viernes, 30 de junio de 2017

El Fascismo y el obrerismo: Oligarcas recaudan Votos mientras pierden apoyos

Publicado en: 30 Junio, 2017

http://kaosenlared.net/fascismo-obrerismo-oligarcas-recaudan-votos-pierden-apoyos/

Por Pablo Heraklio
Si tienen a toda la sociedad en contra ¿Cómo es posible que se siga hablando de ellos? Los medios son de oligarcas fascistas. Y prometen en bien social más preciado estos días: el trabajo. El obrerismo fascista es la maniobra mediática de engaño usada en todo el mundo.
Por Pablo Heraklio
El Fascismo es una vía muerta, y a demás solitaria, por su incapacidad de aceptar las diferencias individuales como parte fundamental de la humanidad. Proponen un modelo social que ellos llaman “tradicional” basado en una sarta de prejuicios y una idealización de la persona alejada de la realidad evidente. La realidad es que es la trasposición del modelo militar. Pero a su vez son capacidades de organizar a grandes masas.
No nos engañemos, sus cantos de sirena solo conocen un canción: trabajo.
El Fascismo es hacer la política por imposición, coerción o represión. Puede ser socialista o liberal. Si se hacer por el diálogo simplemente no es fascismo, sino conservadurismo, cuestionable pero respetable.
¿Cuál es la condición del uso habitual de la violencia? La impunidad de su uso. El fascismo, como el militarismo no pueden ser ejercidos sin poder. Si pierden poder y apoyo la violencia deja de ser ejercida. La violencia se debe ejercer para mantener el ejercicio de la violencia.
¿Puede haber un fascismo tolerante? Si ser tolerante supone permitir a las minorías ejercer sus derechos esto sería perder poder, lo cual lo deslegitimaría.
¿Puede haber fascismo progresista? El progreso supone el avance social y que las minorías consigan derechos. Esto supone una pérdida de poder. Ser socialista no es ser progresista, es que un gobierno gestione bienes y servicios. Ser liberal no es ser progresista, es que una empresa gestione bienes y servicios.
Así ganan apoyos: Obrerismo
Si tienen a toda la sociedad en contra ¿Cómo es posible que se siga hablando de ellos en los medios? Primero porque los medios son de oligarcas fascistas. Segundo porque prometen en bien social más preciado estos días: el trabajo.
Se puede entender el obrerismo fascista como una mera maniobra mediática. El mayor engaño del mundo hasta ahora.
Se ha infravalorado el poder del obrerismo. El fascismo, aliado del capital,  incide sobre el obrerismo basándose en una sola promesa: trabajo.
Público o privado. Es lo único que quiere la gente. Pero se llevan todo el paquete.
Extranjero – competencia
Mujer – competencia
Otra raza – competencia
Homosexual – competencia
Vecinos – competencia
El trabajo nunca llegará. El fascismo es una vía muerta que solo se mantiene por la presión de los medios de comunicaión que emiten sus mentiras. Claro, estos son de los oligarcas que se sirven del fascismo.
Mentira o no Cualquier organización que prometa trabajo triunfará.
Así pierden apoyos: fascismo
Sirva el caso de España, las cifras son aproximadas.
Son machistas, por lo que pierden el apoyo del 30-40% de la población femenina,
Son declaradamente homófobos, aunque son un grupo claramente andrófilo, con lo que pierden el apoyo del 5-10% de la población LGTB.
Son xenófobos, por lo que pierden el apoyo de entre un 10-15% de población extranjera.
Y a demás racistas, con lo que no te vale ser del país para asegurarte sus favores si tienes piel oscura, padres árabes, sudamericanos, asiáticos o africanos. Lo cuál les resta entre un 5-10% de los posibles apoyos.
Son católicos practicantes, con lo que pierden el apoyo de los no cristianos y aconfesionales, entre un 10 y un 20% de la población. Aunque por otra parte podrían pactar con sus jerarquías como sucedió con el Hitler y Pio XII.
Son militaristas lo cuál impide que entre un 10 y un 20% de personas antimilistaristas, pacifistas o simplemente tranquilas les apoyen.
Son anticomunistas lo cuál les pone enfrente de un 20-30% de la población que se reclama como tal.
Son elitistas y clasistas, creen que no todo el mundo tiene las capacidades pare decidir por sí mismos y necesitan un Líder supremo. Lo cuál crea el recelo de más de un 70% de las personas que no están de acuerdo con el estatismo de las clases asignadas y de los privilegios.
A demás las élites fascistas no coinciden con las élites económicas, las cuales no son favorables de la nacionalización de los servicios, sino de su propiedad privada. Y ellos de Amos.
Con unos pensamientos tan retrógrados ¿Con quién podrían pactar?
Salud! PHkl/tctca

No hay comentarios:

Publicar un comentario