miércoles, 10 de mayo de 2017

Los trabajadores de GiPPS, en pie de guerra contra la empresa

http://diaritarragona.com/tarragona/87405/los-trabajadores-de-gipps-en-pie-de-guerra-contra-la-empresa

El comité exige que se respete el acuerdo pactado en 2008, que marcaba siete días de libre disposición para los empleados

 Publicado: 22:02 - 09/05/2017

Los trabajadores de Gestió i Prestació de Serveis de Salut (GiPPS) exigen a la empresa respetar el acuerdo pactado en el año 2008, en el que los trabajadores cedían a modificar su convenio pero manteniendo algunas de las condiciones del convenio anterior. Nueve años después, y siempre según el comité de empresa, «GiPPS ha traicionado los compromisos pactados en el año 2008 y nos han reducido, de manera injusta, el número de días de libre disposición», explica Tani Francesch, presidenta del comité de empresa de GiPPS, quien añade que «esta es la gota que colma el vaso para los trabajadores, después de aguantar recortes en el sueldo y sobrecarga asistencial, entre otros». Y es que esta es la última de una larga lista de reivindicaciones contra la empresa.
La historia empieza en el 2008, cuando GiPPS propone a los trabajadores adherirse al VII convenio colectivo de los centros sanitarios de la red concertada –antes conocido como XHUP, y ahora llamado SISCAT–. Los trabajadores aceptaron siempre que se mantuvieran algunas condiciones de los pactos laborales anteriores. Después de dos años de negociación, se llegó a un acuerdo. «En nuestro convenio propio contábamos con nueve días de libre disposición. Con el nuevo convenio, nos conformamos con siete», explica Francesch. En el año 2012, el Estado publica un decreto protagonizado por los recortes para hacer frente a la crisis económica. Es entonces cuando de siete días de libre disposición pasan a tres. «El decreto iba dirigido a los funcionarios y empleados públicos de empresas que reciben subvenciones públicas», explica Francesch. Cabe recordar que GiPPS es una empresa pública de gestión privada, adscrita al Servei Català de la Salut (CatSalut). «Depende de para qué, trabajamos en una empresa pública o privada», comentaba, indignada, la presidenta del comité de empresa. En el año 2014, el funcionario vuelve a recuperar los días de libre disposición. Y aquí llega el conflicto. La empresa GiPPS no respeta el acuerdo del 2008 e impone a los trabajadores menos días de asuntos propios.
Un error como excusa
Los trabajadores llevaron el caso a Magistratura y la empresa alegó que no solicitó el informe favorable del Departament d’Economia i Finances, imprescindible para dar validez jurídica al acuerdo. «No nos creemos la excusa. Economia i Finances era conocedor del pacto y de sus repercusiones económicas, tal como recogen las auditorías contables de la empresa y los diferentes informes de los interventores de la Generalitat», explica Tani Francesch. Es por eso que el comité exige que la empresa «busque una solución que respete lo negociado en el año 2008», comenta Francesch, quien añade que «nosotros no somos responsables de la incompetencia empresarial, que hace años que denunciamos».
Ahora, con el incumplimiento del acuerdo, los médicos, psicólogos y farmacéuticos de GiPPS cuentan sólo con tres días de asuntos propios. El resto de trabajadores de la empresa tiene cinco días. «Nos sentimos engañados y víctimas de una mala praxis de los responsables de la empresa», explican desde el comité, y añaden que «la gente está cansada y tiene miedo a posibles represalias. Hay algunos que no se atreven ni a salir en la foto», explica Francesch, quien asegura que «llegaremos hasta el final y, si es necesario, llevaremos a cabo movilizaciones».

No hay comentarios:

Publicar un comentario