jueves, 25 de mayo de 2017

Wyoming y Mateo, tras declarar ante el juez: "Incitación al odio es que haya un sitio que homenajea a Franco"

El Gran Wyoming y Dani Mateo han declarado esta mañana ante el juez en calidad de investigados por haber llamado "esa mierda" a la cruz que preside el Valle de los Caídos. Los presentadores del programa de televisión El Intermedio, que fueron denunciados por la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos, han mostrado su sorpresa por el "absurdo" que supone que el caso haya llegado al juzgado, han argumentado que es "ideológico" y han reivindicado su "libertad de expresión" y el humor como la mejor alternativa al odio.
El juez del juzgado de instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, tendrá que decidir tras escuchar a ambos si aprecia indicios de delito –por ofensas a los sentimientos religiosos y otro de odio– y continúa con el proceso o decide archivar la causa.
Este mismo magistrado había desestimado la querella en un principio, pero fue obligado a abrirla por la Audiencia Provincial de Madrid tras el recurso de la Asociación. Los investigados han quedado satisfechos con la sesión y el camino que pueda tomar el caso. Según ha explicado Dani Mateo en la puerta del juzgado tras declarar, "el lenguaje no verbal del juez daba a entender su hastío con el tema".
El presidente de la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos, Pablo Linares, ha explicado que es "consciente de que existe la libertad de expresión", pero igualmente existe la opción de "sentirse vejado" por alguna expresión. Linares concede que los juzgados están "para cosas más importantes" y sostiene que se habría dado por satisfecho si hubieran pedido disculpas.
Fue Dani Mateo, con Wyoming fuera de plano, quien dijo en mayo de 2016 la frase que hoy les ha llevado a los juzgados: "El Valle de los Caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con 200.000 toneladas de peso y 150 metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda de cerca".

"Imponer el miedo"

Para Wyoming y Mateo la querella tiene tintes ideológicos y es "absurda", una excusa como otra cualquiera, afirman, para "imponer la política del miedo". "Es un aviso a navegantes, se ve a diario. A nosotros no nos va a pasar nada porque daría mala imagen, pero, ¿qué pasa con los tuiteros o los raperos?", ha reflexionado Mateo en alusión, entre otras, a la condena de Cassandra por un chiste en Twitter sobre Carrero Blanco.
"Tiene más de política que de religión, esta asociación [en alusión a la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos] defiende el Valle, lo que representa y al que está allí", ha afirmado Mateo en alusión al dictador Franco. "De hecho, hemos recibido cartas de religiosos apoyándonos porque no entienden nada", ha añadido. "Para mí, lo ofensivo para la cruz y el que en ella estaba es que esté en el Valle".
El argumento de los presentadores es que la querella no tiene sentido alguno. "El comentario [sobre la cruz] se enmarca en el contexto de la memoria histórica, pero estamos aquí por un delito de ofensas a los sentimientos religiosos", ha explicado Wyoming. También por uno –siempre posibles– de incitación al odio. "Incitación al odio es que haya un sitio que homenajea al vencedor, que haya cadáveres en las cunetas, está todo mal, todo al revés", según Mateo. Su jefe ha coincidido. "Incitación al odio es lo que vivimos aquí", ha dicho.
En un ambiente distendido, en el que ambos se han acusado mutuamente de ser el responsable de que el otro estuviera en el juzgado y han bromeado con querellarse entre sí, Mateo se ha puesto serio para reivindicar "el humor como mejor alternativa al odio" y dejar claro que no es un problema de humor, sino de temáticas: "No dejan hacer humor de los temas que ellos no consideran susceptibles de hacerlo, porque si hubiera sido un chiste sobre Herri Batasuna no habría pasado nada. De hecho, se ve a diario en 13TV, donde dicen barbaridades absolutas".
Respecto al comentario específico, Wyoming ha defendido que decir que algo es "una mierda" no tiene por qué ser malo per se, que depende del contexto. "Si yo digo que la pena de muerte es una mierda, entonces es bueno", ha ejemplificado.
Por último, los presentadores han rechazado que el hecho de que uno de los jueces que ordenó reabrir el caso fuera senador del PP haya tenido influencia alguna. "Eso con el PP no ocurre, es un partido serio...", han deslizado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario