miércoles, 24 de mayo de 2017

La Fiscalía pide cárcel para un tuitero por "poner en riesgo nuestro sistema de libertades"

El abogado Arkaitz Terrón fue absuelto el pasado mes de marzo del delito de enaltecimiento del terrorismo por sus comentarios en Twitter sobre Carrero Blanco. Dos jueces de la Audiencia Nacional entendieron que sus mensajes solo eran "crítica política" en un terreno "abonado para la controversia en el que debemos preservar al máximo el pluralismo". La Fiscalía, sin embargo, insiste en un recurso al Tribunal Supremo en que debe ser condenado a prisión por "poner en riesgo nuestro sistema de libertades".
Ese es el textual que figura en el recurso que ha presentado el fiscal ante el alto tribunal, al que ha tenido acceso eldiario.es, y en el que solicita que se revoque la sentencia absolutoria. Terrón evitó una condena de dos años de cárcel por la Audiencia Nacional tras ser detenido en en la Operación Araña, el despliegue de la Guardia Civil para detectar delitos de opinión en las redes sociales.
Tras su juicio, que evidenció algunos de los métodos empleados por los agentes para localizar comentarios susceptibles de ser delito, los jueces Ramón Sáenz y Manuela Fernández no vieron motivos para condenarle. "Esos micromensajes no enaltecen ni justifican, porque no incitan o alientan, ni instigan a la violencia terrorista (…)", escribieron en una sentencia que daba un toque de atención a la Guardia Civil.
Los agentes acusaron a Terrón en un informe policial de "crear alarma social" a pesar de que no sumaba más de 200 seguidores y sus tuits apenas habían sido retuiteados. Los miembros de la Guardia Civil admitieron durante el proceso que no comprobaron el impacto y difusión de los mensajes, y que llegaron a ellos introduciendo en el buscador palabras como ETA o Argala.
Los dos jueces justificaron la inexistencia de riesgo alguno precisamente por cómo habían llegado los agentes a los tuits del acusado. Solo fueron detectados "cuando los investigadores policiales realizaron prospecciones en la red social", reseñaron. El magistrado Fernando Grande-Marlaska discrepó de sus compañeros de tribunal y redactó un voto particular en el que pedía una condena porque sus tuits suponían "expandir, favorecer el uso de la violencia".

Precedentes como la condena a De Juana Chaos

A ese voto particular se agarra la Fiscalía ahora para pedir al Tribunal Supremo que condene a dos años de cárcel a Terrón. A lo largo de 24 páginas, defiende que sea considerado culpable de enaltecimiento del terrorismo por sus chistes sobre Carrero Blanco, sus recuerdos -"Salud y honor"- al etarra que le asesinó y sus mensajes en los que criticaba las condiciones penitenciarias de los presos de ETA.
El escrito se apoya en varias sentencias del Supremo, como la que condenó al cantante César Strawberry. Pero también incluye doctrina del Tribunal Constitucional como la sentencia por enaltecimiento al etarra Iñaki De Juana Chaos, condenado a 3.129 años de prisión por 25 asesinatos, y que escribió un texto justificando sus asesinatos y los de otros miembros de ETA, amparados por "el escudo de la razón". "En todos los procesos hay altas y bajas", concluía De Juana, ahora huido de la Justicia.
Terrón se enfrenta a una condena por el mismo delito -"no son supuestos idénticos (...), pero sí guardan la suficiente semejanza para que se tengan en cuenta", dice el fiscal- tras haber escrito cosas como "no entiendo por qué la placa de Carrero no se la ponen los productores de cava. El día que ETA lo hizo volar se descorcharon muchas botellas!", o "Juan Carlos primero, más alto que Carrero". La Fiscalía también incluye su respuesta con un "LOL" a un chiste sobre Irene Villa.
El fiscal cree que esos comentarios "son objetivamente conductas enaltecedoras del terrorismo y difunden y potencian la intencionalidad terrorista". Es más, los comentarios del acusado "ponen en riesgo nuestro sistema de libertades, que se basa precisamente en el triunfo de la ley por encima de la violencia", recoge el documento.

Se rió "a carcajadas" de un chiste sobre Irene Villa

La Fiscalía critica que los jueces absolviesen a Terrón por la poca (casi nula) difusión de sus mensajes y recuerdan que para una condena de este tipo no hace falta que esté acreditado el "impacto en la opinión pública". Terrón, según defiende el recurso, se alegró "por el asesinato de Carrero Blanco" e hizo bromas "con una bomba de gran potencia" que hizo "saltar todo por los aires".
Es más, el fiscal llega a defender que se le condene por el LOL con el que respondió a un chiste de Irene Villa, algo que no defendió ni el propio Grande-Marlaska en su voto particular. No se trata "de reír un simple chiste", sino que se "ríe a carcajadas" de un comentario que "difícilmente puede entenderse como humor". No consideran que el hecho de que Irene Villa no se sintiese ofendida excluyan el delito: "Esas manifestaciones públicas solo la engrandecen a ella al tiempo que ridiculizan y ponen aún más en evidencia, si cabe, a quienes las profieren".
Así, Terrón tendrá que esperar ahora a lo que decida el Tribunal Supremo sobre su causa, con el precedente de que en otras ocasiones siempre ha optado por la condena. Él tenía asumido que el proceso sería largo desde que se sentó en el banquillo de la Audiencia Nacional y se negó a plantear un acuerdo con la Fiscalía para evitar la cárcel, como sí hicieron otros de los detenidos en la Operación Araña.
"No le podemos pedir a todo el mundo que se haga el mártir, para poder plantar cara tienes que poder permitirte plantar cara. Yo pude pagarlo, pero si no tienes recursos, lo primero que haces es reconocerlo todo, o si no, te hunden la vida", aseguró en una entrevista con eldiario.es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario