jueves, 8 de junio de 2017

Un grupo de vecinos protesta en varias inmobiliarias de Barcelona por los precios del alquiler

Una cincuentena de vecinos, integrados en la Coordinadora por la Vivienda, han ocupado este martes tres inmobiliarias, en los barrios barceloneses de Poble Sec y Sants. La acción de protesta precede a la manifestación que el próximo sábado se celebrará en capital catalana con el lema "Barcelona no está en venda", organizada por los colectivos vecinales contra el aumento de precios de los alquileres.
Pasadas las cinco y media de la tarde, los vecinos han entrado en la oficina de una inmobiliaria situada en la Avenida Paral·lel cargados de enseres domésticos para "amueblar" las oficinas. Durante algo más de media hora, los vecinos han representado que se instalaban en los bajos de la oficina, ante la sorpresa de la única trabajadora que se encontraba en el local. 
Al cabo de unos minutos ha acudido ante el negocio una patrulla de los Mossos d'Esquadra, junto con el gerente de la inmobiliaria. Los agentes han reclamado que se desalojara la oficina, ante lo que uno de los portavoces de la asamblea vecinal ha comunicado que se trataba de una protesta contra el aumento de los precios de los alquileres y las "prácticas agresivas" que protagonizan las inmobiliarias en la ciudad.
"Acuden a las viviendas y preguntan si son los propietarios, si lo son, intentan seducirlos con rentas altas para que gestionarles las viviendas", ha asegurado Sergi, uno de los portavoces. Tras acordar con los Mossos d'Esquadra desalojar las oficinas, en la calle se mantenía una pancarta acompañada de un megáfono que informaba a los vecinos de la necesidad de acudir a la protesta del próximo sábado. "Nos están echando del barrio" advertía un joven tras la pancarta. 
La protesta se ha celebrado ante la atenta mirada de los curiosos que se han acercado para comentar casos particulares vividos con los promotores de la protesta. Entre los casos relatados, dos vecinos recordaban cómo, tiempo atrás, en el mismo lugar que hoy es la sucursal de la inmobiliaria ocupada se encontraba una conocida verdulería. U otro caso ocurrido un poco más allá, en el barrio de Sant Antoni, cuando unos vecinos que desistieron permanecer en su casa, adquirida por un fondo de inversión, tras una subida del alquiler de 300 euros. "El matrimonio se volvió al pueblo", han asegurado.
Protesta en una inmobiliaria ante la subida de los precios de alquiler
Protesta en una inmobiliaria ante la subida de los precios de alquiler
Sílvia, una de las portavoces de la asamblea de vecinos asegura que en el barrio del Poble Sec los precios de los alquileres han subido un 30%. Fruto de ello, calculan que cerca de un millar de vecinos se han visto forzados a abandonar el barrio en los últimos tres años. Según han comunicado los servicios sociales del distrito, el 60% de los usuarios piden ayuda a causa de problemas relacionados con la vivienda.
"Estamos en una situación de emergencia social", ha denunciado. "Señalamos como culpables a las inmobiliarias porque fuerzan los propietarios a subir el alquiler", asegura Sílvia, al tiempo que recuerda que este tipo de negocios, vinculados a fondo de inversión, "especulan con la posibilidad de subir los precios cada tres años al finalizar el contrato de alquiler".
La Coordinadora por la Vivienda considera que los alquileres no deben superar en ningún caso el 30% de la renta familiar y, según estimaciones que han hecho las propias asociaciones de barrio, situaría el precio por metro cuadrado en 8 euros. En esta zona, denuncia Sílvia, "actualmente el precio por metro cuadrado está entre los 15 y los 25 euros". En Barcelona se produce cada día 8 deshaucios, el 93% a causa del impago del alquiler, una tendencia que ha cambiado el impago de las hipotecas por los alquileres en muy poco tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario