jueves, 25 de mayo de 2017

El Sergas reconoce que cerrará 140 camas en el Complejo Universitario Hospitalario durante el verano (cast/gal)

http://kaosenlared.net/el-sergas-reconoce-que-cerrara-140-camas-en-el-complejo-universitario-hospitalario-durante-el-verano-castgal/

Por Alba Suevos
El área de gestión de la salud integral de Santiago, que atiende a una población superior a 450.000 habitantes de 47 municipios, dispensarán el 12% de las camas de hospital durante los meses de verano, admitió el ministro de Salud, Jesus Vázquez Almuíña.
La Secretaría Nacional de la Salud CIG, José María Abuín, asegura que no hay ninguna razón “asistencia técnica o” justificar esta decisión de la Junta. Por lo tanto, se centran en la contratación de personal de salud para crear puestos de trabajo y reducir las listas de espera para asegurar que las personas enfermas “recibir la atención adecuada dentro prescritos en función de su patología.”
Para el ministro de Salud de la Junta, el verano de planificación justificado en menos ocupación hospitalaria en este momento, debido a una “reducción estacional de las enfermedades y la reducción correlativa de los ingresos por la enfermedad”; centrarse en “la mayor parte de las vacaciones del personal, ya que, al igual que con otras profesiones, es el período de vacaciones normativas más buscados”, y también asumir “cuando hay un menor número de pacientes para hacer trabajos de mantenimiento en los centros”.
El CIG-Salud respondió que se trata de un “bloqueo en la que el consejero, que actúa como el gerente de esta empresa, con el argumento de que está motivada por el personal de vacaciones.” La solución es tirar de las listas de contratación en ausencia de personal se va de vacaciones, defiende.
Esto se inscribe en el deseo de desmantelar la salud pública en beneficio de la privada, porque el Consejo no toma en cuenta los miles de pacientes de las listas de espera quirúrgicas y consultas y, mucho menos, el personal ve como infravalorado su carrera con contratos precaria con la pérdida de salarios y derechos laborales, el sindicato argumentó.
Además, la Plataforma en Defensa de la Salud Pública dice: “El verano es una época del año que al igual que otros pacientes con aguda y crónica”, al tiempo que subraya que hay patologías resultantes del verano. Como cada año, muestra su rechazo a esta reducción de camas y servicios y cuestiona el hecho de que puede restringir el uso de quirófanos, pisos, camas y servicios.
En el frente político, el BNG se trasladó la semana pasada una solicitud de información al Parlamento y considera “indecente” el número de camas que están fechados durante los meses de verano. Una carga de nacionalista Salud, Montserrat Prado, acusó al gobierno de tomar esta medida “sin consenso y el oscurantismo, sin ofrecer ninguna información a los profesionales de la salud.”
Ampliación del CHUS
Dada la demanda existente, el Consejo ha previsto la ampliación del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y la reorganización de Conxo hospital y Gil Casares, derivados del proyecto para la construcción de la nueva Facultad de Medicina y Odontología de Santiago de Compostela.
En los próximos meses, el Sergas definir el plan funcional y recuento estimado, dentro de un año, la oferta de proyecto de obras. Este plan incluye la Junta de ampliar las áreas potenciales para las áreas ambulatorias para pacientes ambulatorios y de hospitalización áreas de crecimiento en las salas de emergencia y de operación.

A área de xestión sanitaria integrada de Santiago, que atende unha poboación superior a 450.000 habitantes de 47 concellos, prescindirá de 12% das camas hospitalarias durante os meses estivais, segundo admitiu o conselleiro de Sanidade, Xesús Vázquez Almuíña.
A secretaria nacional de CIG-Saúde, María Xosé Abuín, asegura que non hai razóns “técnicas nin asistencias” que xustifiquen esta decisión da Xunta. Así, aposta na contratación de persoal sanitario para crear emprego e reducir as listaxes de agarda de modo a garantir que as persoas doentes “reciban a atención adecuada no prazo prescrito en función da súa patoloxía”.
Para o titular de Sanidade da Xunta, a planificación en época estival xustifícase nos menores índices de ocupación hospitalaria nestas datas, debido a unha “redución estacional de patoloxías e á correlativa redución de ingresos por enfermidade”; en concentrar “a maior parte das vacacións do persoal, posto que, como sucede con outras profesións, é o período máis demandado para vacacións regulamentarias” e, ademais, en aproveitar “cando hai menos pacientes para facer obras de mantemento nos centros”.
A CIG-Saúde retrucou que se trata dun “peche patronal no que o conselleiro, que actúa como xerente desta empresa, utiliza o argumento de que isto vén motivado polas vacacións do persoal”. A solución pasa por tirar das listaxes de contratación en ausencia do persoal que marcha de vacacións, defende.
Isto inscríbese no afán de desmantelar a sanidade pública para beneficiar a privada, pois a Xunta non ten en conta milleiros de pacientes das listas de espera cirúrxicas e de consultas e, moito menos, o persoal que ve como se desvaloriza a súa carreira profesional con contratos en precario e con perda de salarios e dereitos laborais, argumentan na central sindical.
Ademais, a Plataforma en Defensa da Sanidade Pública lembra que “o verán é unha época do ano exactamente igual ca outra, con pacientes crónicos e agudos”, á vez que remarca que hai patoloxías derivadas da época estival. Como cada ano, mostra o seu rexeitamento a esta redución de camas e de servizos e cuestiona o feito de que se poida restrinxir o uso de quirófanos, departamentos, camas e servizos.
No ámbito político, o BNG trasladou a semana pasada unha petición de información ao Parlamento e considerou “indecente” o número de camas que se fechan durante os meses de verán. A responsábel de Sanidade nacionalista, Montserrat Prado, acusou o goberno de tomar esta medida “sen consenso e con escurantismo, sen ofrecer ningunha información a profesionais sanitarios”.
Ampliación do CHUS
Ante a demanda existente, a Xunta ten prevista a ampliación do Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) e a reordenación do Hospital de Conxo e do Gil Casares, decorrente do proxecto para a construción da nova Facultade de Medicina e Odontoloxía en Santiago de Compostela.
Nos vindeiros meses, o Sergas definirá o plan funcional e estima contar, no prazo dun ano, co proxecto de obra licitado. Este plan da Xunta recolle a potencialidade para ampliar zonas de consultas externas para ámbitos ambulatorios e de crecemento en hospitalización para áreas de urxencias e de quirófanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario