lunes, 12 de junio de 2017

EL PRÓXIMO PRIVILEGIADO ERES TÚ

http://lareplica.es/el-proximo-privilegiado-eres-tu/

6 Junio 2017  3 Réplicas Categorías: La ventolera, Portadas
Sucedió, y sucede, con los Estibadores. Luego sucedió Ferrovial, donde 750 privilegiados (35% de la plantilla) cobraban 1800 euros al mes en lugar de 1000. Ahora, un artículo señala a los mineros jubilados como grandes favorecidos del sistema de pensiones, obviando sus condiciones laborales y las nefastas repercusiones que el tiempo generan en los trabajadores.
No es una novedad. El sistema, alertado por la fragilidad de su embuste neoliberal y el consecuente riesgo de colapso, necesita nuevas víctimas. Ahora, se revuelve señalando falsos privilegios -casi siempre fruto de la lucha sindical– con el fin de igualar a todos los trabajadores a la baja, condenándolos a la precariedad y subalternidad por los siglos de los siglos, o al menos, hasta que los hombres de negro ya no estén entre nosotros, y disfruten ya de su retiro dorado.
Lo disfrazarán de estadística, de gráfica, de análisis de expertos -sus expertos-, contarán con sus aliados e irán poco a poco inoculándolo en la conciencia colectiva. Que ellos son los que ponen en riesgo el sistema, los nuevos privilegiados de casi dos mil euros. Dirán que ellos son los malos, los que amenazan el sistema. Atacarán por tierra, mar y aire. Por papel, por lo digital, en las ondas. El mismo aire te silbará que ellos no son sino salvajes manifestantes. Te mostrarán la violencia extrema en las calles. Sus cócteles molotov, su vandalismo, su incultura.
Te convencerán de que ellos son la solución. Ellos o el caos.
Pero no te mostrarán las casas vacías, ni las jubilaciones que sirven de soporte a familias enteras, ni los frigoríficos vacíos, ni el frío de la salita de estar, ni las despedidas en el aeropuerto, nis las matemáticas de fin de mes, ni los malabarismos del hambre, ni las cientos de entrevistas de trabajo que concluyen con un “ya te diremos algo”. No te mostrarán el hastío, ni el estupor, ni la vergüenza, ni el miedo que te lleva a creer que todos los que son como tú son tu única salida.
No te mostrarán tampoco el retiro dorado de los miembros del consejo de administración, del directivo puesto a dedo, no te enseñarán los privilegios del banquero amigo del político, del político amigo del banquero, de sus consultores de la banca estatal, de los asesores externos, de ese 1% que tiene lo mismo que el 80% restante. Si acaso unas cifras que te dejen claro quién eres tú. Nadie dirá que se equiparen sus sueldos a los del resto.
Y cuando te percates, cuando te des cuenta que haber despotricado en la barra del bar contra los estibadores, los mineros, los basureros, los taxistas, los controladores aéreos, los maestros o los médicos fue un error, cuando comprendas que te han manipulado como tantas otras veces, ya será tarde. Ya la mano negra habrá movido los hilos. Ya tendrá un nuevo objetivo inutilizado para la resistencia. Frágil. Indefenso. Tú.

The following two tabs change content below.
Escritor y Social Media Manager. Ha publicado artículos culturales para medios como La Marea, Secretolivo, Perarnau Magazine o La Voz del Sur. Ha escrito el libro Yo, precario (Libros del Lince 2013), Hijos del Sur (Tierra de Nadie 2016) y Juan sin miedo (Alkibla 2015). Ha sido traducido al griego y al alemán. En 2014, creó La Réplica, periodismo incómodo.
Tags: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario