viernes, 9 de junio de 2017

El engaño de la cuota de línea en fibra: los precios son entre un 54% y un 250% más caros de lo anunciado

http://www.elespanol.com/economia/empresas/20170515/216228808_0.html

Facua denuncia que las operadoras, especialmente MásMóvil y Jazztel, presentan ofertas de fibra con un concepto de 'cuota de línea' que induce al error.

El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.
El consejero delegado de MásMóvil, Meinrad Spenger.
El anuncio de Jazztel te dice que tendrás fibra a 20Mbps por 8,95€/mes IVA incluido. No es así ni lo será nunca. La diferencia entre el precio promocional y el que pagarás cada mes asciende a 22,99 euros, una cuota que no tiene razón de ser.
La asociación de consumidores Facua, lo cree así, y va a denunciar por publicidad engañosa a MásMóvil, Jazztel, Orange, Movistar, Vodafone y Yoigo ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid, tras haber analizado 35 tarifas de fibra óptica y de fibra óptica y móvil. “En ninguna de ellas se incluye la cuota de línea que cobran todas las compañías, y que oscila entre los 17,40 euros de Movistar, la más barata, y los 22,99 de Jazztel, la más cara”, explica Facua.
La organización no considera justo pagar un 200% más que el precio publicitario, especialmente porque la ley “establece la obligación de las empresas de ofrecer en la publicidad el precio final total, incluidos los impuestos, y estas empresas no lo hacen”.
La tabla comparativa que ha elaborado la organización de defensa al consumidor demuestra claramente que los verdaderos reyes de esta práctica son MásMóvil y Jazztel, y que Movistar, Vodafone y Orange son las operadoras que menos peso dedican a esta actividad. No es que no lo hagan, pero no en sus productos clave. Estas operadoras venden principalmente packs de cuatro servicios como Fusión, One o Love, y en estos casos las tres operadoras ofrecen el precio completo sin trampa ni cartón.

ENGAÑAR AL CONSUMIDOR

“El concepto de cuota de línea supone únicamente una forma de engañar al consumidor ya que el mismo forma parte indisociable del servicio ofertado, cuya prestación no es posible sin el abono de dicha cuota. Por esta razón, las empresas están obligadas a incluirla en el precio único, final y total que han de ofertar a los usuarios”, asegura la organización.
El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, explica a EL ESPAÑOL que la cuota de línea “tenía sentido cuando las operadoras ofrecían Internet a través de las redes de cobre y era necesario contar con una línea analógica, cuyo precio además estaba regulado, pero la fibra utiliza una infraestructura independiente y no hace falta una línea telefónica ni una cuota de línea. Es una forma artificial de inflar el precio”.

EL MECANISMO

Según Facua, en todos los casos analizados las empresas ofrecen fibra óptica en sus diferentes soportes publicitarios y bajo sus respectivas marcas comerciales a un precio inferior al real, pues a éste hay que sumar el importe correspondiente a la denominada cuota de línea, que tratan de hacer pasar lo más desapercibido posible a los usuarios para que crean que los precios reales son los anunciados. Y nada más lejos de la realidad.
En muchos casos, solamente el importe de la cuota de línea es muy superior al de la fibra óptica ofertada. Ello importa incrementos en el precio de contratación sobre el precio anunciado de hasta el 250%, como es el caso de la fibra óptica que ofrece Yoigo (propiedad de MásMóvil) con una tarifa teórica de 8 euros en su versión más económica. Si a esta cantidad se le suman los 20 euros de cuota de línea, el precio real se eleva hasta los 28 euros, cifra considerablemente superior a los 8 euros publicitados.
En otras tarifas, esta diferencia entre el precio real y el precio ofertado en la publicidad es algo menos llamativa, porcentualmente hablando. Pero, aun así, en el caso en que menos divergencia existe, ésta es del 54,2%.

LETRA PEQUEÑÍSIMA

En la mayor parte de los casos, las empresas utilizan en su publicidad un tamaño de letra considerablemente más pequeño que el usado en el precio ofertado, para indicar la existencia de esta cuota de línea, cuya cuantía no siempre se especifica. Y en algún caso, ni siquiera se dice que al precio se le va a sumar una cantidad ven concepto de cuota de línea.
“De esta forma, el precio que anuncian por la contratación de la de fibra óptica no se corresponde en ningún caso con el importe real que ha de pagar el usuario, que no puede contratar el servicio sin hacer frente al pago de la mencionada cuota de línea, por lo que se ve abocado a abonar una cantidad total cuya cuantía desconocía en el momento de la contratación”, lamenta la asociación.
Facua afirma que hay otro caso más grave aún, y es que Orange, que también comercializa los servicios de fibra óptica bajo su propia marca ni siquiera indica que existe una cuota de línea en su tarifa Home de 18,15 euros. “Ofrece un precio cerrado, por ejemplo para la fibra de 50 MB, de 14,95 euros al mes durante el primer año, que luego pasarían a ser 25,95 euros. Sólo si el usuario se sumerge en la página web buscando la 'trampa' encuentra que a ese precio hay que sumarle una cuota de línea y que ésta asciende a 18,15 euros. Es decir, que el precio promocionado durante el primer año, realmente, es de 33,10 euros, un 121% más de lo anunciado”, explica Facua.
Para la asociación, el engaño es mayor al señalar que el precio incluye el IVA porque “contribuyen a transmitir la idea de que la cifra que se anuncia corresponde al precio total que pagará el consumidor”.
La denuncia de FACUA recoge, entre otros, el argumento de la Ley 3/1991 de Competencia Desleal, en cuyo artículo 5 se señala que "se considera desleal por engañosa cualquier conducta que contenga información falsa o información que, aún siendo veraz, por su contenido o presentación induzca o pueda inducir a error de los destinatarios, siendo susceptible de alterar el comportamiento económico, siempre que incida sobre alguno de los siguientes aspectos: (...) e) El precio o su modo de fijación, o la existencia de una ventaja específica con respecto al precio".
Del mismo modo, la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios establece, en su artículo 60, que "en toda información al consumidor y usuario sobre el precio de los bienes o servicios, incluida la publicidad, se informará del precio total", y el precio total incluye "impuestos y tasas", según la mencionada norma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario