesores-uib-minerval-dhalifort-cancer-estafa_1365627/
AUTOR
TIEMPO DE LECTURA4 min
Crearon una fundación para gestionar la venta de medicamentos contra el cáncer, pero los productos supuestamente no habían pasado todas las fases de estudio necesarias para ser aprobados por la Agencia Española del Medicamento, y, en las que sí se habían completado, se habían falseado parte de los resultados. Son algunos de los detalles aportados por la Policía Nacional sobre la investigación abierta en Palma de Mallorca en torno a dos profesores de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), y otras tres personas, detenidos la pasada semana y que ya han pasado a disposición judicial acusados de un delito continuado de estafa.
Los catedráticos Pablo Escribá y Xavier Busquets, investigadores del departamento de Biología Celular de la UIB, son socios de Lipopharma, una empresa nacida como 'spin off' de la universidad en 2007 y en la que registraron los medicamentos que supuestamente han vendido de forma fraudulenta, llamados Minerval y Dhalifort, este último para el tratamiento del Alzheimer. Según se puede ver en la página web de Lipopharma y en distintos documentos legales, la empresa ha recibido en los últimos años subvenciones públicas que superan el medio millón de euros.
Según las cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil, Lipopharma recibió en 2014 subvenciones por palor de 34.395,06 euros y 472.447,51 euros en 2015. Además, en el BOE correspondiente al 2 de febrero de 2016 aparecen 14.515,95 euros asignados a Lipopharma por la Oficina Española de Patantes y Marcas en 2015 para "el fomento de solicitudes de patentes y modelos de utilidad, españoles y en el exterior". En total, 521.358,52 euros.
En otras ocasiones, el apoyo de las instituciones públicas no llegó en forma de impulso económico, sino de imagen. Lipopharma aparece como ejemplo de empresa biotecnológica española que ha logrado implantarse con éxito en Estados Unidos en este informe elaborado por el ICEX, el Instituto Español de Comercio Exterior perteneciente al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.
Además, según recoge El Mundo, la Asociación Española Contra el cáncer concedió dos ayudas de investigación a proyectos desarrollados por el equipo de ambos investigadores. Una de ellas, en 2012, fue una beca de 5.000 euros para estudiar nuevos fármacos antitumorales, y la otra, concedida en 2015 a través de la Fundación Científica de la AECC, de 180.000 euros en tres años por una investigación sobre el cáncer como diana terapéutica del Minerval y nuevos fármacos de diseño.
Teknautas se ha puesto en contacto con personal de Lipopharma, que no ha querido hacer declaraciones, remitiendo a la investigación en marcha, aunque ha asegurado que "todo se aclarará muy pronto".

Recibían el dinero como donación

Fuentes de la policía han explicado a Teknautas que los detenidos no realizaban la venta de los medicamentos a través de esta empresa, sino que utilizaban para ello una fundación. Los ingresos aparecían como donaciones para la investigación, pero las víctimas han asegurado que el dinero dependía de las dosis adquiridas tal y como se haría al comprar cualquier medicamento en una farmacia. Los acusados se habrían hecho con una cantidad cercana a los 600.000 euros en ingresos y, según fuentes judiciales, disponían de ese dinero a través de tarjetas de crédito.
Las primeras pesquisas surgieron a partir del aviso de un oncólogo: uno de sus pacientes estaba consumiendo uno de estos medicamentos
Hasta la fecha, la policía ha recogido una decena de denuncias. Las primeras pesquisas surgieron a partir del aviso de un oncólogo: uno de sus pacientes, con un pronóstico muy grave, estaba consumiendo uno de estos medicamentos sin conocimiento del especialista. Este puso una denuncia a la fiscalía, que remitió la investigación a la policía. Tras esto comenzaron a aparecer más casos similares, no solo en Palma de Mallorca sino por toda España, ya que los investigadores publicitaban su medicamento por internet, primero como medicamento contra el cáncer en general y más adelante centrado en gliomas o cánceres cerebrales.
Según ha declarado esta tarde Jaume Carot, vicerrector de Investigación de la UIB, la propia universidad trasladó hace ahora un año una denuncia similar a la fiscalía, pero habría conocido los rumores al respecto de esta venta fraudulenta desde hace cinco años: algunos pacientes de cáncer acudían a las instalaciones donde se llevaba a cabo la fabricación e investigación sobre el Minerval y pagaban por la medicina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario