miércoles, 3 de mayo de 2017

Sudán del Sur se cansa de la petrolera de Zandi y Cebrián y les arrebata el yacimiento

EXCLUSIVA

http://www.eldiario.es/economia/Sudan-Sur-Cebrian-explotacion-petrolifera_0_637986879.html

En una notificación fechada el 20 de marzo, el Ministerio de Energía de Sudán del Sur comunica a Star Petroleum que rescinde la concesión del Bloque E2
El Gobierno de Sudán cree que la petrolera, promocionada por el propio Felipe González, no tiene "la capacidad financiera y técnica" para llevar a cabo el proyecto
Sin esta concesión, las grandes fortunas que son accionistas habrían enterrado los 230 millones que invirtieron
Cebrián y sus socios pierden la concesión
Cebrián y sus socios pierden la concesión

"Star Petroleum carece de la capacidad técnica y financiera, lo que lleva a incumplir sus obligaciones contractuales [...] por lo que el Ministerio de Petróleo no tiene otra opción que declarar resuelta nuestra relación". Así se dirige el Gobierno de Sudán del Sur a Star Petroleum para finiquitar una relación comercial que arrancó hace casi ya una década y que ha traído de cabeza a las principales fortunas y políticos de España.
Star Petroleum se hizo famosa hace justo un año cuando saltó a primera página gracias a  Los Papeles de Panamá. Su fundador, el hispanoiraní Massoud Zandi, había  regalado una participación al presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián. Tras esta primera información, salieron a la luz las relaciones del expresidente Felipe González con el empresario iraní al que ayudó a promocionar este y otros fracasados negocios ante gobiernos de los países concesionarios en África.
En esta fallida aventura empresarial, Zandi involucró a algunas de las principales fortunas españolas: Javier Merino, los Polanco (fundadores de Prisa), Mesonero Romanos, Rafael Anson... El gancho era el de dar un pelotazo en  un país destrozado por la guerra y la pobreza ( la ONU acaba de declarar una de las peores hambrunas en la zona), que estaba sorteando la concesión de sus yacimientos petrolíferos entre empresas extranjeras para financiar al Gobierno que había resultado de la secesión de Sudán.
De hecho, el ministro de Energía se está viendo con todas las petroleras extranjeras concesionarias estos días (Total, Exxon, la china CNPC) para instarles a que aceleren las tareas de explotación y para ver su interés por recibir nuevas concesiones.
Desde 2014, eldiario.es  lleva hablando de las denuncias de las ONG que trabajaban en la zona por la forma en la que se había realizado esta concesión a una empresa controlada desde paraísos fiscales. Pero no son estas irregularidades las que han llevado a que el Ejecutivo de Sudán del Sur arrebate la concesión a la compañía española.
Zandi ha devorado la inversión que han ido aportando los socios, dejando un reguero de deudas, impagos e insolvencia que hacía imposible ya hace meses recaudar el dinero necesario para poder cumplir con el contrato que se firmó en 2010 y al que ha tenido acceso este diario.
Tras recibir la misiva, que aún desconocen algunos de los socios, los administradores decidieron sacar a la luz que habían logrado echar a Zandi de la presidencia de la empresa y puesto en su lugar al empresario catalán  Carlos Kinder. Kinder ha explicado a eldiario.es que se ha puesto en contacto con el Gobierno de Juba para intentar recuperar la concesión pero reconoce que los términos de la misiva dan poco margen a la esperanza. "Sin la concesión la compañía esta abocada a la liquidación", concluye contundente.
Aceptar que ya no tienen la concesión del proyecto supone enterrar la inversión, ya que Star Petroleum valía lo que valían los derechos sobre este yacimiento.
Según el contrato que firmaron Star Petroleum y el Gobierno de Sudán, la ratificación del contrato llevaría aparejada una serie de desembolsos económicos (como un millón de dólares pagadero inmediatamente al Gobierno de Sudán del Sur). También requeriría de una inversión mínima inicial de 12 millones de dólares en los primeros tres años tras la firma, el pago de la renta de los casi 50.000 kilómetros cuadrados adjudicados y un canon anual.
Estas cifras para poner en marcha la inversión estaban a años luz de la capacidad financiera de Star Petroleum. Los accionistas llevaban un año en guerra para desalojar a Zandi de la presidencia con la esperanza de poder enderezar aún la situación y salvar la millonaria inversión.
En mayo del año pasado hicieron una ampliación de capital de un millón de euros para pagar las deudas con los trabajadores despedidos. Aparentemente no habría ingresado en su día ni el IRPF ni las cotizaciones de la Seguridad Social. Pero aún quedan pendientes deudas con el fisco (al menos 2,5 millones de euros según la lista de morosos de Montoro) y con los intermediarios africanos que consiguieron la adjudicación del Bloque E, African Business Promoters, a los que se adeudan 750.000 dólares y que han sido precisamente los que han presionado en Sudán del Sur para que se tomen medidas contra la petrolera.
En cualquier caso, hay sospechas de que el yacimiento tampoco era tan rentable como Zandi había vendido a sus socios en un principio. Lejos de los puertos y con un tipo de crudo muy pesado y muy costoso de refinar, la inversión aseguran fuentes conocedoras de la operación no era la gallina de los huevos de oro que se prometían estas fortunas españolas.
DOCUMENT
TEXT
Zoom

No hay comentarios:

Publicar un comentario