jueves, 1 de junio de 2017

El doble rasero de nuestros medios para conseguir que pienses lo que ellos quieren


01 Jun 2017rios


http://blogs.publico.es/otrasmiradas/9019/9019/


Pascual Serrano
Periodista y autor de ‘Medios democráticos. Una revolución pendiente en la comunicación’ (Akal)
Uno de los modos en los que se aprecian las estrategias de intencionalidad (o, si se prefiere, de manipulación) de nuestros medios es comparar el trato informativo de dos hechos similares. Podremos comprobar el doble rasero que utilizan, según sea para el amigo o el enemigo del dueño del medio en cuestión. En los últimos días hemos observado algunos casos en la prensa escrita.
El primero es en el diario argentino Clarín, probablemente el de más difusión en su país. El 4 de abril titulaba “El régimen de Maduro reprime con gases e impide una marcha opositora”. El gobierno, aquí es “régimen” que “reprime” y los manifestantes “marchan”. Sin embargo, cuando las protestas no son contra el gobierno bolivariano venezolano sino contra el neoliberal brasileño, como sucedió el 24 de mayo, el título tiene otro tono: “Michel Temer envía a las Fuerzas Armadas para contener la violencia en Brasilia”. Aquí la “violencia” es de los manifestantes, el presidente se limita a “enviar” a los militares y estos la “contienen”. Todo en orden.
Volvamos a nuestro país. Aquí, en abril del pasado año, en plenas negociaciones de los partidos para acordar gobierno nacional, Podemos consultó a sus simpatizantes sobre el pacto entre Albert Rivera y Pedro Sánchez. Una de las preguntas era “¿quieres un Gobierno basado en el pacto de Rivera y Sánchez?, a la que el 88,23% de los que votaron respondió “no”.
Con esa información Okdiario tituló el 18 de abril: “Casi 18.000 podemitas votan contra Iglesias y a favor de sumarse al pacto Sánchez-Rivera”. Es decir, destaca como contundente, precisamente, la cifra minoritaria de los que votaron a favor. No solo eso, el periódico de Eduardo Inda, señalaba en la noticia que “la consulta fue un fracaso de participación, La formación morada no consiguió que la mitad de su militancia votara”. Hace unos días, el 27 de mayo, Ciudadanos celebró sus primarias para elegir candidato para elecciones autonómicas catalanas. En ellas votaron 825 personas, un 35,18 % de la militancia. La ganadora fue Inés Arrimadas que logró 792 votos. El titular de Okdiario ahora fue el siguiente: “Arrimadas arrasa en las primarias de C’s para la Generalitat”. Que la participación fuese solo en torno a un tercio de la militancia, ya no era relevante para Inda y, por supuesto, 825 votos para decidir un candidato a presidente autonómica es “arrasar”.
En marzo de 2014, París ponía en marcha un plan para frenar la polución que consistía en que los conductores solo podrán usar sus coches en días alternos.
Así titulaba Estrella Digital, uno de los diarios digitales más antiguos de nuestro país, el 17 de marzo de aquel año: “París frena la contaminación”. Con el mismo objetivo de reducir la contaminación, en diciembre del pasado año el Ayuntamiento de Madrid anuncia que el 28 de ese mes los no residentes no podrán estacionar su vehículo en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado). Ahora el mismo medio titula de esta forma: “Carmena prohíbe aparcar en el centro de Madrid”. Ninguna referencia al objetivo de limitar al contaminación, el asunto es que se prohíbe y, además, personalizado en la alcaldesa.
Cuando la diputada de Podemos Carolina Bescansa llevó a su niño de seis meses al Congreso, El País titulaba el 14 de enero “Polémica por la diputada que amamantó a su bebé en el escaño”. Pero cuando sucede en el Parlamento de Australia el título, el pasado 11 de mayo, es “Este es el primer bebé amamantado en el Parlamento de Australia”. Y lo que fue calificado por el diario de “polémica” ahora se convierte en su subtítulo en “abanderar la lucha”.
Por último, existe un mecanismo más sutil de doble rasero, consiste en llevarlo a la fuente o la opinión o declaración consultada. Así el periódico no muestra su desigualdad en su propio título, sino que se la cuelga a otro.
Veamos el periódico de Pedro J. Ramírez, un profesional en esto del periodismo intencional. Así titula con las declaraciones de una “feminista liberal” el 18 de mayo pasado: “María Blanco contra Barbijaputa: ‘Las feministas de izquierdas simpatizan con terroristas’”. Es evidente que esto no lo podía decir un periodista, había que buscar a alguien a quien colgárselo, y si es mujer, mejor. En cambio, si eres un miserable y queremos hablar bien de ti lo ideal es colgar la opinión de tu madre. De modo que este es el titular que eligió El Español el 3 de mayo para referirse al fascista que agredió a una persona en la Plaza Nueva de Bilbao antes del partido que enfrentaba al Athletic y al Betis: “Es un niño bueno al que siempre le ha gustado el deporte”. Habla la madre del ultra del Betis.
Como se habrá podido comprobar para que los medios nos digan quiénes son los buenos y quiénes son los malos no hace falta mentir, ni siquiera opinar, basta con presentar de forma desigual y desequilibrada para que, imperceptiblemente, nosotros terminemos pensando lo que ellos quieren que pensemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario