viernes, 30 de junio de 2017

El subempleo afecta a casi dos millones de personas en España

La economía española ha creado empleo en los tres últimos años, dados los datos de INE (Instituto Nacional de Estadística). En 2014 el número de ocupados creció en 205.200, mientras que en 2015 subió hasta los 521.800. El pasado año hubo una ralentización en el ritmo de crecimiento, ya que el número de empleados aumentó en 475.500. 

Los datos del primer de trimeste no invitan al optimismo, ya que en términos interanuales el empleo volvió a subir, pero aún en menor cantidad. En concreto, en 408.700 empleos. Dentro de un mes se publicarán los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa) del segundo trimestre, por lo que habrá que estar atento a la evolución de la tasa de empleo desestacionalizado. Es bien conocido que el trimestre que va de abril a junio es bueno para el empleo, la cuestión es saber si va a ser mejor que el del año 2016. El último dato desestacionalizado de afiliación a la Seguridad Social indica que la cantidad de cotizantes se incremento en 60.608 personas en el mes de mayo. Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social "acumula ya 42 meses en positivo". 

¿Qué tipo de empleo se está creando? 

Hay dos rasgos que caracterizan a éste con relación a la etapa inicial de la crisis: la menor duración de los contratos temporales y el mayor peso de la contratación a tiempo parcial . Los asalariados con una contratación de un día eran de 17.700 en el primer trimeste de 2008, nueve años después esta cantidad se ha doblado. Los contratos que van de dos días a un mes han pasado de 103.700 a 127.400, lo que equivale a un incremento del 22,85%. 

Los contratos a tiempo parcial suponían el 11,8% de la contratación total de los ocupados al inicio de la recesión. Actualmente suponen el 15,58%. Hay 440.100 nuevos contratos de este tipo. Ello tiene como consecuencia una reducción de las horas de trabajo, y por consiguiente, un incremento del subempleo. Están en esta situación todos aquellos ocupados a jornada parcial que desean y están disponibles para trabajar más horas, pero pese a buscar trabajo, no lo encuentran. El número medio de horas habitualmente trabajadas durante la semana ha bajado desde las 39,2 a las 37,6 horas. Hay casi dos millones de subempleados, un 23,28% más que entre enero y marzo de 2008. Esta cantidad representa casi el 70% de los que trabajan a jornada parcial. 

No hay que perder de vista que el mejor dato de empleo lo consiguió España en 2007, cuando alcanzó los 20.579.900 empleados. Hasta 2013 se destruyeron 3.440.900 empleos, de los que se han recuperado un tercio hasta 2016. En este aumento de la ocupación ha contribuido la evolución de la población activa, que se ha reducido en 367.400 personas en los tres últimos años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario