miércoles, 28 de junio de 2017

El PSOE se opone a despenalizar la eutanasia a pesar de haberlo aprobado en su reciente Congreso

http://www.eldiario.es/andalucia/cadiz/Sindicato-Periodistas-Policia-Nacional-Cadiz_0_658985165.html

Por Kaos. Izquierda a debate

El PSOE, en su pretendida nueva versión del “Somos la izquierda”, viene mostrando cuáles son los límites de sus planteamientos políticos.




El PSOE rechazará este jueves por segunda vez en el Congreso de los Diputados una proposición de Unidos Podemos para despenalizar la eutanasia y regular el derecho a una muerte digna, unas semanas después de haberlo aprobado en su 39 congreso, que decidió aprobar mayoritariamente la despenalización de la eutanasia y abrir así la puerta a que por fin se despenalice el derecho a una muerte digna en el Estado Español. El argumento por boca de su portavoz en el Congreso, Margarita Robles, es que “ahora no es el momento”.
Parece elemental que la eutanasia es un derecho elemental consustancial a cualquier ser humano, entendido como el derecho a tener una muerte digna (como el de tener también una vida digna) con las debidas garantías. Estamos acostumbrados a la oposición a ese derecho por parte de la derecha neofranquista, fiel a su oscurantista y retrógrada ideología religiosa según la cual sólo el ser sobrenatural que da la vida al ser humano puede también quitársela. Pero en el caso de la izquierda sorprende esa posición: siempre se definió como laica y contraria a que los postulados religiosos se impongan sobre la razón y la libertad de pensamiento.
Sin embargo el PSOE, en su pretendida nueva versión del “Somos la izquierda”, viene mostrando cuáles son los límites de sus planteamientos políticos: república sí, pero ahora no (por tanto: monarquía); estado plurinacional sí, pero sin derecho a decidir de los pueblos (por tanto: centralismo españolista); derecho a morir dignamente sí, pero ahora tampoco (por tanto: respeto a la iglesia y sus postulados)… En este último caso, además, en una verdadera burla a su propio congreso que aprobó la despenalización de la eutanasia hace unos días.
Así parece difícil que el “nuevo” PSOE pueda convencer a alguien mínimamente crítico de su verdadera vocación izquierdista, más allá de algunas pinceladas cosméticas en su intento de camuflar su verdadera identidad como uno de los pilares básicos para la continuidad del régimen surgido de la Transición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario