lunes, 22 de mayo de 2017

El presidente de Brasil se aferra al poder atacando a quienes lo imputan

Contra Temer. Las calles de San Pablo se poblaron otra vez de manifestantes que exigen la renuncia del presidente y adelanto de comicios. En la tarde de hoy habrá marchas en todo el país. (AP)
Por Agencias DPA, EFE y AP
http://www.lavoz.com.ar/mundo/temer-se-aferra-al-poder-atacando-quienes-lo-imputan?google_editors_picks=true


Denunció manipulación de audios y pidió detener la investigación abierta en su contra. El mandatario acusó al empresario de la carne que lo grabó de cometer el “crimen perfecto”.
Brasilia, Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, reiteró ayer que no piensa renunciar a su cargo por el escándalo de corrupción en que está involucrado y contraatacó exigiendo la suspensión de la investigación judicial iniciada en su contra por la más alta instancia judicial del país.
“Esa grabación clandestina fue manipulada y adulterada con objetivos completamente turbios”, afirmó un combativo Temer en un pronunciamiento en el Palacio de Planalto, el segundo desde que estalló el escándalo el pasado miércoles, cuando se dio a conocer una denuncia del empresario Joesley Batista que lo puso al borde del precipicio.
NOTA RELACIONADA. Los delatores del escándalo, con un acuerdo sin cerrar

TE PUEDE INTERESAR. Lula apuesta a una salida inmediata y a elecciones directas
ANÁLISIS. Una crisis a la que no se le avizora el día después

El jaqueado mandatario brasileño aludió incluso a notas de algunos medios que habían informado, antes de su discurso, acerca de una posible edición de la grabación presentada por Batista como prueba en su denuncia contra el presidente. El diario Folha de São Paulo se refirió a “50 ediciones” de las escuchas.
“Lo digo con toda seguridad: Brasil no se saldrá del camino. Continuaré al frente del gobierno”, aseguró Temer al final de su alocución, en la que además cargó contra sus acusadores y aludió a los que defiende como últimos logros económicos de su cuestionada gestión.
Poco después, como el mismo gobernante había anticipado, sus abogados ingresaron al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el pedido para que se suspendiera la investigación. “La defensa objetiva es que haya una investigación que revele la verdad de los hechos, respecto de los cuales no se puede tener una evaluación contaminada por pasiones políticas e ideológicas”, se sostiene en el texto.

En su mensaje de ayer, Temer atacó a Batista, dueño del gigante del sector de la carne JBS. El empresario de 44 años es también investigado por corrupción y pactó una colaboración con la Justicia para reducir futuras penas en el marco de las llamadas “delaciones premiadas”.
“Cometió el crimen perfecto y ahora vive en Estados Unidos”, acusó Temer, y apuntó a un posible delito financiero de su inquisidor. “Antes de divulgar la grabación, él compró una gran cantidad de dólares, ya que sabía que el mercado cambiario iba a entrar en caos. Además, previamente, vendió acciones de JBS, conociendo que estas iban a caer. Estos hechos son investigados por la Comisión de Valores Mobiliarios”, advirtió luego.
Batista dejó Brasil el 10 de mayo rumbo a Nueva Jersey, luego de prestar el testimonio que sería divulgado una semana después. La empresa JBS admitió que compró dólares antes de que el escándalo estallara, aunque –según esta– lo hizo en razón de la política económica de la empresa.
Sin embargo, las investigaciones contra Temer abarcan varias acusaciones más aparte del audio que el mandatario denunció como “manipulado”. Batista lo acusó entre otras cosas de haber pedido sobornos a JBS desde el año 2010 y de haberse reunido desde entonces con él en varias ocasiones. Los ejecutivos de JBS habrían sobornado a políticos de todo signo.
En otra denuncia, Roberto Saud, directivo de JBS, aseguró que Temer recibió 15 millones de reales (4,6 millones de dólares) para la campaña de Dilma Rousseff en 2014, y que se quedó con un millón de reales de ese pago. Temer fue compañero de fórmula de Rousseff en esos comicios y su vicepresidente desde enero de 2011 hasta agosto pasado.
El escándalo que provocó el nuevo terremoto en Brasil comenzó el miércoles, cuando se divulgaron grabaciones en las que el mandatario daba el visto a un soborno. En el audio, el gobernante parece avalar que el empresario Batista siga comprando el silencio del exjefe de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, correligionario de Temer en el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y condenado a más de 15 años de prisión en el marco de la operación Lava Jato.
Posicionado. Lula lidera los sondeos de intención de voto.
Posicionado. Lula lidera los sondeos de intención de voto.

El mismo miércoles se conoció un video de coimas que le costó ser apartado de su banca al senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y aliado clave de Temer. Ayer, en el PSDB se discutía si había que seguir o no dando aval al cuestionado gobernante.
Luego de su discurso de ayer, Temer invitó a aliados políticos a comer feijoada, según informó en su edición online el diario O Globo, que en un editorial pidió el viernes la dimisión del gobernante al que antes defendía.
EDICIÓN IMPRESA
El texto original de este artículo fue publicado el 21/05/2017 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario