El sueldo medio en el banco malo Sareb alcanzó los 110.674 euros por trabajador. Así lo establece el informe anual de actividad de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) correspondiente al año 2016, que se ha publicado este viernes 26 de mayo. Se trata de un sueldo oneroso que multiplica por más de dos el de los empleados de empresas del Ibex (45.000 euros en 2015).
En concepto de gastos de personal, en el banco malo, cuya vida terminará el año 2027 -fecha en que tiene que ser liquidado-, se van 39,4 millones de euros. Si se extrapola el sueldo medio para los 356 trabajadores, éste rebasa los 110.000 euros. Se trata de más de cinco veces más que el salario medio anual español, que roza -pero no alcanza- los 20.000 euros, a razón de 1.600 euros al mes, según un estudio reciente de Adecco.
En 2013, año en que se publicó el primer informe anual (la Sareb nació en otoño de 2012), el sueldo medio del banco malo era de 105.000 euros: unos gastos de personal de algo más de 13 millones para 126 trabajadores en el primer ejercicio. Ya por entonces fuentes de Sareb aseguraban que el sueldo medio estaba distorsionado porque tuvo que contratar a directivos tirando de chequera. Pero la distorsión parece continuar, cuatro años después.

Emolumentos a repartir

Fuentes internas del banco malo hablan del reparto de emolumentos a través de un Plan de Fidelización que se habría distribuido entre los miembros de la alta dirección (pero no los cuadros ni los empleados corrientes). El presidente de Sareb desde comienzos de 2015, Jaime Echegoyen, se embolsa cerca de 400.000 euros anuales.
La cúpula directiva de hecho se ha duplicado en los tres últimos años, pasando de 10 directivos (en 2013) a 19 en 2016, según avanzó este medio. La austeridad salarial no parece ser una consigna dentro del banco malo. La entidad reconoce pérdidas desde su creación de 750 millones de euros.
Además de los salarios, Sareb ha informado de un incremento del 92% en las ventas de inmuebles entre enero y abril de este año. En ese periodo, la compañía ha comercializado un total de 5.720 inmuebles, sumando los activos propios y los que figuran como garantías de los préstamos al promotor que gestiona la empresa. Entre enero y abril de 2015 se comercializaron 2.979 unidades, informa la memoria anual.