jueves, 25 de mayo de 2017

El Gobierno sigue sin supervisar a los bancos para ver si cumplen la ley de cláusulas suelo

El decreto del Gobierno que regula el mecanismo extrajudicial de las cláusulas suelo, además de explicar el proceso de reclamación fuera de los tribunales, incluía la creación de un órgano de seguimiento y control de la actuación de los bancos. Cuatro meses después de aprobar el decreto que ponía en marcha el mecanismo, esta comisión todavía no ha entrado en funcionamiento.
En el texto aprobado a finales de enero se recogía la "existencia de un órgano de seguimiento, control y evaluación de las reclamaciones efectuadas en el ámbito de aplicación de este Real Decreto Ley". Sin embargo, la creación está pendiente de la aprobación por parte del Consejo de Ministros de un Real Decreto. Este sería la encargado de dar forma a un órgano que contaría con la presencia de representantes de los consumidores y de la abogacía.
El 2 de marzo, el ministro de Economía Luis de Guindos aseguró en una entrevista en Radio Nacional que el Gobierno lo iba a aprobar  "en las próximas semanas",pero todavía no ha visto la luz.
Entre las funciones del órgano de control recogidas en la norma está "recabar de las entidades de crédito la información necesaria para constatar que la comunicación previa prevista en este Real Decreto Ley se ha realizado, especialmente a personas vulnerables. Este órgano de seguimiento "podrá proponer las medidas a su juicio necesarias para impulsar una correcta implantación del mecanismo extrajudicial previsto", decía el texto aprobado en febrero.

Las críticas de los consumidores

Cuando se cumplen cuatro meses de la aprobación del mecanismo extrajudicial, las asociaciones de consumidores muestran sus dudas respecto a cómo están respondiendo las entidades a las reclamaciones hechas en virtud de este mecanismo y el seguimiento que se está dando del mismo.
Patricia Suárez, presidenta de Asufin, señala que este mecanismo ha "creado confusión" entre los consumidores. "No solamente se le ha dado respiro a las entidades, sino que muchos afectados se van quedado en el camino ante la multitud de trabas que han puesto los bancos", dice.
Suárez explica que el boom de reclamaciones se produjo durante el primer mes de entrada en vigor del decreto, por lo que la mayor parte de las respuestas las han recibido durante el mes pasado. Unas respuestas que considera en gran parte de los casos insuficientes o que no cumplen con los requisitos estipulados en el decreto. Además, señala que algunos bancos están optando por acuerdos confidenciales con los clientes. "Los que más presumen de que sus cláusulas suelo son transparentes son los que están llegando a acuerdos confidenciales para evitar un efecto llamada", dice.
Javier Contreras, responsable de la campaña de cláusulas suelo de Adicae, dice que les parece "francamente mal" que no se haya desarrollado todavía el órgano de control. Asegura que su asociación trasladó al Banco de España, al Ministerio de Economía y a los grupos parlamentarios información relativa a las irregularidades que las entidades bancarias están cometiendo en la aplicación del decreto.
Contreras explica que desde el Banco de España les contestaron que para eso está la comisión de seguimiento cuando se forme. "Se echan balones fuera", dice.  Entre las prácticas que han detectado se encuentran ofertas de cantidades inferiores al 100%, ofertas sin desglose, por teléfono sin dar los quince días para responder o asegurando que no puede procesarse la reclamación por existir un proceso judicial abierto aunque no lo haya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario