miércoles, 3 de mayo de 2017

“No apoyar la moción de censura significa mantener a gente que parasita y destruye las instituciones”

ENTREVISTA | Pablo Echenique

http://www.eldiario.es/aragon/politica/significa-mantener-parasita-destruye-instituciones_0_639386584.html

Pablo Echenique cree que es obligación ética de su partido presentar la moción de censura: “PSOE y Ciudadanos no la apoyan porque ponen los intereses del partido por delante de los de España”
“Hay una mayoría social que no quiere que los amigos de los corruptos sigan en los ministerios y en las fiscalías”
"La última barrera del estado de derecho son los fiscales y los jueces, y cuando el PP empieza a ponerlos a dedo y a presionarlos, esa última barrera está tumbada"
Este miércoles comienza la consulta de Podemos Aragón sobre los presupuestos de la comunidad: “Antes unos cuantos se repartían consejerías y empresas públicas y decidían si apoyaban los presupuestos”
Pablo Echenique.
Pablo Echenique. JUAN MANZANARA / ZARAGOZA

Pablo Echenique (Rosario, Argentina, 1978) se muestra orgulloso de que Podemos someta a votación entre sus bases el apoyo a los presupuestos de Aragón. Este miércoles comienza esa consulta de la que confía que salga una respuesta positiva, aunque, asegura, “la democracia, cuando es real, no es completamente predecible”.
En poco tiempo anunciará si continua siendo secretario general de Podemos Aragón u opta por la Secretaría de Organización del partido a escala estatal. En ese ámbito, en el nacional, considera que la moción de censura presentada por su partido es necesaria. Ojalá tuviéramos apoyos, dice, “pero el PSOE no se atreve a sumarse al cambio y Ciudadanos quiere mantener a Rajoy en el poder.
Comienza la consulta sobre los presupuestos de Aragón, ¿cómo se va a desarrollar?
Del día 3 al día 7 abriremos las urnas y todos los inscritos de Podemos Aragón, casi 15.000, están llamados al voto. Directamente les preguntamos si quieren que Podemos facilite que salgan adelante los presupuestos de la comunidad. En Podemos entendemos que las decisiones importantes como esta las tienen que tomar las bases.
Dio la sensación de que la decisión de someterlo a consulta se tomaba de improviso, ¿fue así o estaba planteado anteriormente?
Se toma la decisión en un consejo ciudadano, pero la posibilidad se había barajado con anterioridad. Por lo largo y complejo que ha sido el camino que nos ha traído hasta aquí, creemos que lo lógico es preguntar a la gente por la viabilidad de lo conseguido. Hay que recordar que en el Estatuto de Autonomía dice que el Gobierno debe traer el proyecto de ley de presupuestos a las Cortes antes del último trimestre del año (de 2016 en este caso), pero el PSOE no quiso traerlo hasta hace pocas semanas.
Precisamente por lo largo del camino, ¿se entendería una respuesta negativa?
No es mi opción que salga que no. La alternativa a no aprobar estos presupuestos es que se prorroguen los anteriores y eso es peor. Pero la democracia, cuando es real, no es completamente predecible. En el pasado estas decisiones las tomaba un grupo pequeño de personas, que se repartían consejerías y empresas públicas encima de una mesa y, en base a eso, decidían si se apoyaban los presupuestos. Cuando se abren las urnas no se sabe qué va a pasar, pero es la democracia y estamos encantados de traer la democracia interna a los partidos en Aragón.
Ha repetido en varias ocasiones que el PSOE estaba tentado de aprobar los presupuestos de Aragón con el PP, ¿lo cree realmente?
Yo creo que lo han barajado. Se han hecho ojitos en las Cortes de Aragón delante de todos y todas. El PSOE ha acordado muchas cosas con el PP en estos dos años: quitar dinero de la educación pública para dárselo a la privada concertada, restructurar la deuda de empresas públicas en un movimiento muy opaco. Aunque es cierto que desde el PSOE siempre han dicho que nunca aprobarían las cuentas con el PP, yo diría que sí se les ha pasado por la cabeza.
Si los presupuestos salen adelante, ¿qué hay de Podemos en ellos?
Hemos aumentado las garantías de cumplimiento, porque los presupuestos no dejan de ser una promesa que el Ejecutivo debe cumplir. Hemos acordado que se elimine la Unidad de Control de Gasto, que servía para que el consejero de Hacienda aumentara la austeridad presupuestaria. Hemos conseguido que el presidente de Aragón, Javier Lambán, aunque no ha querido cesar al consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, asuma personalmente las actuaciones de esa Consejería. Hubiéramos preferido su cese, pero no es baladí que el presidente se ponga por delante del consejero y garantice con su palabra el cumplimiento de los presupuestos.  También hemos acordado una cláusula que hace que las partidas importantes no puedan ser modificadas con el voto del PP, que es lo que pasó en 2016.
Y medidas concretas como garantizar infraestructuras educativas, abrir una vía de futuro en la ley de dependencia: al principio de las negociaciones nos decían que era imposible recuperar los derechos perdidos por las cuidadoras familiares de dependientes y al final hemos conseguido que hasta un 60 % de las cotizaciones de estas cuidadoras las pueda sufragar el Gobierno de Aragón.
Además, hemos conseguido un plan de rehabilitación de vivienda. Que el Gobierno pida la ficha bancaria para tener un Instituto Aragonés de Crédito y dar crédito con dinero público a iniciativas sociales, pymes y cooperativas. Y mientras esta petición tiene lugar, hemos logrado movilizar 35 millones de euros al año de crédito sin intereses para rehabilitar viviendas. Esto creará cientos de puestos de trabajo en la construcción y abaratará la factura de la luz de las familias que vivan en lugares rehabilitados.
La educación concertada ha sido uno de los temas estrella en esta negociación de presupuestos, ¿ha habido errores en Podemos o en el PSOE al explicar qué era lo que se iba a hacer?
Cualquier observador imparcial se da cuenta de lo que ha ocurrido. Basta compararlo con lo que hizo Luis Fernanda Rudi con el PAR, que dejó en la calle a cerca de 2.500 profesoras y profesoras de la pública, cerró 220 vías en escuelas públicas y, salvo Marea Verde, nadie puso el grito en el cielo. Pero cuando se plantea una reestructuración que no conlleva despidos (porque a diferencia del PP nosotros somos gente decente y, aunque defendemos la pública, no nos parece bien que los profesores se vayan a la calle)  hay poderes económicos y de otro tipo que sufragan manifestaciones llegando, incluso, a pagar cuñas de radio. Lo bueno es que hemos puesto el debate encima de la mesa y ahora hay más aragoneses que saben que muchos colegios concertados cobran cuotas ilegales, que saben que casi no hay escuela concertada en el mundo rural (porque no interesa). Hay muchos más aragoneses que, después de este debate, se plantean qué modelo educativo quieren.
¿Llegará a algún lado la comisión de investigación sobre la gestión de las depuradoras?
Es cierto que las comisiones de investigación tradicionalmente han servido, más que para esclarecer temas, para bloquearlos y cerrarlos en falso. Es, por ejemplo, lo que pasó con Plaza en la legislatura anterior. Pero también es verdad que entonces no había 14 diputados de Podemos en las Cortes. Vamos a dar la batalla para que no se cierre en falso. Hay dos opciones: o ha habido una incompetencia que ha batido récords mundiales, o ha habido algo más. No puede ser que en Aragón nos cueste depurar el agua diez veces más que en La Rioja o Navarra. Que se hayan proyectado depuradoras en pueblos sin habitantes o que pueblos que llevan años pagando un impuesto para depurar su agua aún no tengan depuradora.
¿Confiaban en Podemos en recibir más apoyos con la moción de censura?
Nosotros tenemos que intentarlo. Hasta ahora ha habido dos mociones de censura en la historia de España y ninguna salió adelante. Incluso Rubalcaba, hace cuatro años, amenazó al PP con una y el PP tenía mayoría absoluta, es decir, era imposible que saliera adelante. Pero ahora es posible, bastaría con que PSOE y Ciudadanos la apoyaran. Aunque no tengamos apoyos, la llevaremos adelante, es una obligación ética.
Lo que estamos viviendo es el desmantelamiento del estado de derecho: la última barrera del estado de derecho son los fiscales y los jueces, y cuando el PP empieza a ponerlos a dedo y a presionarlos, esa última barrera está tumbada y no podemos permitir que eso pase sin  hacer nada. Tenemos un compromiso con los ciudadanos, con los que nos han votado y los que no. Creemos que hay una mayoría social que no quiere al PP en el Gobierno. Aunque Ciudadanos quiera mantener a Rajoy, y el PSOE no se atreva a ponerse del lado del cambio, nosotros vamos a seguir adelante. El 20 de mayo convocaremos movilizaciones para que se vea en la calle que la mayoría de la gente no quiere que los amigos de los corruptos sigan ocupando ministerios y fiscalías anticorrupción.
¿Por qué cree que Ciudadanos y PSOE no apoyan la moción de censura?
Los intereses de partido, para algunos, están por delante de los de España. Ciudadanos calcula que su caladero de votos futuros es la gente que se vaya del PP y, por eso, no quieren descabalgar gobiernos populares: lo hemos visto en Murcia, donde han colocado a un presidente títere, y lo estamos viendo en Madrid y en el Estado. Los portavoces de Ciudadanos, en el Parlamento y en las tertulias, hablan pestes del PP, incluso usan los mismos adjetivos para definirlos que utilizamos nosotros, pero luego los mantienen gobernando.
En el caso del PSOE el problema es su proceso interno. Pero nosotros también tenemos procesos internos y no dejamos de hacer política  y oposición. Como en el caso anterior, es poner los intereses del partido por delante de los de nuestro país. Espero que rectifiquen, sobre todo el PSOE porque con Ciudadanos hay menos esperanza. Confío en que apoyen la moción de censura porque lo contrario significa mantener a esta gente que parasita nuestras instituciones y las van destruyendo poco a poco.
Se les acusa a menudo de hacer una política más de gestos que de acciones
Es algo que llevamos con mucha naturalidad. Entendemos que es la reacción lógica de los poderes que mandan en estos momentos en nuestro país, lo que llamamos “trama”, cuando la gente se  moviliza y les hace frente. Todo el mundo se da cuenta ya de las contradicciones. Cuando sacamos el Tramabús, los voceros de los que mandan decían que qué era eso de hacer política en la calle, que la política se hace en los parlamentos. Y cuando presentamos una moción de censura, que es hacer política parlamentaria, tampoco les parece bien. En España se ha democratizado el acceso a la información y es muy difícil engañar a la gente.
¿Tiene ya decidido su futuro?
Todavía no, pero no falta mucho. Una vez que se apruebe el presupuesto, empezaremos a hablar toda la gente de Podemos Aragón y en pocos días daremos una noticia que tendrá que ver con la renovación de Podemos en la comunidad. A diferencia de la señora Cospedal, hemos aprobado un código de incompatibilidad y no podemos acumular cargos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario