jueves, 1 de junio de 2017

Las mentiras del fiscal general del Estado sobre la dimisión de Manuel Moix

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, acaba de anunciar la dimisión de Manuel Moix, el jefe más nefasto que nunca antes ha tenido la Fiscalía Anticorrupción. Lo ha hecho en una rueda de prensa sin preguntas, un formato pensado para evitar ratos incómodos al máximo responsable de la Fiscalía, que aún tiene muchas cosas que explicar. Ha sido breve pero intenso. En menos tiempo, es difícil mentir más.
José Manuel Maza: “He podido constatar de manera absoluta que no ha existido en su comportamiento ningún tipo de irregularidad o ilegalidad”
Falso. Desde luego es más que irregular lo que ha pasado esta semana con Manuel Moix. Primero  filtró la noticia al diario de Pedro J. Ramírez y evitó responder al periodista de Infolibre que había destapado la investigación. Después se enredó en una cadena de mentiras públicas. Dijo que no sabía nada de la sociedad offshore y era falso. Dijo que no sabía por qué sus padres habían recurrido a un paraíso fiscal y era falso. Dijo que no había cerrado la compañía en más de cinco años porque no podían afrontar los costes de disolución y también era falso. Dijo mentira tras mentira, probablemente porque él mismo era consciente del escándalo que supone tener un jefe anticorrupción con una empresa en un paraíso fiscal.
José Manuel Maza: “Ni siquiera, como algunos han dicho, el hecho de que pudiera existir algún tipo de incompatibilidad por ser titular de unas acciones de una sociedad meramente patrimonial”
Falso. Lo que contamos en eldiario.es –debemos de ser “algunos”– es que Moix ocultó a la inspección fiscal, el órgano que regula estas compatibilidades, que mantenía una empresa en un paraíso fiscal. Según las fuentes que hemos consultado, no está tan claro como asegura el fiscal general que esté permitida esa compatibilidad –hay quien dice que sí y quien dice que no–, pero el problema es que Manuel Moix ni siquiera permitió ese debate a la inspección porque nunca la informó.
José Manuel Maza: “Esta conducta que ha dado tanto que hablar es absolutamente regular”
Falso. No es normal ni regular que los Moix utilizasen una sociedad pantalla en Panamá para intentar no pagar al constructor que levantó el chalé familiar. Tampoco es normal que Moix mienta y diga que no sabía nada del tema hasta que heredó, cuando estuvo en el juicio donde sus padres intentaron colar que no sabían quiénes eran los verdaderos dueños de su empresa pantalla. Y es bastante impresentable que un fiscal, al heredar esta empresa, siendo consciente de por qué sus padres lo hicieron así, no disuelva de forma inmediata la sociedad y traiga a España la propiedad del chalé de Collado Villalba, aunque le cueste un 10% en impuestos que prefirió no pagar.
José Manuel Maza: “No había por tanto ni existen motivos a mi juicio para el cese del fiscal jefe de la Fiscalía contra la Corrupción y el delito organizado”
Falso. Claro que los había. El problema para el fiscal general del Estado es que son los mismos motivos por los que él mismo debería dimitir. José Manuel Maza también ha mentido en reiteradas ocasiones. Esta misma semana lo volvió a hacer, cuando negó conocer el caso panameño de Moix y después descubrimos que le había avisado el propio afectado el día antes. Y José Manuel Maza, al igual que Manuel Moix, también ha sido reprobado por la mayoría del Parlamento.
José Manuel Maza: “Creo además que otro argumento que se ha dado de la posible imagen de la institución a mi juicio debería ceder ante algo más importante que la imagen, que es el fondo de la institución. La fiscalía es una institución autónoma”
Falso. Ojalá fuese así. Pero decir que la Fiscalía española bajo el Gobierno de Mariano Rajoy es autónoma es tanto como creer que los niños vienen de París.
José Manuel Maza: "Moix ha presentado su dimisión por motivos personales"
Falso. No han sido motivos personales. Manuel Moix ha presentado su dimisión porque se ha quedado sin apoyos y porque sabía que si se encastillaba mucho más en el puesto podía poner aún más en riesgo su carrera, que ahora probablemente le llevará a la Fiscalía del Tribunal Supremo. Desde el momento en que le dio la espalda la Asociación de Fiscales –la mayoritaria en la Fiscalía, de perfil conservador, la única que hasta esta semana aún le apoyaba– , era evidente que no podía continuar.
José Manuel Maza: “La fiscalía no debe ser comprometida ni influenciada en sus decisiones por nada, solo por el cumplimiento ante la ley”.
Falso. Bien sabe el fiscal general hasta qué punto influye en sus decisiones lo que diga el Partido Popular. Y por eso la antecesora de José Manuel Maza, Consuelo Madrigal, no continuó en el puesto: porque se negó a nombrar a Manuel Moix, el fiscal preferido por los corruptos, al frente de la Fiscalía Anticorrupción.
José Manuel Maza: “No he podido convencerle de lo contrario, porque insisto en que creo que sería de justicia que siguiera ejerciendo el cargo que ha venido durante este breve tiempo ejerciendo a plena satisfacción”
Falso. En poco más de dos meses, Moix ha confirmado todas las sospechas que provocaba el nombramiento de un fiscal Anticorrupción al que el corrupto Ignacio González elogiaba como “muy profesional”. Ha intentado parar la investigación del Canal que afectaba a Alberto Ruiz-Gallardón.  Ha querido apartar a los fiscales que investigaban el 3% de Convergencia y los Pujol. Ha provocado un inédito motín en su fiscalía, que además perdió. Ha filtrado información bajo secreto de sumario. Ha  intentado parar escuchas telefónicas contra Ignacio González. Ha sido reprobado por el Parlamento y ha mentido sobre su sociedad familiar en Panamá.
Ha favorecido al PP desde el primer día hasta el último. Hoy mismo, horas antes de dimitir,  ha cargado en una entrevista contra la Guardia Civil por sus acusaciones contra Cristina Cifuentes.
José Manuel Maza: “Voy a convocar al Consejo Fiscal para elegir entre quienes concurran a dicho puesto a quien tenga mejores condiciones de mérito y capacidad”
Ojalá. Pero no fue el criterio del mérito y la capacidad el que siguió cuando nombró a Manuel Moix. De todos los candidatos que se presentaron en esa ocasión, él era el único sin experiencia alguna en la lucha contra la corrupción. Más bien al contrario: Moix era el fiscal  especialista en no ver delitos en todos los asuntos de corrupción que afectaban al PP y llegaban a la Fiscalía de Madrid. A pesar de ese expediente, Moix fue el que ganó.
José Manuel Maza: “Les pido por favor (a los periodistas) dejen trabajar a Anticorrupción con el necesario sosiego”
Y yo le pido al fiscal general del Estado que se lea el artículo 20 de la Constitución, donde se recoge el derecho de todos los españoles a recibir una información veraz. Quien ha dañado el sosiego y el prestigio de la Fiscalía Anticorrupción no han sido los periodistas por cumplir con su obligación: ha sido Manuel Moix y el fiscal general del Estado que le nombró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario