domingo, 4 de junio de 2017

El conseguidor del PP: "El juez Velasco era del PP hasta que le echó Camps y nos cogió manía”

LAS GRABACIONES DE LEZO

http://www.elespanol.com/espana/tribunales/20170602/220728475_0.htm

El exconsejero delegado de la pública ICM se queja de que "esto se ha convertido en un presidio abierto".

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco junto a las fiscales del caso Púnica.
El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco junto a las fiscales del caso Púnica. 
José Martínez Nicolás dirigió durante tiempo la empresa pública madrileña ICM, a través de la cual se repartieron contratos amañados a cambio de que las adjudicatarias financiaran ilegalmente al Partido Popular, tal y como sostienen los investigadores del caso Lezo. Por esa razón, este ex cargo público fue detenido el pasado 19 de abril junto a Ignacio González. Sin embargo, Martínez Nicolás ya estaba investigado anteriormente en el caso Púnica, y por esa razón ya conocía al juez encargado de la causa, Eloy Velasco, hacia quien no tenía muy buenas palabras.
“Cuando veo a todos los políticos con todo esto de los imputados digo estos están locos, son gilipollas, dejar en mano de los jueces que son...porque ojo este juez, Eloy Velasco, éste era nuestro, del PP, y este le echó Paco Camps de Valencia porque es que se fundía la tarjeta de crédito. Y claro le tiene manía al Partido Popular ¿sabes?”.
Este comentario se lo hace Martínez Nicolás a otro interlocutor, en una conversación grabada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el marco de la Operación Lezo. En esa llamada, se quejaba de la investigación por la que le tenía imputado el juez Velasco. Según decía, él no había hecho nada irregular y estaba siendo víctima de una cacería contra parte del PP madrileño.
En esa conversación, Martínez Nicolás hace referencia a la época en la que Velasco fue director general de Justicia de los gobiernos de la Generalitat valenciana, bajo la Presidencia de Eduardo Zaplana y Francisco Camps, en 1995 y 2003. Después, volvió a la carrera judicial y llegó a la Audiencia Nacional como juez central de Instrucción, donde ha estado hasta este mismo 1 de junio que ha ascendido a la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional, un órgano de reciente creación, donde estará junto al magistrado Enrique López y un presidente de tribunal aún por asignar.
Pocos meses después de esta conversación, los investigadores descubrieron que Martínez Nicolás escondía un millón de euros en Liechtenstein, sin declarar a la Hacienda Pública. Además, la Fiscalía Aticorrupción contó con un testigo privilegiado, otro ex alto cargo de ICM, quien aseguró que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, pidió a Martínez Nicolas -en libertad con una fianza de 100.000 euros- que pidiera a Indra un millón de euros para pagar las deudas que tenía el PP de Madrid tras la campaña de elecciones autonómicas de 2011.

"TODO EL SANTO DÍA ESCUCHANDO TELÉFONOS"

“Este país es tremendo. Están todo el santo día los de la Guardia Civil y la Policía escuchando los teléfonos de todo el mundo. Aquí por teléfono no se puede hablar, porque es que en el momento que eres cargo público o tal, están...Joder si le han grabado hasta al propio Fernández Díaz en su despacho, pijo...”, le dice a su interlocutor.
Martínez Nicolás hace referencia a una grabación que se hizo pública del ministro del Interior en la anterior legislatura, Jorge Fernández Díaz, con el entonces jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en la que hablaba de operaciones policiales contra dirigentes catalanes, en una reunión celebrada en el propio despacho del ministro.
“Si es que están todo el santo día, todo el santo día, y es horrible, o sea, es horrible, o sea, esto se ha convertido en un presidio abierto, aquí todo el mundo es sospechoso, y bueno pues a aguantar. Y claro, te cuesta una pasta de abogado, el disgusto y tal, y bueno y la suerte es que yo estaba a un mes de jubilarme”.

"A PLANTAR CEBOLLINOS"

Martínez Nicolças no es el único que en sus conversaciones privadas se quejaba del juez Velasco, que ha encarcelado al exnúmero tres de Esperanza Aguirre, en la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, y después a su ex número 2, Ignacio González. El propio González, en conversaciones intervenidas, tenía sus propios planes para Velasco. “Hay una jugada planeada, respecto a una salida de Velasco. Vamos a ver, tenemos el Gobierno, el Ministerio de Justicia, y tenemos a un juez que está provisional".
En esa conversación, González hacía referencia a que la plaza en propiedad que ocupaba Velasco hasta este mismo jueves, la del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, es de otro juez, Manuel García-Castellón, que está de juez de enlace en Roma. "Yo le digo, a ver, venga usted pa acá ¿cual es la plaza que le toca? Onteniente, a tomar por culo a Onteniente, y aquí que venga el titular. Que ya me las apañaré con el titular, coño. Que al titular lo quitaron porque era uno que era aparentemente rogelio y le dan de magistrado de enlace en Roma, y gana una pasta vive como dios y el tío no quiere saber nada, claro. Yo le llamo a éste y le digo, oye ven aquí, el titular aquí y a éste a tomar por culo. Pero ¿qué te cuesta eso? Y a este tío le pones a escarbar cebollinos, joder, y ya está. ¡Pero qué cojones de chantaje! Pero como todo el mundo ve que esto funciona, pues ancha es Castilla", se quejaba González en esa conversación del pasado mes de noviembre.
Precisamente, García-Castellón anunció este mismo jueves al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que volvía a su plaza después de 17 años después de que Velasco haya obtenido plaza en un lugar aparentemente más tranquilo, la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario