lunes, 8 de mayo de 2017

Absueltas más de sesenta familias acusadas de robar luz para sus chabolas en Madrid


El juzgado entiende que los inspectores entraron sin orden judicial en las infraviviendas de Las Sabinas, en la localidad madrileña de Móstoles, y absuelve a decenas de personas para quienes la Fiscalía e Iberdrola pedían más de cien mil euros

Vista aérea del poblado de Las Sabinas / 
Más de sesenta familias de un poblado chabolista del oeste de Madrid han sido absueltas tras haberse sentado en el banquillo acusadas de robar luz para sus infraviviendas. El juzgado de instrucción nº 2 de la localidad de Móstoles ha decidido desestimar las peticiones de multas e indemnizaciones que tanto la Fiscalía como Iberdrola pedían para estas familias del poblado de Las Sabinas por entender que los inspectores entraron a las chabolas sin una orden judicial.
Según los hechos probados de la sentencia a la que ha tenido acceso la Cadena SER, fue el 20 de junio de 2016 cuando Iberdrola descubrió que varias infraviviendas de este poblado, ubicado en la avenida Esteban García de Móstoles, podían estar enganchando sus casas a una torre de electricidad que da suministro a unas instalaciones del Canal de Isabel II. Fueron inspectores de la empresa 'Marsan Ingenieros', contratados por la empresa energética, los que instalaron los amperiómetros en los patios de las casas, acompañados por agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana y también del Pacprona (Guardia Civil).
La empresa cortó la luz al poblado y llevó a las familias ante la Justicia, y ahora ha sido el juzgado nº 2 de Móstoles el que ha decidido dictar una sentencia absolutoria por entender que los inspectores entraron a las casas sin una orden judicial y sin informar a los vecinos de Las Sabinas de que, por ejemplo, tenían derecho a no declarar contra sí mismos.
Sin orden judicial
La magistrada Inés Malagón explica que el patio de una casa también debe considerarse como parte de la morada a efectos constitucionales, y que por tanto necesitaban una orden judicial "que no se solicitó". También explica que, aunque varios vecinos les dejasen pasar y reconociesen ante los inspectores estar enganchados de manera irregular al suministro de Iberdrola, lo hicieron sin que nadie les informase de sus derechos: "La entrada en los domicilios de los denunciados se hizo sin advertencia de los derechos de cada interesado y sin que se les advirtiera de la posibilidad de oponerse a la entrada en el domicilio", dice la sentencia. 
Alejandra Jacinto, de la cooperativa de abogados CAES, es abogada de varias de las familias absueltas. 
Una sentencia que absuelve a más de sesenta personas del delito de defraudación de energía del que venían siendo acusados: la Fiscalía pedía más de 140.000 euros a todos entre multas e indemnizaciones, mientras que la acusación ejercida por Iberdrola elevaba la cifra total por encima de los 360.000 euros.
Proyecto de realojo parado
El poblado de Las Sabinas, ubicado a orillas del Guadarrama entre las localidades de Móstoles y Arroyomolinos, es uno de los mayores asentamientos chabolistas de la región. A lo largo del último año, las administraciones locales y la Comunidad de Madrid han intentado pisar el acelerador en un proceso de realojo firmado hace cuatro años que afectará a más de 300 familias, pero por el momento no ha comenzado: el gobierno regional anunció en marzo del año pasado que su intención era adquirir las viviendas suficientes a través de la Agencia de Vivienda Social.

(ARCHIVO) LAS SABINAS, SIN LUZ

El 20 de junio de 2016 los inspectores de Iberdrola acudieron al poblado para comprobar si las infraviviendas estaban ilegalmente enganchadas a su tendido eléctrico
Una situación similar volvió a darse en este poblado en enero de este año, aunque la compañía devolvió el suministro eléctrico apenas unos días después del corte tras negociaciones con el consistorio mostoleño. La sentencia que absuelve ahora a las familias acusadas de robar luz es recurrible ante la Audiencia Provincial de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario