miércoles, 14 de junio de 2017

La Policía multa con la Ley Mordaza a un 'yayoflauta' por increpar al autobús de HazteOir en Valencia

Ramón Alcañiz recibió el pasado viernes la denuncia que la Unidad de Intervención Policial (UIP) le interpuso el pasado 31 de marzo en la visita que hizo el autobús de HazteOir a Valencia. Propone una multa de 601 euros en aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza, por "perturbar el desarrollo" de una rueda de prensa del colectivo "con insultos y amenazas".
Aquel día, este jubilado de 71 años comenzó a increpar al presidente del grupo ultracatólico, Ignacio Arsuaga, y otros integrantes del colectivo, poco antes de entrar en el Ayuntamiento a entregar el folleto homófobo y tránsfobo que ha repartido en los colegios "contra las leyes de adoctrinamiento sexual". Allí, la portavoz socialista Sandra Gómez les advirtió de que "no eran bienvenidos" en la ciudad.
"Al salir se dirigían a la Generalitat y nosotros comenzamos a seguirles. Lo que hice fue decirles que no eran bienvenidos en Valencia, que se fueran, que eran unos sinvergüenzas y homófobos", explica Alcañiz a eldiario.es.
Para la UIP son hechos que pueden ser constitutivos de una infracción contemplada en el artículo 36 de la Ley Mordaza y que califica de grave "causar desórdenes en las vías, espacios o establecimientos públicos, u obstaculizar la vía pública con mobiliario urbano, vehículos, contenedores, neumáticos u otros objetos, cuando en ambos casos se ocasione una alteración grave de la seguridad ciudadana".
Los agentes, que acompañaban a los integrantes de HazteOir, "nos identificaron, pero no sabíamos que nos iban a multar", asegura Alcañiz, uno de los "Iaioflautes" de Valencia desde el 15M. "Estábamos denunciando sus actitudes y comentarios tránsfobos, pero nos quieren hacer callar porque es la táctica que sigue el poder mediante esta ley", prosigue.
Aquel día también otra persona fue denunciada por la UIP por el mismo motivo. Se trata del activista LGTBI Fran Pardo, que recibió la propuesta de sanción hace unos días, también fechada el 4 de abril, por los mismos motivos: "Durante un acto y posterior rueda de prensa en la plaza del Ayuntamiento de la ONG Hazte Oir perturbó el desarrollo de la misma con insultos y amenazas sin parar de hacerlo desde este punto hasta las Cortes Valencianas", se puede leer.
En aquella visita a Valencia el autobús naranja había cambiado la inscripción por "Respeto para todos. No al bullying". Un lema que ha ido modificándose desde que el pasado mes de marzo la policía inmovilizara en Madrid el vehículo con la frase: "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo".
El autobús ha ido recorriendo diferentes ciudades españolas y en muchas de ellas ha sido rechazado por activistas LGTBI. Una semana después de la inmovilización en la capital, el grupo ultracatólico interpuso una denuncia contra Manuela Carmena,  contra la portavoz municipal, Rita Maestre, y contra el delegado de Seguridad, Javier Barbero,  que ha sido archivada por el juzgado este mismo martes.
Por su parte, Compromis ha preguntado al Gobierno por la multa que la UIP interpuso contra Fran Pardo cuestionando cuáles son los criterios para considerar que estaba "alterando la seguridad ciudadana". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario