viernes, 5 de mayo de 2017

[Entente entre partidos burgueses] El PP saca adelante los Presupuestos con el apoyo decisivo del PNV

Publicado en: 4 Mayo, 2017
Por Kaos. Laboral y Economía

http://kaosenlared.net/el-pp-saca-adelante-los-presupuestos-con-el-apoyo-decisivo-del-pnv/

El PP, el reaccionario y ultracorrupto partido neofranquista genuino representante de los intereses del gran empresariado y de la oligarquía tradicional española, ha logrado su objetivo.


El PP, el reaccionario y  ultracorrupto partido neofranquista genuino representante de los intereses del gran empresariado y de la oligarquía tradicional española, ha logrado su objetivo: sacar adelante los presupuestos con el apoyo de los partidos de las derechas regionalistas (UPN, Coalición Canaria…), de Ciudadanos (partido neoliberal y centralista -el “Podemos de derechas” que defendió en su día el presidente del Banco de Sabadell viendo que el PP empezaba a tambalearse por los escándalos de corrupción y el PSOE se iba hundiendo producto de sus políticas neoliberales) y, finalmente, del partido de la burguesía vasca, el PNV, responsable en último término de la continuidad del gobierno del PP y de sus políticas ultrarreaccionarias y represivas (negación del derecho a decidir de Catalunya y persecución política, represión de sindicalistas y activistas sociales, ley mordaza, reforma del código penal…) y antisociales (reformas laborales, LOMCE, recortes en sanidad, educación y servicios sociales…). Antes ya había logrado el apoyo de CCOO-UGT con la firma del Acuerdo de Empleo  para la administración Pública, un pacto que ni siquiera supone la restitución de todo el empleo público perdido con los recortes de los últimos años y que tampoco garantiza la devolución de los derechos laborales y salariales que fueron arrancados a los trabajados del sector público.
¿Pero qué otra cosa podía esperarse de una burguesía vasca que en lo esencial coincide por sus intereses de clase con las políticas del PP en el terreno económico, social y represivo? Pues lo que ha hecho: mercadear para lograr disponer de más dinero para gestionar directamente sus intereses de clase (1400 millones a cobrar en 5 años y una reducción del cupo de alrededor de 500 millones por un período probablemente quinquenal), garantizarse la finalización del contestado y elitista tren de alta velocidad de la Y vasca… De hecho el apoyo del PP a los presupuestos del gobierno vasco ya avanzaban el resultado. Y, para justificar ante la opinión pública el apoyo a un gobierno tan odiado entre la población nacionalista (catalana pero también vasca, no en vano es un partido nacionalista aunque burgués) cuando se pasó la anterior legislatura denunciando su política así como en las pasadas elecciones, apela al conocido argumento de la necesidad de “responsabilidad”. ¿A quién interesa la estabilidad de un gobierno contrario a los derechos de los pueblos y de las clases populares? Está claro que no sólo al PP sino al propio PNV que, incluso, se ha “olvidado” de algo tan elemental y fácil de conseguir, dada su posición de fuerza, como acabar con la cruel política penitenciaria contra los presos vascos exigiendo, cuando menos, su acercamiento a las prisiones vascas.

Ahora el presupuesto deberá pasar el trámite del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta, y volver a finales de junio al Congreso de Diputados donde sólo necesitará un voto más para lograr su objetivo: intentará, a cambio de algunas concesiones económicas más, lograr el apoyo del diputado de Nueva Canarias.
Desde el punto de vista de los intereses de la clase trabajadora el fortalecimiento del PP en caso de aprobación del presupuesto será una desgracia. Y la moción de censura de Unidos Podemos, iniciativa sin ninguna posibilidad de prosperar, no servirá para cambiar las cosas. Acabar con el gobierno no dependerá de la acción parlamentaria: al contrario, sólo la movilización amplia, sostenida y unitaria de la clase trabajadora organizada puede poner contra las cuerdas al  gobierno del capital y sus aliados. Hoy la plataforma que puede jugar ese papel son las Marchas de la Dignidad. Por eso es difícil de entender la movilización que promueve Podemos en apoyo de su moción de censura el 20 de mayo cuando una semana después, el 27M, hay convocada una gran manifestación unitaria en Madrid que puede ser el primer paso firme hacia la caída del gobierno y sus políticas. El centro de todo el esfuerzo en defensa de los intereses de clase de los trabajadores y las clases populares debería ponerse en esa movilización.
Kaos. Laboral y Economía



PNV y Ciudadanos permiten a Rajoy pasar el primer trámite de los presupuestos pese a la corrupción

  • El Gobierno logra tumbar las enmiendas a la totalidad a las cuentas públicas entre fuertes críticas por los escándalos de corrupción que afectan al PP
  • Para la siguiente fase parlamentaria, los conservadores precisan de mayoría absoluta, para lo que es clave el apoyo del diputado de Nueva Canarias
Los votos del PNVCiudadanos y Coalición Canaria, sumados a los escaños del PP y sus socios electorales dieron este jueves a Mariano Rajoy una buena noticia después de unas semanas en las que su partido se ha visto fuertemente sacudido por los escándalos de corrupción. Algo de oxígeno que, además, aleja, al menos de momento, el fantasma de la disolución de las Cortes para la convocatoria de elecciones, algo que, con la ley en la mano, el presidente del Gobierno podía hacer desde el 3 de mayo.
Pasadas las 12.00 horas, los parlamentarios votaban por primera vez. El resultado: “sí”, 175 votos y “no”, también 175. Al resultar empate, los diputados volvieron a votar con el mismo resultado. En este momento, la presidenta del Congreso, Ana Pastor (PP), convocó una tercera votación en cinco minutos. Con tres empates consecutivos las enmiendas a la totalidad son rechazadas. Y así ocurrió. Por lo ajustado de los apoyos, en el Gobierno existía el temor de que algún parlamentario se equivocase en la votación. Al término de la misma, respiraron aliviados. Rajoy se declaraba “satisfecho”.
¿Trato de favor?El acuerdo con los nacionalistas vascos, a quienes el PP de Euskadi también respaldó en los presupuestos autonómicos, provocó denuncias de agravio por parte de otras comunidades autónomas en un momento en el que el Ejecutivo sigue teniendo como asignatura pendiente la financiación autonómica.
Si el miércoles fue el turno de los grupos que plantearon enmiendas a la totalidad, la mañana del jueves tuvieron la oportunidad de explicar su postura Ciudadanos y PNV. Justificaron su apoyo en una cuestión de responsabilidad. Ciudadanos consideró que estas cuentas públicas, a diferencia de las prorrogadas son buenas. Y desde el PNV, su portavoz, Aitor Esteban, subrayó que no hay alternativa a estos Presupuestos porque se ha demostrado que no se puede articular una mayoría que haga frente a Rajoy. En este sentido, insistió en la división de la izquierda.
Acusaciones de corrupción
Si el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aprovechó sus intervenciones para intentar consagrar el discurso de la recuperación económica, los grupos parlamentarios que presentaron enmienda a la totalidad aprovecharon la ocasión para sacudir a los conservadores por los escándalos de corrupción protagonizados por destacados exdirigentes del partido. Hace dos semanas que Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, ingresaba en prisión en el marco de la operación Lezo. El lunes pasado dimitió de sus cargos en el Ayuntamiento Esperanza Aguirre y el propio Rajoy declarará como testigo en el caso Gürtel y no podrá esquivar comparecer ante la comisión parlamentaria que investigará la presunta financiación ilegal del PP. A ello se suman las sospechas de injerencias en estos procesos por parte de miembros del Gobierno y la judicatura.
En el Gobierno y en el PP admiten que estos casos les preocupan mucho, pero también admiten que el paso dado este jueves en el Congreso les permite ver la legislatura con algo más de optimismo.
El Ejecutivo ha concebido estos presupuestos más como un programa de Gobierno que como algo puntual para un solo ejercicio, de ahí que vayan a intentar extender los pactos firmados para las cuentas de 2018.
Los próximos pasos
La tramitación del proyecto de Presupuestos continúa con la presentación de enmiendas al articulado, para lo que los parlamentarios y los grupos disponen de plazo hasta las 14.00 horas del día 5 de mayo. Después llegará el debate en ponencia y en Comisión.
Antes del 26 de mayo, la Comisión elaborará un dictamen que debe ser debatido y votado en Pleno, junto con los votos particulares y las enmiendas que los grupos parlamentarios mantengan vivas. En este debate, que tendrá lugar entre el 29 de mayo y el 1 de junio, cada ministro expone las partidas que le corresponden y los grupos defienden sus enmiendas a las distintas secciones.
El texto que apruebe el Congreso continuará su tramitación en el Senado, donde el Partido Popular dispone de mayoría absoluta. Si la Cámara alta no lo modifica, los presupuestos quedan aprobados, y en caso de que introduzca enmiendas o vete el proyecto, éste volverá al Pleno del Congreso para que decida si mantiene o revoca los cambios o, en su caso, levante el veto.
El papel del diputado de Nueva Canarias
Superada la primera fase, el PP necesitará 176 escaños para sacar las cuentas públicas en el Pleno una vez que el texto pase por la Comisión y se debatan las enmiendas. Para este momento, los conservadores esperan haber convencido a Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canarias que en las generales concurrió junto al PSOE.
Este miércoles, el parlamentario reafirmó su disposición a negociar las cuentas públicas. Pero exigió a Montoro que la negociación se haga con “rigor” y sin “triunfalismo”. Y el jueves, el propio Montoro subrayó que estamos ante una cuestión de “entendimiento, voluntades y negociaciones”.
“Canarias necesita un tratamiento diferente que ha tenido siempre en su historia. Y en ese territorio siempre encontrarán al Gobierno. Tiene que tener un tratamiento fiscal y financiero diferente sobre el que estamos trabajando y desarrollando”, añadió Montoro.
“Tenemos que llegar a acuerdos, reconocer lo que estamos avanzando. Llegar a acuerdos que no signifiquen discriminar contra nadie […] y eso funciona en nuestra democracia y lo que reconoce la sucesiva doctrina del Tribunal Constitucional en España”, añadió advirtiendo a quienes hablan de trato preferente a unas comunidades respecto a otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario