miércoles, 7 de junio de 2017

“¿Por qué es un delito ser solidario y luchar desde la no violencia por la dignidad de las personas?”

http://www.lacronicadelpajarito.es/region/por-que-es-un-delito-ser-solidario-y-luchar-desde-no-violencia-por-dignidad-personas

Es la pregunta que se hace el cura Joaquín Sánchez, que ha sido multado junto a otros activistas de la PAH en aplicación de la ‘Ley Mordaza’ por acompañar a una familia a un banco
El cura Joaquín Sánchez comunica a un anciano que no va a ser desahuciado (Foto: Carlos Trenor)
¿Por qué es un delito ser solidario y luchar desde la no violencia por la dignidad de las personas y las familias? Es la pregunta que lanza el cura Joaquín Sánchez, tras anunciar que ha sido multado con 300 euros, junto a otros activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Murcia, en aplicación de la conocida como ‘Ley Mordaza’.
Sánchez afirmó ayer lunes que “una vez más acompañar a una persona al banco para gestionar su hipoteca se ha convertido en un delito. Esta vez 300 euros de multa. Se nos ha sancionado por acompañar a una familia a Cajamar Bullas a reclamar una promesa: la condonación de su deuda para poder reiniciar su vida. Una solución digna que no se dio”.
El sacerdote explica que como permanecieron en la oficina bancarias más allá de las dos de la tarde (hora de cierre), la Justicia considera que hay una usurpación, aunque “nosotros consideramos que no la hubo. No hubo ninguna coacción y sólo fuimos a a acompañar a una familia”.
Joaquín Sánchez denuncia que “nuestros políticos gobernantes han dotado a los banqueros de herramientas para proteger desde la impunidad, inmunidad e inhumanidad su avaricia, codicia y violencia. Estas herramientas son la reforma del Código Penal y la Ley Mordaza, y ésta última es la que se nos aplican. ¿Es un delito ser solidario? ¿Es un delito luchar desde la no violencia por la dignidad de las personas y las familias? En cambio es legal desahuciar y destrozar vidas. Estamos preocupados y tenemos miedo, pero esto no nos a detener porque queremos una humanidad nueva. Seguimos luchando y acompañando a las familias a los bancos hasta que llegue una solución digna.
El cura insiste en cómo es posible que se sancione a personas que acompañan a familias para aliviar el sufrimiento humano, que eso se considere un delito y se penalice, y en cambio “la codicia, la avaricia y la ambición de los banqueros queda protegida desde la impunidad y la inhumanidad. Esa es la sociedad que estamos viviendo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario