miércoles, 12 de abril de 2017

Parla saca a concurso una parcela para Lidl por 14,7 millones cuando vale 50, según una asociación


El alcalde de la localidad, Luis Martínez (PP), ha anunciado una querella contra ese grupo alegando que sus integrantes tienen intereses urbanísticos en la zona.
Tienda de Lidl en Erandio, Vizcaya
Tienda de Lidl en Erandio, Vizcaya EUROPA PRESS


http://www.vozpopuli.com/actualidad/madrid/Parla-concurso-Lidl-millones-asociacion_0_1016299497.html
El Ayuntamiento de Parla ha sacado a concurso la venta de un terreno junto a la carretera de Toledo que será adjudicado a la empresa Lidl por cerca de 14 millones de euros cuando vale unos 50, según Asopar, una asociación que defiende el patrimonio de la ciudad.
El alcalde de la ciudad, Luis Martínez (PP) aseguró a Vozpópuli que el documento que ha elaborado esta asociación es un compendio de medias verdades y anunció una querella contra los promotores. Ha enviado el documento a los servicios jurídicos para que presenten una demanda en el juzgado. Cree que detrás de esta asociación hay antiguos concejales con algunas personas que tienen intereses urbanísticos en ese suelo.
Asopar señala que el "concurso" es una maniobra del Gobierno local del PP para adjudicar estos terrenos a una multinacional alemana de supermercados "a un precio muy por debajo de lo que fija el mercado para una parcela de esas características".
La asociación señala que el Gobierno local ha mantenido "numerosos encuentros reservados con esta multinacional para adquirir una gran parcela para instalar un almacén logístico".
El Ayuntamiento, al tratarse de una entidad pública, tiene que sacar a concurso la parcela y el precio ha de fijarse en base a las características del propio suelo. Se deben cumplir también unas condiciones jurídicas y administrativas que, según denuncia Asopar, no se han satisfecho, y así lo certifican informes de los técnicos del propio Ayuntamiento.
La junta local de Gobierno, que preside el popular Luis Martínez Hervás "no ha tenido en cuenta ninguna de estas advertencias y, tras varios meses de negociaciones privadas con esta multinacional inició los trámites para vender la parcela, que se publicaron en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 6 de marzo".
Los ciudadanos agrupados en Asopar denuncian que el PP de Parla ha realizado "una serie de maniobras para garantizar el suelo a esa multinacional que será la única que se presente al concurso por mucho menos dinero de lo que realmente vale".
Asopar denuncia que el PP de Parla ha realizado "una serie de maniobras para garantizar el suelo" a la multinacional
Lo primero -señalan- que hizo la Corporación fue cambiar la actividad que se podía poner en marcha en ese suelo.  Estaba reservada para uso terciario y comercial (oficinas y/o superficies comerciales). 
El Gobierno local del PP "la ha recalificado a la baja cambiando su catalogación a gran industrial y reduciendo su edificabilidad de 260.000 a 150.000 metros cuadrados, lo que hace que la parcela salga a concurso por sólo 14,7 millones de euros". Asopar afirma que este precio es menos de la tercera parte de lo que costaría con la anterior calificación, que sería más de 50 millones.
Asopar señala que esta maniobra "no es más que un paripé para adjudicarle a esa empresa ese suelo con las condiciones que fueron poniendo al ayuntamiento durante los meses de negociaciones privadas". La asociación señala que el concurso está plagado de irregularidades advertidas por varios departamentos municipales.
"La primera -señalan- es que para que un ayuntamiento pueda vender una parcela debe estar lo que se denomina como 'depurada física y jurídicamente', es decir, urbanizada con sus calles, accesos y redes de suministro y registrada en el Inventario Municipal de Bienes Inmuebles y en el Registro de la Propiedad". Según los informes de los técnicos de Urbanismo, de Patrimonio Municipal y la Secretaría General del propio consistorio, no se cumplen estas condiciones.
Para que se pueda vender la parcela, ésta ha de estar 'depurada física y jurídicamente'. Según los informes de los técnicos del propio consistorio, no se cumplen estas condiciones
También se necesita para que se pueda enajenar la parcela aprobar el nuevo Plan Parcial que depende del visto bueno del Ministerio de Fomento y la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, además de la Junta de Compensación del propio PAU-5.
Asopar afirma que "los informes de Urbanismo y Patrimonio del Ayuntamiento aconsejan al Gobierno local (PP) que no venda esa parcela hasta que esté aprobado el nuevo plan parcial, pero el equipo de Martínez Hervás se salta las advertencias de sus propios técnicos".
La asociación denuncia que el técnico de Urbanismo afirma literalmente que esa modificación se ha realizado “por instrucciones del Jefe de Gabinete y del equipo de Gobierno”, cargo de confianza más próximo al alcalde.
"El Gobierno local -según estos vecinos- también ha modificado su propia normativa para facilitar otros privilegios a la multinacional interesada, como una Ordenanza de Edificabilidad específica y distinta de la que tienen que cumplir otras empresas en las mismas circunstancias y que, en todo caso, debería haber sido aprobada previamente por la junta de Gobierno y sometida a exposición pública para que se pudieran presentar alegaciones".
La asociación ciudadana Asopar va a avanzar ante notario el nombre de la empresa que ganará este concurso para demostrar que se trata de una convocatoria amañada.

Puestos de trabajo

El alcalde Luis Martínez señaló que los sindicatos de la ciudad han estado informados en todo momento del proceso. Añadió que Asopar ha puesto en tela de juicio al concejal de Urbanismo, al jefe de Gabinete y a los técnicos, algo que el Ayuntamiento no puede consentir por lo que acudirán a los tribunales.
El Centro logístico de Lidl supondrá la creación de 400 puestos de trabajo. En la actualidad Parla tiene una deuda de 600 millones de euros que proviene de la época de gobierno del PSOE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario