viernes, 5 de mayo de 2017

Bombas sobre Gernika. Postureo y falsedades sobre la Memoria Histórica

http://kaosenlared.net/bombas-sobre-gernika-postureo-y-falsedades-sobre-la-memoria-historica/

Por Por Antxon Gómez Lorente y Alberto Muñoz Zufia
Llueven estos días postureos y manipulaciones sobre Gernika. Se hace más necesario que nunca recuperar el sentido original de la Memoria Histórica.
Por Antxon Gómez Lorente y Alberto Muñoz Zufia
Se acaba de cumplir el 80 aniversario del bombardeo de Gernika por parte de la aviación nazi y fascista italiana  a las órdenes  del  Franquismo Español.  Al calor de los números redondos del aniversario, muchos han arrimado el ascua a su sardina en lo que parece ser el ascendente negocio, político, de promoción personal y económica a cuenta de una Memoria Histórica descafeinada y manipulada por  los intereses de las actuales instituciones autonómicas y el partido que las gobierna.
Pasarán los días y los políticos jeltzales que entonaron altisonantes discursos éticos en el aniversario de la masacre, volverán a hablar de las cosas de comer con los herederos políticos,  ideológicos y biológicos de los franquistas que ordenaron la masacre. Léase el PP. Es sabido que el compromiso ético del PNV acaba donde empiezan los temas “económicos”. Ética versus pragmatismo. En el caso del PNV siempre ha triunfado el pragmatismo en sus tratos con la derecha española. La “ética” se reserva como sempiterna disculpa para no avanzar en compromisos con la Izquierda Abertzale en los temas de soberanía para Euskal Herria.
Desde los amoríos políticos jeltzales con Suarez, Jefe Supremo del “Movimiento Nacional” Fascista  y su cohorte de políticos y ministros falangistas de la UCD; desde el respaldo al presidente Aznar en el parlamento español a la cerrada defensa conjunta de políticas económicas neoliberales junto al PP; desde la colaboración con las fuerzas represivas heredadas del franquismo; … Todo ello ha de ser convenientemente maquillado en estos aniversarios con historietas de  agresiones de España contra una Euzkadi que se plantea como un clon del PNV. Obviando la pluralidad política de la Euskal Herria antifascista del 36, con anarquistas, comunistas, republicanos de derechas y de izquierdas, socialistas, y un nacionalismo de izquierdas ascendente representado por ANV.
En un arranque, no se sabe si de celos o de lucidez, Idoia Mendia desde la sucursal del  PSOE en el País Vasco  ha exigido respeto al PNV, acusando a los Jeltzales de manipular lo ocurrido en Gernika,   y alude textualmente “considerando necesario reconocer en este aniversario de Gernika a todas las víctimas de aquel genocidio“. Curiosas las declaraciones de un PSOE que amnistió los crímenes franquistas en 1977, tras tragarse la monarquía impuesta por el fascismo junto con la guardia civil, policía, tribunales y ejército, con la guinda de su bandera e himno. Si verdaderamente los actos franquistas de la Guerra del 36 constituyen un genocidio, Idoia Mendia y su partido son responsables directos de su impunidad. No hace falta recordar que los crímenes de lesa humanidad y de genocidio no son amnistiables según la legislación internacional. Esa y no otra es la base de la denominada “Querella Argentina” contra el Franquismo.  Ni que decir tiene que la Justicia Española, continuidad sin ningún tipo de depuración de la “Justicia franquista”, niega la mayor y el Genocidio, dejando desamparados los derechos de las víctimas a la Verdad, Justicia y Reparación, junto con las Garantías de no Repetición.
Haría mejor la señora Mendia en callarse, o si no, debería de romper con su partido y la “Transición”, exigiendo  la derogación de la amnistía del 77 para los franquistas y sus posteriores encubridores y cómplices. Es el mismo caso del PNV, que apoyó esa misma ley de punto final para el franquismo y sigue sin hacerse una mínima autocrítica por ello ni exigir su derogación. Llueve estos días postureo de la peor especie sobre Gernika.
El estado español  parece ser  el único lugar de Europa  donde se puede homenajear a la División Condor Nazi, como hace unos años en un pueblo  de Palencia gobernado por el PP, y en cambio es delito de apología del Terrorismo homenajear a resistentes vascos muertos combatiendo al Franquismo. La lectura es clara: el Franquismo no fue terrorismo de Estado, la resistencia  armada al mismo sí fue terrorismo. Sobre todo la Vasca. Todo amparado por una ley “de víctimas del terrorismo” que otorga un reconocimiento y una legitimidad inusitadas para una autodenominada “democracia avanzada” a todo el entramado institucional franquista. Contando para ello con las bendiciones o el silencio de  un PNV que sigue jugando con todas las cartas. Incluida la de no incomodar, como en Bilbo, a la derecha española, incrustada entre sus votantes, con compromisos claros en este tema.
Un periódico, el Diario Vasco, que en el 37, desde la recientemente ocupada Donostia, sometida a un verdadero genocidio por la derecha española, proclamaba “Gernika ha sido destruida por los rojos al servicio de los separatistas vascos”, ofrece en el aniversario un macro reportaje sobre el  tema. No pueden ya mantener los del DV decir que Gernika fue quemada por los rojo-separatistas, pero intentan seguir manipulando. Empezando por su propia responsabilidad en la mentira construida sobre el crimen de Gernika.  80 años después el periódico sigue manipulando sobre el relato  del conflicto vasco. 80 años después el mismo periódico, sigue siendo martillo de la izquierda abertzale y del “separatismo” a la par que fiero defensor del régimen heredero del más negro franquismo y todas sus instituciones. Es el periódico decano de una Gipuzkoa que no consigue sacudirse definitivamente las cadenas del Franquismo sociológico. Es el periódico que se permite dar lecciones de democracia a la Izquierda Abertzale que a través de los gudaris de EAE-ANV, defendía Gernika de los fascistas de diferentes especies, ensalzados éstos en sus páginas durante décadas.  Seguramente, no conoceremos que el  Diario Vasco pida  perdón por su colaboración con el Franquismo y ofrezca  Verdad, Justicia y Reparación, además de las Garantías de no Repetición, a las víctimas del Genocidio Franquista.
Quisiéramos  traer a la memoria el recuerdo del primer comandante del Batallón Eusko Indarra de EAE-ANV, Jose Plazer Martinez de Lezea, (Batallón sobre el cual próximamente saldrá a la luz un libro editado por la Fundación Eusko Lurra), que tenía a su mando las baterías antiaéreas y la artillería del sector de Gernika y que fue capturado a los pocos días por los franquistas en la Villa arrasada, para ser fusilado posteriormente en Gasteiz tras un juicio farsa. Uno más de la historia judicial española.
A  fin de cuentas, la derecha española es tremendamente consecuente. Tanto cuando en el homenaje de un ministro de Franco, otro ministro del PP (partido fundado y habitado por franquistas y neo-franquistas) porta el féretro del criminal  Utrera Molina, reclamado por la Justicia Argentina por delitos de lesa humanidad, entre saludos fascistas y cánticos hispano- patrióticos. O cuando el general golpista  y responsable de no pocos crímenes Sanjurjo, es enterrado entre honores militares en Melilla con una guardia de honor de los Regulares. Esos militares Regulares que cometieron a lo largo de la Guerra del 36 en las diferentes naciones ibéricas todo tipo de crímenes. Ese cuerpo de Regulares  que por ejemplo en Asturias, en el pueblo de Areces, asesinaron en febrero del 37  a machetazos y bayonetazos  a decenas de gudaris de ANV heridos e indefensos tras asaltar  un hospital de campaña.
Llueven estos días postureos y manipulaciones sobre Gernika. Se hace más necesario que nunca recuperar el sentido original de la Memoria Histórica. Es por ello más que nunca necesario rescatarla de esas instituciones que sólo aspiran a hacer negocio político y económico con ella, y recuperarla para el Movimiento Popular y las organizaciones históricas que pusieron la mayor parte de las víctimas y represaliados en la larga noche franquista que no termina de amanecer.
Antxon Gómez Lorente y Alberto Muñoz Zufia.
Eusko Lurra Fundazioko kideak.

Euskal Herria 3 de mayo de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario