Las ‘mareas blancas’ ciudadanas que lograron frenar en Granada el proceso de fusiones hospitalarias puesto en marcha por el Gobierno andaluz no han podido evitar que los altos cargos cesados por aquel fracaso de gestión sanitaria perciban por ley sueldos por encima de 5.000 euros mensuales desde febrero pasado, una vez formalizados sus relevos al frente de la Viceconsejería de Salud (Martín Blanco) y de la Gerencia del Servicio Andaluz de Salud (José Manuel Aranda).
LA LEY ANDALUZA CONTEMPLA EL COBRO DE ENTRE TRES Y 12 MENSUALIDADES POR CADA AÑO TRABAJADO EN EL CARGO
Los altos cargos de la Junta andaluza cobran estas cantidades por razón de cesantía, como se conoce en el ámbito de la Administración pública. El objeto que la ley andaluza reconoce en esta asignación económica es el de regular la transición hasta el momento en que los altos cargos cesados vuelve a su actividad laboral, ya que no disponen del derecho a prestación por desempleo.
El artículo 24 de la Ley 3/2005, de 8 de abril, de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Administración de la Junta de Andalucía y de Declaración de Actividades, Bienes, Intereses y Retribuciones de Altos Cargos y otros Cargos Públicos, especifica en su apartado primero que “al cesar en el cargo, los ex altos cargos de la Junta de Andalucía, con excepción de los citados en los artículos 22 y 23, tendrán derecho a una asignación económica temporal de una mensualidad de las retribuciones del cargo en que se cesa por cada año de ejercicio, con un mínimo de tres mensualidades y un máximo de doce”.
Estas cantidades a percibir por los ex altos cargos cesados pueden comprobarse directamente a través del Portal de Transparencia de la Junta de Andalucía, como especifica El Independiente de Granada. Así, la ley reconoce que el régimen de asignación económica es de una mensualidad por cada año de trabajo en el cargo, con un mínimo de tres mensualidades y un máximo de 12. Durante el tiempo que está recibiendo lo correspondiente por la cesantía, ningún beneficiario tiene derecho a percibir cualquier otra contraprestación económica proveniente de las administraciones públicas ni tampoco de la empresa privada.

José Manuel Aranda, ex gerente del SAS.

El ex número dos de la Consejería de Salud podrá cobrar cinco meses. Cada mensualidad íntegra asciende a un total de 5.013,32 euros, por lo que percibirá una cantidad total por cesantía en el cargo de 25.066,6 euros.
Por su parte, el ex gerente del SAS, José Manuel Aranda, cobrará la asignación de tres meses, según tiene reconocido por ley. El que fuera máximo dirigente del Servicio Andaluz de Salud tiene una asignación mayor que el ex viceconsejero, en total 5.440,91 euros mensuales. Tras su cese, podrá cobrar por este sentido una cantidad total de 16.332,73 euros.
La crisis de las mareas blancas puso contra las cuerdas la gestión sanitaria pública de la denominada ‘Joya de la Corona’ del Gobierno andaluz. Desde el pasado mes de octubre, y durante varios meses ininterrumpidos, se sucedieron las protestas ciudadanas y miles de ciudadanos inundaron las calles de la capital granadina contra el proceso de fusiones hospitalarias ordenado por el equipo de gobierno de Susana Díaz.