sábado, 8 de abril de 2017

Rajoy se niega a quedar como el presidente que ha dejado a cero la hucha de las pensiones


http://www.elconfidencialdigital.com/dinero/Rajoy-quedar-presidente-dejado-pensiones_0_2906109381.html


Se ha posicionado a favor de Fátima Báñez y Cristóbal Montoro frente a Luis de Guindos, que defendía seguir agotando el Fondo. No quiere heredar ese estigma

    • “No voy a quedar como el presidente que ha dejado sin un euro la hucha de las pensiones”. Con esta contundente afirmación, Mariano Rajoy ha zanjado esta semana una guerra soterrada entre los ministros económicos del Gobierno para dar una solución urgente al problema del agujero del Fondo de Reserva de la Seguridad Social.
Fátima Báñez y Mariano Rajoy.Fátima Báñez y Mariano Rajoy.
Las pensiones se abonan, en teoría, con las cuotas de la Seguridad Social. Pero como resultan insuficientes debido a la caída de la recaudación y al incremento del número de pensionistas (y a que las personas que ahora se jubilan cobran más de pensión), el Gobierno ha tenido que ir retirando periódicamente diversas cantidades del Fondo.
La “hucha de las pensiones” ha sido el recurso utilizado por el Gobierno desde 2012 para poder pagar la extra de las pensiones y cubrir otras tensiones de liquidez. La cuantía del fondo ha pasado de 67.000 millones a 15.000 a finales de 2016. La Seguridad Social cerró el año pasado con un déficit histórico de 18.000 millones, el 1,62% del PIB

División en la Comisión de Asuntos Económicos

Ante la duda que existía sobre como tapar ese agujero, el Gobierno se ha decantado finalmente por un crédito de 10.000 millones con cargo a los Presupuestos.
Pero esta decisión no ha estado exenta de polémica en las reuniones de laComisión Delegada de Asuntos Económicos previas a la aprobación de las cuentas por el Consejo de Ministros.
La solución al agujero de la Seguridad Social ha provocado una fuerte división entre los ministros económicos partidarios de dejar de sacar dinero de la hucha, encabezados por Fátima Báñez y Cristobal Montoro. Por contra, Luis de Guindos defendía seguir agotando el Fondo de Reserva.

De Guindos quería seguir tirando de la hucha

El próximo mes de julio será el momento en el que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social no podrá hacer frente al abono de las pagas extras de las pensiones. Por ello, el Gobierno -que es consciente de lo alarmante de esta situación- ha venido ya acometiendo cuantiosas emisiones de deuda pública con las que garantizar el pago.
Según ha podido conocer El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, Luis de Guindos ha venido advirtiendo de los riesgos de apostar por fiarlo todo a las emisiones de deuda pública.
El ministro de Economía ha mantenido reuniones con representantes de destacados fondos de inversión en los últimos meses, como Goldman Sachs y Blackrock. El objetivo ha sido pedirles un esfuerzo en las compras de deuda pública española, en las próximas subastas del Tesoro, con las que garantizar el pago de las extras de los más de 9 millones de pensionistas, pero no acababa de verlo como una solución definitiva al problema.

Fátima Báñez defendía la emisión de deuda

Enfrente, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha dado la batalla por evitar agotar el Fondo de Reserva. Al igual que el presidente, tampoco ella está dispuesta a quedar como la responsable de la Seguridad Social que deja a cero la hucha de las pensiones. Su postura era clara. Por tanto, el Tesoro debe emitir deuda para asegurar las pagas.
En caso necesario, el Tesoro sirve de garantía para que se puedan abonar las prestaciones, en especial las extras de julio y diciembre, que son las que han obligado al Gobierno a sacar dinero de este fondo en los últimos años.

Rajoy apostó por Báñez con la ayuda de Montoro

Según las fuentes consultadas, Mariano Rajoy decidió entonces tomar posición en esta polémica entre ministros económicos. Una de las primeras personas a las que consultó sobre el asunto fue a Cristóbal Montoro como máximo responsable de las cuentas públicas.
El ministro de Hacienda no lo dudó y se puso del lado de su colega Báñez. Subrayó que la transferencia no incrementa el nivel de deuda pública del país.
Añadió que el Fondo de Reserva también significa liberar deuda del Estado que está en manos de la Seguridad Social. Así las cosas, las consecuencias económicas del préstamo son indiferentes sobre lo que implica emitir deuda.

Decisión final: un crédito a la Seguridad Social

Es la primera vez que el Estado vuelve a prestar dinero al sistema público de protección social desde 1996. Entonces, el primer Gobierno de José María Aznar tuvo que acudir a un crédito para pagar parte de las pensiones.
Una disposición adicional establece que el nuevo préstamo no devengará intereses y su cancelación se producirá en un plazo máximo de diez años a partir de 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario