martes, 30 de mayo de 2017

Abren expediente a un policía de Huesca tras escribir una novela sobre una mafia policial

Esteban Navarro, policía y escritor –como hasta hace una semana rezaban sus perfiles en las redes sociales- es ahora el protagonista de la historia. Pero esta no es ficción. La Dirección General de la Policía le ha abierto un expediente, a instancias del comisario de Huesca, por “usar su condición de policía para promocionar sus novelas” y porque hay “algunos funcionarios de la comisaría oscense preocupados porque su actividad en redes sociales pueda perjudicar la imagen de la Policía”.
Lleva 23 años ejerciendo como Policía Nacional. Los últimos 15 en Huesca. Y durante los nueve postreros ha compaginado su labor con la de escritor: tiene 10 novelas publicadas. Hasta ahora nunca había tenido ningún problema, pero el pasado lunes 22, cuando fue llamado a capítulo por el comisario de Huesca, su vida dio un vuelco que, de momento, le mantiene de baja por ansiedad y la próxima semana le llevará a Madrid a declarar.
Aunque él se muestra absolutamente seguro de que no hay relación y se afana en desvincularlo, la apertura del expediente se produjo el pasado 7 de abril, tres semanas después de que, el 18 de marzo, presentara su última novela, Una historia de policías, que trata, en forma de ficción, de una mafia policial en la comisaria de Huesca.
También prefiere creer que no tiene nada que ver con sus manifestaciones sobre ciertos asuntos como los regalos que reciben algunos funcionarios, e l nombramiento de Francisco Marhuenda como “comisario honorario” o las elecciones al Consejo de la Policía.

Fotografías desenfadadas

Navarro es muy activo en redes sociales -en la actualidad  tiene casi 5.000 seguidores en Twitter- donde suele subir fotos “en actitud desenfadada”, como él mismo asegura. Por ejemplo, tomando un café antes de entrar de servicio o en el ascensor de camino al vestíbulo para comenzar su jornada –está en seguridad en la puerta de la comisaría-.
El expediente, apunta Navarro, es una sucesión de estas fotografías: “Llevo muchos años compartiendo este tipo de imágenes y nunca ha pasado nada”. Advierte el agente que “en todo esto subyace un punto de envidia y que el informe no es fruto de un enfado momentáneo, sino un trabajo concienzudo de rastreo de mi actividad en redes sociales durante el último año”.
Destaca un detalle paradójico: desde el Twitter de la Policía Nacional se anima a comprar su última novela, mientras, por otro lado, se le abre un expediente por –aunque no de manera directa- escribirlas.

“Estoy muy orgulloso de ser policía”

Desde que se conoció la apertura del expediente, las muestras de apoyo le han llovido.  “Nunca he querido perjudicar a la Policía, al contrario, siempre he pretendido ensalzarla. Hay algunos policías malos, pero yo estoy muy orgulloso de serlo”.
Parte de esta defensa le ha llegado de varios sindicatos policiales de España, pero no de Huesca, es más, como anunció este domingo en su Twitter, el Sindicato Unificado de Policía en Huesca le ha bloqueado.
También han sido varios los medios de comunicación que se han interesado por su caso, incluso The Guardian le ha entrevistado. En uno de ellos, el Diario del AltoAragón, Navarro escribe este lunes una carta en la que recuerda que organizó el Concurso Literario Policía y Cultura o el Festival Aragón Negro y que nunca anunció ni publicitó sus novelas en dichos eventos. Desde 2008, dice en su escrito, “he convertido mi vida en una constante pasión por la cultura”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario