domingo, 28 de mayo de 2017

Bronca en el pleno por la aprobación del cambio de nombre de 51 calles franquistas en València

http://kaosenlared.net/bronca-en-el-pleno-por-la-aprobacion-del-cambio-de-nombre-de-51-calles-franquistas-en-valencia/

Por Federación Estatal de Foros `por la Memoria / Kaosenlared
El PP y Ciudadanos votan en contra de la propuesta aprobada por el tripartito “por falta de consenso”.
La concejala de Patrimonio, Glòria Tello, ha recordado la necesidad de asumir el mandato de la Ley de Memoria histórica, aprobada hace ya una década.
El Ayuntamiento de València continuará adelante con el acuerdo adoptado para el cambio de denominación de 51 calles y plazas de la ciudad, al ser rechazada, pese al apoyo de los concejales de Ciudadanos, la moción que en este sentido han presentado al Pleno los concejales del Grupo Popular, Eusebio Monzó y Alfonso Novo.
La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha defendido el rigor de una medida “que nace de la transversalidad y de la participación ciudadana” y la necesidad de asumir el mandato de la Ley de Memoria histórica, aprobada hace ya una década.
El debate ha estado precedido por la intervención del coordinador del Grupo de Recuperación de la Memoria, Matías Alonso, quien ha calificado de “hito” el acuerdo tomado por la Junta de Gobierno tras el dictamen de la Comisión de Cultura.
Por el contrario, Alfonso Novo, ha criticado la “falta de consenso” y se ha referido a hipotéticos perjuicios del vecindario, profesionales y empresas de las 51 calles cuyos nombres actuales y futuros convivirán durante todo el año en el callejero, como ha resaltado Glòria Tello.
Novo ha pedido “sensibilidad, responsabilidad y sensatez”, mientras Tello ha acusado a su grupo, el Popular, de “poner trabas y excusas para continuar en la ilegalidad” Amparo Picó, de Ciudadanos, ha dicho estar a favor del cumplimento de la Ley de Memoria histórica, “que el Partido Popular tuvo siete años para hacer cumplir”, pero igualmente “a favor de la búsqueda del consenso y la participación”.
La concejala Glòria Tello ha resaltado que no se trataba de un “acuerdo estéril ni fruto del capricho” y que todos los cambios habían sido estudiados por especialistas universitarios.
Novo ha afirmado que han hecho “lo que han querido” y Picó ha manifestado que “tan importante es aplicar la ley como hacerlo de la forma más correcta posible”, mientras la concejala de Cultura se ha referido a cada uno de los puntos incluidos en la moción rechazada, para señalar que se habían cumplido, y ha defendido el diálogo, las reuniones realizadas con vecinos y afectados, la minimización de consecuencias con medidas como la convivencia del nombre antiguo y el nuevo durante doce meses, y la validez de los informes técnicos recabado a profesionales universitarios antes de tomar esta medida para el cumplimento de la Ley de Memoria Histórica.

El PP insinúa que volverá a cambiar el nombre de las calles cuando gobierne
Novo asegura que en la nueva nomenclatura hay una veintena de «anarquistas y comunistas».
Por H. García desde València
El Govern de la Nau (Compromís, PSPV y València en Comú) y la oposición (PP y Ciudadanos) volvieron a escenificar ayer en el pleno del Ayuntamiento de València sus profundas diferencias en relación al cambio de nombre de las calles «franquistas» de la ciudad. Un proceso que, a juicio del PP, se ha hecho ·sin debate ni consenso y sin respetar el procedimiento administrativo y que, por contra, la concejala de Cultura, Gloria Tello, defendió para dar cumplimiento a la ley de la Memoria Histórica. Novo aseguró que hay 20 calles que se van a rotular con «nombres de anarquistas, socialistas y comunistas, cuyos méritos habría que ver» al tiempo que preguntó «qué pasará con el nomenclator dentro de cuatro años», dejando en el aire la posibilidad de revertir el proceso.
El concejal del PP aludió a las recomendaciones del informe de la Universitat de debatir la eliminación de algunos de los nombres analizados como el de Castan Tobeñas, Francisco Bosch, el matrimonio Alcántara Ríos y Javier Goerlich, un debate que «no se ha hecho». Existen cientos de personalidades susceptibles de tener una calle, dijo el concejal del PP, entre las que citó a la fallecida alcaldesa de València Rita Barberá, «respaldado por numerosas firmas y al que no han hecho ni caso».
La moción del PP pidiendo la suspensión del proceso de eliminación de las calles franquistas hasta que se haga un debate «serio y en profundidad « y con participación de vecinos y comerciantes fue rechazado con los votos del tripartito.
En línea con Alfonso Novo se pronunció la concejala de Ciudadanos Amparo Picó, quien lamentó que se «retuerza» la ley no para hacer justicia sino para buscar el enfrentamiento y criticó al tripartito de «cambiar una moneda por otra». «No han podido evitar que su ideología marque el proceso».
La concejala de Cultural, Gloria Tello (Compromís) justificó el rechazo a la moción del PP, al que instó a «reconciliarse» con la ley de Memoria Histórica y «votar en sintonía». Para el cambio del nomenclator, dijo Tello, «se han hecho todos los estudios, calle por calle» y con participación ciudadana, aunque precisó que a los comerciantes se les invitó y «no vinieron».
Sobre el Luis Vives
Tampoco prosperó la moción del PP pidiendo la recuperación y reapertura del Colegio Mayor Luis Vives, un edificio obra de Javier Goerlich y referente del racionalismo que lleva cinco años cerrado y en cuyo interior está instalado desde hace un mes un grupo okupa. Tello explicó que la Universitat de València, propietaria del edificio, tiene previsto rehabilitar el edificio cuando tenga disponibilidad presupuestaria y justificó la no intervención del ayuntamiento en este tema por respeto a la autonomía de la Universitat.
http://www.levante-emv.com/valencia/2017/05/26/pp-insinua-volvera-cambiar-nombre/1571802.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario