domingo, 16 de abril de 2017

UGT denuncia y prohíbe el uso de su logo y sus siglas en apoyo a Susana Díaz

PRIMARIAS PSOE


La comisión ejecutiva del sindicato ordenó quedar al margen de las primarias socialistas mientras que CCOO también mostró su gran malestar tras la mentira de Heredia

Foto: Susana Díaz, aspirante a secretaria general del PSOE. (EFE)
Susana Díaz, aspirante a secretaria general del PSOE. (EFE)
http://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2017-04-16/ugt-logo-psoe-susana-diaz-primarias_1366770/
AUTOR
TIEMPO DE LECTURA6 min
La comisión ejecutiva confederal de UGT aprobó por unanimidad mantenerse en la neutralidad y no posicionarse a favor o en contra de ninguno de los tres candidatos en las primarias del PSOE. La estrecha relación de hermandad entre el sindicato y los socialistas, diluida en los últimos tiempos pero que mantuvo la doble afiliación durante años, lleva a que muchos ugetistas sean también militantes socialistas. Por eso desde la cúpula sindical ordenaron extremar las cautelas para no mostrar preferencias por Pedro Sánchez, Susana Díaz o Patxi López.
En la última semana han aparecido dos cuentas en la red social Twitter que utilizaban el logo y las siglas de UGT a favor de Susana Díaz. Una de ellas, @ugtconsusana, fue denunciada de inmediato por el sindicato y clausuradaantes de registrar actividad tras la queja sindical. La otra, Ugetistas con Susana @ugetistasxsusanavalidada por el equipo oficial de la presidenta de la Junta, ha recibido también un aviso del sindicato solicitando que se retire el logo de la cuenta por inducir a error. De momento, señalan fuentes sindicales, no han recibido respuesta y sigue activa utilizando una imagen sin autorización.
El equipo de Díaz sigue utilizando el logo de UGT sin autorización y pese a la denuncia del sindicato
“UGT va a actuar igual que en anteriores primarias y tal como ha hecho con el resto de partidos”, señalan fuentes de la comisión ejecutiva confederal que encabeza Josep María Álvarez. “Cualquier equipo que utilice el logo o las siglas de UGT será desautorizado públicamente”, señala el sindicato. “Hay muchos de afiliados de UGT que son a su vez afiliados del PSOE y han asistido o asistirán a actos para dar su apoyo a uno de los candidatos pero nadie de la comisión ejecutiva confederal lo hará”, explican. “Mantenemos nuestra independencia y nuestra autonomía al margen de una historia en común”, agregan desde el sindicato ‘hermano’ de los socialistas.
Tal y como ya avanzó El ConfidencialPedro Sánchez también contactó con históricos de UGT para atraerlos a su causa hace semanas. El exlíder socialista es quien tiene relaciones más estrechas con el actual secretario general de UGT. También Patxi López, hijo de un histórico sindicalista, tiene relaciones estrechas con el sindicato. En el caso de la secretaria general de UGT en Andalucía, Carmen Castilla, fuentes del sindicato confirmaron a este periódico que los tres candidatos la han telefoneado para tratar de montar algún acto conjunto o acercar posiciones y la respuesta ha sido que se mantendrán en la neutralidad.

Tensas relaciones con Díaz

“Con ninguno hará actos ni el sindicato participará en ninguna de las candidaturas”, explican desde la federación andaluza. A diferencia de las buenas relaciones que mantuvo Pedro Sánchez con Josep Álvarez en el ámbito estatal, las relaciones de Susana Díaz y Carmen Castilla han sido mucho más tensas y menos cordiales. A pesar de que ambas alcanzaron el poder regional casi a la vez la relación no pudo empezar de peor manera.
El secretario general de UGT, Josep María Álvarez (d). (EFE)
El secretario general de UGT, Josep María Álvarez (d). (EFE)
En pleno escándalo de corrupción del sindicato UGT en Andalucía por el caso de las facturas falsas, que reveló un presunto sistema de financiación ilegaldesviando dinero público destinado a los cursos de formación, se publicaron una serie de escuchas telefónicas a dirigentes del sindicatos ordenados por la Guardia Civil. Aquellos pinchazos alcanzaron a Castilla, recién elegida secretaria general. Ya entonces, enero de 2014, era clara la tensión entre ambas dirigentes. “Me comparan con Susana Díaz. Tiene cojones, con lo fea que es...”, recogían aquellas grabaciones en boca de Castilla cuando alguien la llamó por su nuevo cargo.
Aquello fue sólo una anécdota. El caso de corrupción que estalló en las filas ugetistas en Andalucía acabó por volar por los aires las tradicionales buenas relaciones en Andalucía, tras décadas de paz social gracias a una concertación social regada con miles de millones de euros. Susana Díaz, que ya había ejecutado un férreo cordón sanitario frente al caso ERE, tampoco le tembló el pulso con el sindicato hermano, con el que, por cuestiones generacionales, nunca tuvo la misma relación que sus antecesores.

Millones paralizados, asfixia financiera

La presidenta de la Junta dio orden a la consejería de Economía de mirar con lupa todas las subvenciones de ayudas a UGT y bloqueó todos los pagos pendientes, haya o no irregularidades en esos expedientes. El litigio ha llegado a los tribunales por parte del sindicato, que exige que se libre el pago del 25% restante en el caso de las subvenciones en las que no se hayan detectado irregularidades. UGT se ha sentido en Andalucía parte de una caza de brujas, según explican desde su ejecutiva, en un momento muy delicado con una importante deuda y asfixiado económicamente.
La secretaria general de UGT-A ha vuelto a participar en la firma de convenios con Susana Díaz. Sin embargo, la hostilidad sigue latente
“Las relaciones han mejorado en los últimos tiempos pero están muy deterioradas”, explican en UGT Andalucía. El pasado 11 de marzo la Junta de Andalucía tuvo un gesto con Carmen Castilla y le entregó un premio Clara Campoamor. La secretaria general de UGT-A ha vuelto a participar en la firma de convenios con Susana Díaz, como el de la cláusulas sociales, con CCOO y la patronal. Sin embargo la hostilidad sigue latente y “muchos de los ugetistas andaluces, sobre todo en la federación de servicios públicos”, explican desde el sindicato, “están con Pedro Sánchez”. La misma Carmen Castilla ha tenido mucha mejor relación con el exlíder socialista que con Susana Díaz. Fue una de las pocas que dio cobijo al ahora candidato cuando desafío a la presidentade la Junta desembarcando, hace un año, en la Feria de Abril de Sevilla. Aquella cita pregonó la preocupante guerra interna que ya sacudía al PSOE.

Escándalo Heredia

Tampoco CCOO quiere que le salpiquen las primarias socialistas. La tensión se disparó tras el episodio del diputado Miguel Ángel Heredia, quien en un audio de noviembre de 2016 difundido por ‘El Mundo’, aseguró ante un grupo de Juventudes Socialistas que Ignacio Fernández Toxo lo había telefoneado para advertirle de que Pedro Sánchez había cerrado un pacto con ERC y que por eso se forzó su marcha del partido. Toxo desmintió públicamente que esta conversación existiera, destapó la mentira de Heredia, secretario general del Congreso y hombre fuerte de Díaz en Madrid, y le pidió su dimisión si no aclaraba lo ocurrido.
En esos días, Toxo conversó con el presidente de la gestora, Javier Fernández, y su homólogo en Andalucía, Paco Carbonero, telefoneó al número dos del PSOE-A, Juan Cornejo, tras intentar conversar con Susana Díaz sin éxito. Ambos dirigentes socialistas pidieron disculpas y “se quedaron muy preocupados” por lo ocurrido, señalan fuentes de CCOO. El sindicato está molesto, ha dejado muy claro que no quiere que se utilice su nombre en la guerra el PSOE y reivindica su autonomía. “No se trata de acercarnos a Podemos, eso es falso. Nosotros hemos recuperado nuestra independencia tras la etapa de Antonio Gutiérrez y esa pluralidad es lo mejor para ser una organización fuerte, para defender los intereses de nuestros afiliados”, señalan desde la dirección de CCOO en Andalucía. “La administración autonómica está absolutamente paralizada. ¿Qué razones tendríamos para defender a Susana Díaz? Ni a ella ni a nadie”, agregan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario