jueves, 29 de junio de 2017

La brutal detención policial de un anciano en Sant Cugat del Vallès por haber aparcado mal el coche

El anciano fue reducido por un policía en el mercado de Torreblanca, Sant Cugat
El anciano fue reducido por un policía en el mercado de Torreblanca, Sant Cugat

POLÉMICA REDUCCIÓN


Un agente de la Policía Municipal lo derribó y lo sometió en el suelo por haber estacionado en una zona de carga y descarga del mercado de Torreblanca

David López Frías 

Un septuagenario aparca su viejo Seat Ibiza en una zona de carga y descarga en el mercado de Torreblanca, a las afueras de Sant Cugat (Barcelona). Se le acerca un agente de la Policía Municipal que le reprende y le impone una multa. Un videoaficionado graba la escena desde una terraza próxima. No se escucha el diálogo, pero se aprecia con claridad cómo, tras un cruce de palabras, el policía empieza a gritar. El anciano intenta rehuir el conflicto y se da la vuelta. El agente, por contra, se altera, lo agarra del cuello, lo tira al suelo de forma brutal y se sube encima de él una vez ya reducido.
Varios ciudadanos, incluido el que estaba grabando el vídeo, se acercan al lugar de los hechos para protestar por lo que entiende que es un abuso policial. "Es un señor mayor, no hace falta", le esgrimen. El agente, visiblemente nervioso, profiere insultos y no depone su actitud. "Largo de aquí. Me cago en la puta, que me ha empujao", replica el policía, sin dejar de someter al anciano en el suelo.

INVESTIGACIÓN EN CURSO

Sucedió el lunes, pero el vídeo se ha viralizado hoy, después de que la cuenta de Twitter @antiradarcatala haya colgado el vídeo en su cuenta. Podría pasar por una de esas escenas que llegan a menudo desde Estados Unidos y que acaban con una respuesta desproporcionada por parte de las autoridades. Pero no ha pasado en América, sino en el Vallès Occidental. Un caso de presunta brutalidad policial que el Consistorio de Sant Cugat ya está investigando. 
La teniente alcalde de Seguridad Ciudadana, Cristina Paraira, ha declarado que ya ha abierto un expediente para investigar el caso y saber si el agente se excedió en algún momento o fue una actuación proporcionada. La concejal ha advertido de que "el vídeo es más largo, no es sólo lo que se ha visto en redes. Si sólo se ve la parte final crea más malestar, por lo que tenemos que ser justos"
La edil explica que el suceso "empieza con un incidente de un mal estacionamiento, una advertencia de la policía local, una respuesta que no es la más correcta por parte del ciudadano y acompañada de otros hechos que acaban con la detención de este señor".

SUCESO VIRALIZADO

A pesar de los intentos de la edil de proteger al agente de proximidad, que asegura que "no le hizo daño en ningún momento", el vídeo se ha viralizado. A las pocas horas de publicarse ya tenía más de un millar de retweets y centenares de respuestas de ciudadanos indignados. 
Entretanto, otros testigos presenciales respaldaron la versión del policía y confirmaron que el anciano, cuando estaba siendo multado y el policía le emplazaba a sacar el coche de la zona de carga y descarga, llegó a empujar al policía, y que ese fue lo que motivó que el agente perdiese los nervios. 
Finalmente, el anciano reducido no fue detenido, y el agente será investigado por un presunto abuso de fuerza. El Ayuntamiento ha asegurado que llevará el caso al juzgado, pero que la investigación sigue adelante. "Nuestra policía local está al servicio del ciudadano" aseguró Paraira. Con actuaciones como esta, no lo parece. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario