martes, 30 de mayo de 2017

Varapalo de los vecinos a la supermanzana, la primera prueba piloto de Ada Colau por la peatonalización

Aprieto para el Ayuntamiento de Barcelona por los resultados de la consulta organizada por los vecinos sobre una de las grandes apuestas urbanas de Colau. A la pregunta "¿quiere el actual proyecto de supermanzana del Poblenou?", la respuesta ha sido contundente: el 87,2% de los participantes en la consulta rechazan el proyecto del Consistorio. El 12,5% votó a favor y el 0,2% lo hizo en blanco. Según el censo electoral del 2015, la participación ha sido del 26%,  1.739 vecinos.
Con esos datos en la mano, el portavoz de la Plataforma de Vecinos, Jordi Campins, concluye: "Este invento no nos gusta nada". A tenor de los resultados de la consulta, Campins ha pedido a los grupos y en especial al Gobierno de Ada Colau que dé marcha atrás en el proyecto, que califica de "imposición".
La Plataforma de Afectados por la Supermanzana, entidad opositora a la iniciativa,  había organizado esta consulta en los domingos consecutivos del 14, 21 y 28 de mayo. Se habían dispuesto tres urnas, una para conocer la opinión de los habitantes del perímetro de la supermanzana, la de los comerciantes de la zona y una tercera urna para los residentes. Los vecinos habían recogido más de 4.000 firmas y han protagonizado hasta dos manifestaciones en contra del proyecto.
Los resultados de la consulta suponen un nuevo varapalo a la apuesta del Gobierno municipal de Barcelona en Comú por la peatonalización de este tramo del Poblenou, en funcionamiento desde setiembre de 2016. La previsión de los responsables municipales es que la propuesta de eliminación del tráfico de coches se extienda a cuatro zonas más de la ciudad, paso imprescindible para pacificar la ciudad
Pero los vecinos critican los perjuicios que supone respecto al aparcamiento, el acceso a los autobuses (se han desplazado al perímetro de la supermanzana) o la garantía del buen funcionamiento de los equipos de emergencia. El Síndic de Greuges (el Defensor del Pueblo catalán) denunció también la "falta de planificación" de la intervención, al tiempo que pedía "más consenso vecinal" en las nuevas reformas del espacio. 
Las reacciones de la oposición ante los resultados de la consulta organizada por los vecinos han sido inminentes. El portavoz del Grupo Demócrata (antigua Convergencia), Joaquim Forn, ha propuesto la convocatoria de un pleno extraordinario en el distrito de Sant Martí para que se redefina el proyecto. "¿Qué más tiene que pasar para que rectifiquen?", se ha preguntado el edil.
También el portavoz del grupo municipal de ERC, Alfred Bosch, ha recordado al Gobierno "la obligación de escuchar" ya que "los resultados hablan por sí mismos". Por su parte, el concejal del grupo municipal de Ciudadanos, Koldo Blanco, ha pedido al gobierno municipal que "desmantele inmediatamente el desafortunado experimento de la supermanzana del Poblenou".
Preguntado por esta cuestión, el Ayuntamiento no ha hecho valoración de los resultados de la consulta organizada por la Plataforma de vecinos contrarios al proyecto de la supermanzana. Fuentes muncipales se han limitado a señalar a este medio que "reiteran la apuesta municipal para seguir trabajando para mejorar cada dia la supermanzana. La consulta organizada por los vecinos dobla la participación de la consulta oficial organizada por el Ayuntamiento sobre la Diagonal realizada en 2010 y que alcanzó una participación del 12%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario